Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Fiscal jefe de Licantén encabeza las diligencias

Investigan primer caso de “La Ballena Azul” en el Maule

Víctima de peligroso “juego” se trataría de una niña de 13 años, oriunda de la costera localidad de Iloca. Madre de la menor interpuso la denuncia a la PDI

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Abril 2017

LICANTÉN.- A través de diligencias que se están llevando a cabo “bajo estricta reserva”, detectives de diversas unidades de la Policía de Investigaciones (PDI) indagan el que sería el primer caso, en la Región del Maule, del denominado “juego” de “La Ballena Azul”, cuya víctima correspondería a una niña de 13 años, oriunda de la localidad de Iloca, en la comuna de Licantén.

La denuncia fue interpuesta el pasado viernes por la propia madre de la menor, lo que motivó el traslado hacia la costa de la provincia cabecera norte del Maule de personal de la Brigada de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme) de la PDI de Curicó.

Tras ello, la denuncia fue informada a la Fiscalía de Licantén, desde donde se decretó el desarrollo de diversas diligencias, sumando a miembros de la Brigada Investigadora del Cibercrimen Metropolitana de la propia PDI.

Según lo manifestado por el fiscal regional, Mauricio Richards, junto con la presencia del propio fiscal jefe de Licantén, José Alcaíno, se dispuso además el traslado hacia el litoral curicano de profesionales de la Unidad Regional de Atención a Víctimas y Testigos (Uravit), entre ellos un sicólogo, un asistente social y un abogado, quienes prestaron apoyo y orientación tanto a la propia menor como a su familia.

“Dada la naturaleza de los hechos, se ha dispuesto de la reserva de todas las diligencias que se han decretado”, subrayó Richards, recalcando que tal medida se justifica pensando en el “éxito” de la investigación en curso.

“Se recibió información de un ilícito de tales características, por lo que se concurrió al domicilio de los afectados. Desde ahí se están recabando todas las informaciones para poder determinar la existencia de delitos e identificar a eventuales partícipes o responsables de los mismos”, acotó.

 

DILIGENCIAS

Durante gran parte de la jornada de ayer, el fiscal a cargo del caso, José Alcaino estuvo presente en la localidad de Iloca, realizando “múltiples diligencias”, entre ellas, entrevistándose con la supuesta víctima y su familia.

“Los antecedentes que hemos recibido nos indican de que se trata de ese juego, pero lo que nos va a permitir confirmar o descartar aquello, son las averiguaciones que se están haciendo desde ayer (viernes). En una etapa como esta, tan preliminar, donde no han pasado ni siquiera 24 horas en que se recibió la información, todavía no es posible confirmarlo o descartarlo, sino que avanzar en la averiguaciones”, agregó el fiscal regional.

Debido a que se trata de una investigación de carácter “incipiente”, Richards recalcó que no sería exacto poder “aseverar o asegurar” que las diligencias en curso van encaminadas a poder dar con el paradero de los responsables tras el citado hecho.

“Todavía son testimonios los que se están recogiendo y el trabajo que tiene que hacer el equipo científico técnico de Cibercrimen es fundamental y eso demora algunos días, incluso cuando hay que hacer diligencias de tipo informático en el extranjero, pueden demorar semana y meses”, dijo.

ETAPA AVANZADA

Si bien por los canales oficiales no se han entregado mayores detalles del supuesto caso, de manera extraoficial trascendió que se trataría de una niña que habría alcanzado una “etapa avanzada” del denominado “juego”.

Al cierre de la presente edición, continuaba en curso una serie de procedimientos, a fin de poder identificar a la persona que estaría tras el peligroso “juego”, emitiendo la correspondiente invitación a participar del mismo, para de manera posterior cerciorarse del cumplimiento de las respectivas “órdenes”.

Cabe recordar que “La Ballena Azul” obliga a quienes participan (niños y adolescentes) a superar una serie de pruebas, en total 50, una por día, fenómeno que habría nacido en Rusia, extendiéndose por distintos rincones del planeta, a través de internet y redes sociales (como Facebook), o bien por mensajería de textos (WhatsApp), en algunos casos, con un desenlace fatal.

Varias de tales etapas implican que el “participante” deba realizar cortes en su cuerpo. A nivel nacional, ya existen varias denuncias vinculadas a tal actividad, dentro de las que ahora se suma la que proviene desde la localidad de Iloca.

Carlos Arias

Volver

Comentarios