Viernes, 21 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
El político californiano Zoltan Istvan habló del transhumanismo

“La inteligencia artifical será uno de los grandes negocios en el mundo”

Algunos de los científicos más importantes de Latinoamérica expusieron en el Congreso del Futuro.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 18 de Enero 2018

TALCA.- Nuevas ideas y avances tecnológicos para cambiar y hacer mejor el mundo, aportaron los expositores de la séptima versión del Congreso del Futuro, que en la Región del Maule se realizó en el Aula Magna del Espacio Bicentenario de la Universidad de Talca. En este lugar, prestigiosos científicos extranjeros y regionales plantearon sus propuestas y dialogaron con el público.
Uno de ellos fue el connotado matemático de la Universidad de California en Los Ángeles, y uno de los invitados principales del evento, Terence Tao.


Para el profesor Terence Tao, la ciencia se radica en “un ejercicio intelectual muy importante que hace que el universo no sea tan misterioso. Históricamente, siempre que nosotros aprendemos más sobre el universo, nosotros descubrimos más leyes de la ciencia y podemos entender más sobre las leyes que podemos usar en la tierra”, dijo.
En su conferencia, Tao explicó cómo las matemáticas han sido fundamentales en el desarrollo de la astronomía, desde tiempos en que no existían instrumentos que permitieran ayudar a la obtención de nuevo conocimiento en este ámbito.


Con estos ejemplos, buscó ilustrar que las matemáticas están presentes en todo el mundo de hoy. De igual modo, respecto a la enseñanza de esta asignatura en los colegios, opinó que los profesores suelen desmotivar a los alumnos porque les enseñan ejercicios que no tienen mucho significado. “Es como si te enseñaran música pero solo a tocar escalas musicales y no a disfrutar la música. Necesitamos profesores con una buena base matemática y hacer un buen ambiente de aprendizaje para los niños, exponerlos no solo a las bases de las matemáticas sino a la matemática aplicada, con charlas y exposiciones acerca de cómo las matemáticas son utilizadas en el mundo entero”, remarcó el científico.
De igual forma aseguró que es fundamental no ver a las matemáticas como un “monstruo”. “A muchos niños les dejan de gustar las matemáticas antes de ver lo mejor de ellas”, concluyó.

 

INTELIGENCIA ARTIFICAL
Otro de los expositores fue el periodista de la Universidad de Columbia y fundador del Partido Transhumanista, Zoltan Istva, quien apunta y cree que el futuro incluye una fusión de humanos con máquinas a través de software que nos permitan tener un acceso directo a la inteligencia artificial.

 

robots sociales
Istvan, por otra parte, cuestionó si estamos pasando las fronteras entre lo humano y lo robótico, y preguntó si las máquinas pueden llegar a ser consideradas seres vivientes. Además, declaró que debemos pensar cómo dar ingresos en un futuro donde los robots pasen a hacer todas las labores humanas mejor que las personas y se pierdan empleos. El político es partidario de una fusión de humanos y máquinas que difuminaría las fronteras entre ambos.

 

¿CESANTIA GLOBAL?
El periodista y político californiano duda que las personas quieran trabajar si hubiese máquinas que pudiesen reemplazarlas. Cree que llegará un momento en que se hará autoritario decidir si fusionarnos con máquinas y, en ese caso, planteó la pregunta de cómo cambiaría la necesidad de educación en un mundo en que los humanos tengan dispositivos y prótesis intracerebrales que nos conecten con la biblioteca más grande de la historia: internet.
“En 15 años la inteligencia artifical será uno de los grandes negocios en el mundo (...) y el 80% de los empleos estarán ocupados por robots”, explicó.
Por último, aseguró que ya se está trabajando en dispositivos tecnológicos tales como: corazón artificial u ojo robótico, los que permitirán ver gérmenes y dióxido de carbono, además de implantes de cerebro que servirán para combatir la depresión y pensar más de una cosa al mismo tiempo.

María Paz Yáñez

Volver

Comentarios