Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Este año no se han realizado procuramientos

La donación de órganos en la región está con diagnóstico “crítico”

Tres factores serían los que contribuyen a que no se logren avances en esta materia y que, por ende, no se efectúen trasplantes con donante cadáver.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 12 de Abril 2018

TALCA.- Según informó el equipo médico de Procuramiento del Hospital de Talca, en la Región del Maule han existido “potenciales donantes”, sin embargo, se trató de pacientes que no cumplían con los criterios de inclusión para ser donantes de órganos, por lo tanto, fueron descartados.
La enfermera coordinadora regional de Procuramiento, América Cornejo, explicó que “no hablamos con los familiares porque no cayeron en muerte encefálica, pero ahora se nos hará más complicado el tema de la donación de órganos porque desde fines del año pasado, Contraloría prohíbe que conversemos con los familiares de los que están registrados como No Donantes. Si antes era complejo para nosotros lograr procuramientos y salvar vidas de otras personas, ahora la situación es crítica”, manifestó.

 

DICTAMEN DE
CONTRALORÍA
“El procuramiento de órganos de personas inscritas en el Registro Nacional de No Donantes, la SUBREDES y los establecimientos de salud deberán respetar la información contenida en el Registro Nacional de No Donantes que mantiene el Servicio de Registro Civil e Identificación”, señala el dictamen de la Contraloría General de la República, añadiendo en otros párrafos que “la calidad de No Donante establecida en la citada (...) Ley 20.673 debe reflejarse en el Registro Único Nacional de No Donantes, y que además, dicha norma no contiene disposiciones que autoricen en modo alguno a que tal declaración pueda ser revertida por decisión de los deudos, por el equipo médico o por la Unidad de Procuramiento”.
Para la profesional, este escenario es complejo ya que antes de que se pronunciara el organismo fiscalizador, “entrábamos a hablar con las familias de los pacientes que eran No Donantes, pero ahora se deben descartar inmediatamente”.
Sin embargo, para el equipo médico de Procuramiento y Trasplantes del Hospital Regional de Talca esta normativa resulta “contradictoria”, ya que impide que se converse con los familiares de los No Donantes y eso se debe acatar, pero por otro lado “el Estado no está haciendo respetar la Ley de Donante Universal donde es donante de órganos el mayor de 18 años, salvo que indique su rechazo ante Notaría, porque al final la familia decide si dona o no los órganos del paciente y en la mayoría de los casos hay negativa familiar y no se respeta la voluntad de su deudo”, indicó Cornejo.

 

CONTRADICCIÓN
“O cumplimos la ley para todos o para ninguno. Entonces al final estamos protegiendo al No Donante, pero cuánto protegemos la decisión del que es donante y la familia se niega a donar. Lo que pasa es que muchos de esos pacientes que no son donantes pudieron haber cambiado de opinión en vida. Entonces, qué está haciendo el Estado o la Contraloría por los que sí son donantes y existe negativa familiar. Al final estamos poniendo la balanza hacia abajo”, criticó la coordinadora.
Cabe señalar que a nivel país, la negativa familiar alcanza el 51%. En la Región del Maule este índice supera el promedio nacional con un 53%.
“Yo quiero recalcar que nosotros respetamos a los No Donantes, no queremos hacer lo contrario a su decisión, pero así como respetamos a ellos, también que se respete a los que sí son donantes”, añadió.

 

REALIDAD
V/S
NECESIDAD
Según estadísticas regionales, el año pasado hubo nueve pacientes que cayeron en criterio de muerte encefálica; dos donantes de órganos; cuatro pacientes que no eran donantes en vida y tres pacientes que sí eran donantes y la familia dijo que no finalmente.
Esta situación no es ajena a la realidad país, ya que en la última década, la donación de órganos se había estancado en un promedio de 120 a 130 donantes efectivos por año, lo que corresponde a una tasa de 7 donantes por millón de personas, cifras que se encuentran por debajo de los países desarrollados, cuya tasa es de 25, mientras que el promedio latinoamericano es de 10 por millón de personas.

 

TRASPLANTE
El nefrólogo Gonzalo Díaz, jefe del Programa de Trasplantes del Hospital Regional de Talca, explicó que el trasplante de órganos es una terapia certificada como de “muy buena calidad para los enfermos que requieren el procedimiento. En la insuficiencia renal el mejor tratamiento es el trasplante renal; en la diabetes tipo 1 el mejor tratamiento es el trasplante de riñón-páncreas; en los pacientes con daño hepático crónico es el trasplante del hígado y en los pacientes cardiacos, el mejor tratamiento es el trasplante de corazón”.
Para poder trasplantar todos los órganos mencionados nateriormente, se requiere de un donante cadáver, excepto en el caso del riñón, ya que existe la alternativa donde un familiar se convierte en donante vivo, pero con la consecuencia que esta persona queda con un solo riñón funcionando.
Como una manera de potenciar la procura y el trasplante en la Región del Maule, se está formando un cirujano para ejecutar trasplante de riñón, riñón-páncreas y, eventualmente, el hígado, que dejaría al Hospital Regional de Talca, desde el punto de vista de la cirugía en sí, “en muy buena posición. Más un equipo que está en condiciones de manejar la parte de inmunosupresión, que es otra plarte del trasplante que también tiene sus especialidades. Entonces, lo único que falta son los donantes y nos falta también conocer por qué en Chile hay tasas tan bajas de donación. Hay países como España y Uruguay que están muy avanzados en donación de órganos ”, enfatizó el médico.

 

LISTA DE ESPERA
En la Región del Maule existe una lista de espera para trasplante renal que alcanza las mil 922 personas.
La nefróloga Patricia Carruyo se integró al equipo médico que trabaja en procuramiento y trasplante. La idea de su incorporación, así como de otros profesionales afines que se sumarán, es potenciar este trabajo que permite salvar vidas.
“El mensaje va dirigido a los deudos. Sabemos el dolor que pasan en ese momento, pero es importante saber que su familiar puede seguir viviendo en el cuerpo de otras personas y que le va a dar calidad de vida y que va a sanar a la otra gente. El trasplante es el tratamiento final para muchas personas. Se pueden salvar gracias a eso”, sostuvo la doctora.

Karin Lillo

Volver

Comentarios