Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
En fiesta de María Auxiliadora

La familia salesiana volvió a celebrar a su patrona en Talca

Como todos los años comenzaron con una multitudinaria procesión por las calles del centro, donde además hicieron eco de los grandes temas de la Iglesia Católica por estos días: la celebración del año de la Misericordia y la defensa de la vida del que está por nacer.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 23 de Mayo 2016

TALCA.- Como congregación católica, la Salesiana es una de las que más fuerza tiene en la ciudad de Talca. A través de sus colegios ha formado a generaciones de hombres y mujeres a los que –además de lo académico- se ha buscado inculcar la devoción por su patrona: la Virgen María Auxiliadora.

Ayer, como es tradicional, salieron a las calles de Talca a celebrarla en la tradicional procesión, que esta vez terminó en el gimnasio del Centro Educativo que se ubica en la calle 2 Sur.

Sus organizadores calculan que la asistencia llegó a unas 3 mil personas en la parte final, donde se coronó la celebración con una Misa.

Al respecto el rector del Colegio Salesianos, Reinaldo Castro, recordó que esta celebración, que siempre se procura efectuar cerca de los 24 de mayo, es muy importante para la familia salesiana. “Es recordarle a la comunidad talquina que la Virgen, como decía Don Bosco, lo ha hecho todo. Y a ella la veneramos y a través de ella llegamos a Jesús”, explicó.

Cabe precisar que el 24 de mayo es el día instituido por la Iglesia Católica para la celebración de María, en su carácter de auxiliadora de los cristianos. La imagen de María que hoy aparece en toda la iconografía es una obra artística del maestro italiano Tomás Lorenzone, quien la hizo bajo la idea que le dio Don Bosco.

 

MENSAJES ECLESIALES

En la procesión, junto con las alabanzas a la Madre de Dios, los sacerdotes de la Congregación que tomaron la palabra hicieron continua referencia al año de la Misericordia que celebra la Iglesia Católica este 2016. Se trata de un año jubilar en que se ha invitado a todos los fieles a acercarse a los santuarios que tienen “puerta de la misericordia” o a templos jubilares para recibir una indulgencia plenaria o perdón especial.

Otro tema que se pudo escuchar por los altavoces fue el de la defensa a la vida del que está por nacer, que es la forma en que los católicos denominan su oposición al aborto, y que en particular se ha esgrimido ante la Ley que despenaliza el aborto en tres causales que actualmente se tramita en el Congreso.

Al respecto Claudia Varas, funcionaria del Colegio Salesiano y organizadora de la procesión, explicó que “La Iglesia nos dice que la vida es lo más importante. Sí a la vida porque Jesús nos invita a vivir en abundancia. Y como familia salesiana nos adherimos a todo lo que nos invita el Papa, la Iglesia; pero fundamentalmente porque es una convicción para nosotros, sobre todo hoy día que estamos en un tiempo difícil porque nos están proponiendo desde el Gobierno aborto terapéutico, pero en realidad eso para nosotros no existe. Nosotros decimos sí a la vida siempre, incluso a la vida del niño que todavía no ha nacido”

 

FAMILIA SALESIANA

La congregación fue fundada por San Juan Bosco, y de ahí nace la rama masculina; y la madre María Mazzarello es la cofundadora, quien fundó a las hijas de María Auxiliadora. Se habla de una “familia salesiana” porque va más allá de los colegios de la congregación.

En el colegio Salesiano en las dos sedes son dos mil alumnos. En los colegios Santa Teresita, María Mazzarello y María Auxiliadora de Colín son unas 2 mil alumnas más.

“Entonces cuando hacemos esta procesión celebramos a la Virgen María Auxiliadora que es la madre de Don Bosco”, explica Claudia Varas en relación a la profunda devoción  que tenía este santo por esta advocación mariana en particular.

Además la Congregación tiene grupos asociados. Hay grupos de papás, de mamás, hay grupos de personas salesianas cooperadoras, hay familias dedicadas a la Virgen, etc.

Un matrimonio de apoderados muy comprometido es el de Freddy Quiroz y Pamela González, quienes llevan consigo desde siempre la devoción por esta advocación de María, ya que además son ex alumnos, él del Colegio Salesianos, y ella del colegio María Auxiliadora.

“Esta madre celestial que tenemos es a la que pedimos siempre intercesión para cuidar a nuestros hijos, como también por cierto a todos los niños del colegio. Cuando rezamos es para que nos ayude a cuidarlos a todos”, cuentan.

Daniela Bueno

 

Volver

Comentarios