Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Población Carlos González en la comuna de Maule

Joven de 26 años murió apuñalado y menor resultó lesionado grave

Fiscal de Talca y la PDI se constituyeron anoche en el sitio del suceso. Testigo clave dijo que fueron dos los autores de la salvaje agresión

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 16 de Mayo 2016

TALCA.- “Veníamos los tres hombres caminando. El finado iba con la señora y con la hija. De pronto ‘El Huaso\\' los queda mirando feo. Se dijeron ¡qué te pasa! y se agarraron a combos. Después fueron a cargarse a la casa con una cuchilla. Yo arranqué y sentí los puros gritos. Si me quedo, seguro que me matan a mí también”.

Con estas palabras, un testigo clave relató los graves hechos registrados anoche en la Población Carlos González, en la comuna de Maule. Allí, según antecedentes policiales, José Manuel Antonio Díaz Rojas, de 26 años y con antecedentes penales por riña, fue apuñalado, se desangró en la calle y murió camino al hospital de Talca.

Pero no fue la única víctima, ya que un menor de 17 años, de iniciales P.A.G.O. y con prontuario por el delito de porte de elementos para robar, también resultó lesionado con arma cortante. La salvaje agresión, según el testigo, fue protagonizada por dos sujetos que vivirían en la localidad rural de Colín, cercana al sitio del suceso.

 

“FUE DELANTE DE LA FAMILIA”

Otro dato de relevancia, según el mismo testigo, es que el menor sería cuñado del fallecido. “Lo apuñalaron delante de la familia. Yo me alcancé a correr. No hubo riña ni nada. Fue que ambos se cruzaron, se miraron feo y corrieron los combos. Y después al ‘Huaso\\' lo fueron a cargar. Entre ellos no se conocían”, agregó.

El fiscal de Talca, Ángel Ávila, se constituyó anoche en el sitio del suceso, acompañado por detectives de la Brigada de Homicidios (BH) y peritos del Laboratorio de Criminalística (Lacrim), ambos de la PDI. Así recogieron evidencias en dos domicilios y fijaron fotográficamente las huellas de sangre en la calle Manuel Larraín.

“Hay varios lugares que tienen manchas pardo rojizas. Hay que determinar a quién corresponden cada una de ellas. Efectivamente hubo un recorrido bastante importante que hicieron las dos víctimas, hasta que cae una y la otra logra pedir ayuda en una casa”, dijo. Al cierre de esta edición no había detenidos por estos hechos.

Volver

Comentarios