Martes, 16 de Julio de 2019
Será el 30 de julio

Juzgado reprogramó audiencia contra el “Brujo de Licantén”

Periodista: Mauricio Poblete - Fecha de Edición: 11 de Julio 2019

Para fines de este mes quedó reprogramada la audiencia de preparación de juicio de oral en contra del imputado, José Navarro Labbé, más conocido como el “Brujo de Licantén”, quien en el verano del 2018 fuera sindicado como el autor de la sustracción de una menor de 11 años, quien luego de una intensa búsqueda fue encontrada por la PDI en poder de este individuo.

 

La audiencia estaba fijada para el mediodía de ayer, por lo cual, José Navarro fue trasladado por Gendarmería desde la cárcel de alta seguridad de Rancagua hasta el Juzgado de Garantía de Licantén. Allí fue acompañado de su abogado defensor privado, Jorge Arroyo, mientras que en representación del Ministerio Público acudió el fiscal, Andrés Gaete, con la idea de iniciar la preparación del juicio oral.

 

Sin embargo, una de las partes querellantes –vinculada a la víctima- había planteado una solicitud previa, fundada en una licencia médica que le impedía hoy (ayer) asistir a esta audiencia. “De esta manera, la suspensión estaba dentro de lo que podía acontecer”, dijo el fiscal Gaete, precisando que por ello el juzgado “determinó suspender la audiencia”. 

 

“La fiscalía está en condiciones de proceder a la preparación del juicio oral, pero –naturalmente- debemos adaptarnos a lo que el tribunal se sirva resolver”, agregó el persecutor. Por su parte, el abogado defensor confirmó que se fijó una nueva fecha para el 30 de julio.

 

Jorge Arroyo indicó que, en su opinión, todavía queda una diligencia pendiente, esto es, la reconstitución de los hechos, la cual fue solicitada hace unas dos semanas y que fue desestimada por la fiscalía y por el mismo juzgado. Ante ello, el defensor anunció que acudió a la Corte de apelaciones de Talca con un recurso de apelación que fue declarado admisible por el máximo tribunal regional.

 

“Una vez eso sea resuelto, veremos lo que va a pasar”, acotó. En tanto, respecto a José Navarro Labbé pesan formalizaciones de cargos criminales como presunto autor de los delitos de sustracción de menor, lesiones y abuso sexual, hechos que -según la investigación de la fiscalía- se habrían registrado en los siete días y ocho noches en que la niña estuvo desaparecida, en poder de este sujeto.

Volver