Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Terminó la angustia

La pequeña Emmelyn apareció sana y salva, cerrando una semana de tensa búsqueda

El presunto secuestrador se sintió amenazado, por lo que optó por entregarse tras una negociación con la PDI. Ayer fue trasladado al tribunal, y ella, la pequeña de 11 años, fue derivada al hospital de Curicó, donde se encuentra en buen estado y preventivamente internada.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 11 de Febrero 2018

CURICÓ.- A eso de las 03.00 de la madrugada de ayer comenzó a escribirse el desenlace de una semana llena de angustia en la comuna de Licantén, al interior de los cerros de la zona costa de la provincia de Curicó. A esa hora, personal de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones lograba dar con Emmilyn, pequeña de 11 años de edad que durante una semana estuvo en calidad de desaparecida y, presuntamente, secuestrada.
De paso, la policía sellaba una búsqueda frenética, que junto al hallazgo, sana y salva de la menor, permitía la captura del presunto secuestrador, José Manuel Navarro Labbé (31), quien al verse cercado y temeroso de ser linchado, optó por acudir a una hermana en busca de ayuda. Fue esta última quien finalmente facilitó su domicilio, en Licantén, para que fructificara cierto grado de negociación a través de la cual el sujeto accedió a entregarse.

 

CON FAMILIARES
La noche fue tensa, ya que en la tarde del viernes, tras 6 días de arduo rastreo, carabineros del GOPE avistaron a un sujeto, con características similares a Navarro, individuo que se dio a la fuga entre el bosque y quebradas en el sector Los Junquillos. Este episodio podría haber incidido en el ánimo del presunto secuestrador que en la noche, e inicios de la madrugada, siempre acompañado de Emmilyn, decide comunicarse con sus familiares.
Navarro le comenta a su hermana que temía por su vida, “que sentía miedo que la gente lo fuera a linchar”. En forma paralela, la Policía de Investigaciones y, específicamente la Brigada de Homicidios de Curicó, durante la semana, en las múltiples acciones de búsqueda, había realizado un trabajo de acercamiento hacia la familia de la niña, como hacia los cercanos de individuo, con domicilio en Licantén.

 

NEGOCIACIÓN
Esta última labor es la que abrió la puerta para que se produjese un contacto entre José Manuel Navarro y la policía. Fue cerca de las 03.30 de la madrugada que el presunto secuestrador y la niña se trasladan a casa de la hermana del individuo. A los minutos siguientes, los efectivos de la PDI y con certeza que allí estaban las personas más buscadas de Chile, arriban para asegurar a la pequeña Emmelyn y detener a Navarro.
“No hubo resistencia, él llegó al lugar junto a la menor, luego de un trabajo de un acercamiento y confianza que logró la Policía de Investigaciones con el grupo familiar, y a partir de eso se logró que en la madrugada de hoy (ayer) se registrara una comunicación, una negociación, en que se le asegura (a Navarro) su integridad física, esa fue la conversación que hubo con él”, que permitió dar con ambos, dijo el prefecto de la PDI, Mauricio Acuña.

 

HARINA TOSTADA
El policía añadió que la investigación continúa, aunque se ha logrado establecer en forma preliminar “que la niña siempre acompañó a esta persona y siempre, durante estos días en que estuvieron desaparecidos, permanecieron caminando en medio del bosque”, subsistiendo con agua, harina tostada y vegetación de los cerros, precisando que la probabilidad de una situación de tipo sexual, es aún parte de la investigación que sigue adelante.
De inmediato, ambos fueron trasladados a Curicó, inicialmente hasta el hospital de esta ciudad en donde se descartan lesiones y también se descartan grados de deshidratación, o falta de alimentación. La pequeña de 11 años, por precaución y nuevos exámenes médicos, es internada en este centro asistencial mientras que el individuo fue llevado hasta la unidad de la PDI, en donde durante la mañana fue interrogado por el fiscal regional Mauricio Richards.

 

NIÑA EN BUEN ESTADO
El director del hospital, Jorge Canteros, por su parte, ratificó el “buen estado de la niña”, añadiendo que “está siendo evaluada por el pediatra de turno, su estado es satisfactorio, luego tuvo contacto con su familia, con su madre y su padre, y se ha decidido que se le mantenga en observación hasta determinar la evolución que ha tenido; al momento solo muestra algunas erosiones y rasguños menores producto, tal vez, de la travesía que ella tuvo en estos días”.
Al ser consultado sobre la posibilidad de un abuso sexual, el facultativo afirmó que inicialmente “no hay evidencias externas que ello haya ocurrido”. En tanto, sobre el estado de José Manuel Navarro, Canteros indicó que éste “fue de inmediato dado de alta, ya que solo presenta erosiones menores –posiblemente- producidas por contacto con el terreno agreste”, acotó.

Mauricio Poblete

Volver

Comentarios