Lunes, 18 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Personas a favor de la identidad de género rechazaron la actividad

La controversial visita del “bus de la familia” en Talca

El intercambio de contrarias opiniones entre grupos cristianos y prodiversidad tensionaron el ambiente. Cuatro jóvenes quedaron detenidos por Carabineros.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 27 de Julio 2017

TALCA.- Tal como sucedió en otras regiones del país con el “bus de la libertad”, este miércoles, el “bus de la familia”, una iniciativa de la iglesia evangélica, también generó reacciones de la comunidad prodiversidad durante su visita a la ciudad de Talca.

Pasadas las 13.30 horas de ayer, el esperado bus color naranja se estacionó en las inmediaciones de la Plaza de Armas. Allí, un grupo de personas liderados por Pastores Cristianos aplaudieron su llegada.

“Tengo derecho a tener papá y mamá”, “A mis hijos los educo yo”, “Nacemos mujer XX y hombre XY”, “Aborto=Asesinato”, eran los mensajes que tenía el vehículo, el cual ha desarrollado su recorrido por el sur del país.

 

TENSIÓN

Para rechazar el mensaje del bus, jóvenes a favor de la identidad de género se acercaron hasta la plaza. Una línea de Carabineros dividía a los dos grupos para evitar enfrentamientos.

A un lado, se escuchaban consignas, cantos y hasta oraciones cristianas. En tanto, los jóvenes a favor de la diversidad gritaban sus consignas y mostraban sus alusivas pancartas momento marcado, incluso, por un beso entre dos mujeres.

La partida del bus se tornó en el momento más tenso del encuentro. Los jóvenes a favor de la diversidad bloquearon la calle 1 Norte para impedir su circulación. En tanto, el conductor maniobró para tomar otra vía.

La intervención de Carabineros en el despeje de la calle, generó enfrentamiento entre los jóvenes y los uniformados, dejando a cuatro manifestantes detenidos, quienes fueron dejados en libertad en horas de la tarde.

 

POSTURAS

ENCONTRADAS

Iván Araya, presidente del Consejo de Pastores de Talca, explicó que el mensaje del bus radica en exigir al Estado el respeto para las familias heterosexuales y la libertad en la educación de sus hijos.

“Nosotros traemos el mensaje de que queremos más familias y el Estado no se puede meter en el derecho a educar a nuestra familia. No nos pueden imponer una ideología”, dijo Araya.

A su voz, se sumó el pastor Marco Melo, presidente regional del partido Cristiano Ciudadano, quien instó a los jóvenes a respetar el mensaje del bus.

“Hoy día los políticos en Chile están legislando a espaldas de la ciudadanía. Las encuestan dicen que Chile no quiere matrimonio homosexual, no quiere aborto, no quiere ideología de género”, afirmó.

Pero, estas visiones fueron rechazadas por los jóvenes a favor de la ideología de género, quienes consideraron que la iniciativa arremete contra sus derechos y promueve la intolerancia a la diversidad sexual.

“Hay un error conceptual. Ellos creen que por el derecho a la libertad de opinión es válido. Pero, la libertad de expresión no protege aquellas opiniones que van en contra de la discriminación”, dijo Sebastián Corbalán, estudiante.

En tanto, Eliana Adams, presidenta de la federación de estudiantes de la Universidad de Talca, también manifestó su rechazo. “La gente como ellos dicen que la gente homosexual, bisexual, transexual no son normales, nos comparan con pedófilos. Quienes somos parte de esa comunidad queremos vivir con nuestra pareja tranquilos, pero para ellos es antinatural”, aseguró.

 

Wendy Lucena

MOVILH

Por medio de un comunicado, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual, pronunció su rechazo ante la visita del bus. “Las frases de este bus lo que están diciendo es que los niños y niñas no pueden tener dos padres o madres, además de negar la naturaleza de las personas transexuales. Igual de lamentable, es que levantan la falsa idea de que las parejas del mismo sexo están interfiriendo en la educación de los hijos de uniones heterosexuales”, cita el texto.

Gobierno

El seremi de Gobierno, Marco Villagra, consideró que el bus representa “un factor de división”. En cuanto a su visión para abordar ambas posturas dijo que, “hay que darle altura a los debates, hay que tener altura de miras para abordar los temas valóricos y no puede ser en estas instancias y menos para promover el enfrentamiento entre las personas”, afirmó.

Hugo Inarejo, pastor evangélico

“Cuando ellos hacen alguna manifestación nosotros no salimos a la calle a molestarlos, les permitimos que ellos se manifiesten porque en Chile se puede hacer tranquilamente. Pero ellos no permiten mostrar lo que nosotros creemos”.

Paula Cesher, joven artista

“Creo que como sociedad y en términos de diversidad sexual hemos evolucionado mucho como para que el día de hoy llegue el bus que diga ‘eso está mal’. Y que todo lo que hemos pensado y ayudado a las minorías sexuales es tirarlo hacia atrás”.

 

Volver

Comentarios