Martes, 24 de Abril de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Paula Díaz Ahumada

Joven talquina que pide eutanasia aún espera diagnóstico concreto de su enfermedad

El 13 de febrero se realizaron los últimos trámites para enviar el caso a diversos centros hospitalarios de Europa y determinar la causa de su constante dolor.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 17 de Abril 2018

TALCA.- Carpetas repletas de recetas médicas, referencias a especialistas, resultados de análisis y diagnósticos errados, siguen siendo el único respaldo de María Cecilia Ahumada, madre de Paula Díaz Ahumada, la joven talquina que presenta una enfermedad sin diagnóstico concreto que la mantiene en cama y padeciendo fuertes dolores en todo su cuerpo, al punto de llegar a solicitar la autorización para la práctica de la eutanasia.
La esperanza de la madre está puesta en el diagnóstico que le prometieron. Y es que la ultima gestión se realizó el 13 de febrero en Santiago, tras reunir todos los antecedentes médicos del caso de su hija con el fin de enviarlos a Europa y determinar un diagnóstico definitivo.
María Cecilia Ahumada asegura que “los médicos enviaron el historial de Paula al extranjero y estamos ansiosamente esperando alguna respuesta (…) Pero hasta el momento no hemos recibido ninguna noticia que nos certifique qué es lo que realmente tiene mi hija”.

SITUACIÓN ACTUAL
Paula Díaz, desde 2013, comenzó a padecer de manera progresiva daño neurológico, movimientos involuntarios, pérdida de consciencia, parálisis del nervio craneal y extremidades, epilepsia, inflamación del cerebro, encefalitis, convulsiones, dolor crónico y pérdida de control del esfínter, lo que provoca todos los días una reacción distinta en su cuerpo.
Es por esto que la lucha es a diario y, según cuenta su madre, una de las formas de aliviar sus dolores “es gracias a una de terapia con aceites para dolores reumáticos y también está con tratamiento paliativo”.
Agregó que “no ha sido nada fácil. Nadie dimensionó el nivel de gravedad de la enfermedad de Paula. Muchos, después de tantos años y de ver su condición, han venido pidiendo perdón. Yo soy una persona de mucha fe y nunca he bajado los brazos. Confío en que recibiendo el diagnóstico certero habrán más opciones para ayudar a calmar los dolores de mi hija que sufre tanto”, expresó la madre.

DECISIÓN
Sin duda una de las aristas más relevantes en este caso es la petición de Paula, quien debido a sus constantes dolores ha pedido en varias ocasiones la eutanasia.
“Es muy difícil. Su hermana decía que la apoyaba, que no quería verla sufrir tanto. A mí me costó asimilarlo, aún estoy trabajando para humanamente entenderla. Todos los días veo cómo sufre y me pide descanso, es en ese momento cuando pienso que es lo mejor para ella. En medio del agotamiento trato de que ella mantenga la esperanza. Mi fortaleza viene de Dios y de mis hijas. Yo creo que esta enfermedad nos desarmó, pero es Paula quien en todo este tiempo me ha armado y cambiado para mejor”, contó.

ESPERANZA
Cabe recordar que el 25 de febrero Paula Díaz recibió la primera comunión en manos de las hermanas del Hogar Madre del Buen Consejo, lo que entregó una luz de esperanza para María Cecilia, y hoy se preparan para un nuevo proceso de revisión de los médicos.
“Yo confío en que mientras el dolor vaya desapareciendo, esa idea (la eutanasia) de su mente y de su corazón también va a ir desapareciendo”, dijo la madre.
Asimismo, hizo un llamado público respecto a la consideración de la eutanasia en el caso de su hija. “Uno ve comentarios maliciosos y eso hace daño, eso lastima porque nadie sabe lo difícil que es, que tu hija está pidiendo algo tan terrible y estar en la incertidumbre de si apoyarla o no apoyarla sea lo correcto”, puntualizó.

María Paz Yáñez

Volver

Comentarios