Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Pese a las denuncias de presiones por parte de sacerdotes

Laicos realizaron nueva velatón exigiendo la salida de los obispos de Talca y Linares

La manifestación se desarrolló en completa tranquilidad. También fue la oportunidad para solidarizar con el cura párroco de Villa Prat

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 27 de Mayo 2018

TALCA. -A pesar de las denuncias de presiones supuestamente ejercidas por parte de algunos sacerdotes, un numeroso grupo de laicos protagonizó ayer una nueva velatón frente a la catedral de esta ciudad, donde mostraron su apoyo a las víctimas de abusos sexuales en la Iglesia Católica y al párroco de Villa Prats, Sergio Díaz, además de exigir la salida de los obispos de Talca y Linares, Horacio Valenzuela y Tomislav Koljatic, respectivamente.
Gustavo Madrid, vocero de la Red Nacional de Laicos de Chile, declaró que esta manifestación es el primer paso para que los laicos se hagan responsables de su iglesia, para que dicha institución cambie “porque hay que limpiarla”, reafirmando la idea de insistir en la renuncia de los obispos para que se registre una verdadera transformación.
Los fieles, por su parte, insistieron que se trató de una manifestación de paz. “Esto no es una protesta, a pesar de la connotación por el dolor de las acciones de algunos obispos de la iglesia. Esto es una celebración, aquí no vamos a entrar al templo y tampoco vamos a violentar ninguna institución”, señaló un feligrés, ante las acusaciones de algunos sacerdotes de que la manifestación tendría expresiones de violencia.

“ENCUBRIMIENTO”
“Los sacerdotes de Talca no pueden caer en el encubrimiento”, aseveró el vocero de la congregación de laicos chilenos, al mismo tiempo que Bernardo Romero, fiel muy cercano al padre, Sergio Díaz, aseguró que lo dicho por el párroco de Villa Prats “es una verdad que conocen muchos sacerdotes, pero callan por temor”.
Dicho feligrés se convirtió en el vocero del párroco de Villa Prats, por encontrarse en la inauguración de una nueva familia con el nombre de Esperanza Viva de la Fazenda de Chile, donde se congregaron jóvenes recién rehabilitados.

CARTA PÚBLICA
Y es que entre los presentes imperaba la doctrina de que en el contexto actual, los laicos deben tener rol protagónico indispensable, alegando que los obispos todavía no se reúnen con los feligreses y que han tenido que enterarse por los medios de comunicación de los acontecimientos que han empañado al catolicismo chileno.
Dicho velatón fue el escenario propicio para que se diera a conocer el contenido de la carta dirigida a la opinión pública por parte de la Red de Comunidades de Laicas y Laicos de Chile.
Allí se manifiesta que “claramente el encuentro con el Papa Francisco remeció los cimientos de la jerarquía de la iglesia chilena, generando mucha ansiedad y buscando responsables de semejante descalabro”.

RENUNCIAS
Al mismo tiempo el documento manifiesta la confianza de estos feligreses en que el Papa Francisco aceptará las “renuncias” de los obispos de Talca y Linares, todo ello para el bien de la Iglesia Católica.
La misiva de la congregación de laicos chilenos también hace ver su preocupación respecto a las declaraciones formuladas por el sacerdote, Sergio Díaz, en particular, porque el Nuncio, Ivo Scapolo, supuestamente no recibiera las victimas que el sacerdote llevó para ser acogidas y reparadas por los abusos cometidos por un clérigo.
Cabe recordar que la Nunciatura desmintió esta versión del párroco de Villa Prat. También lo hizo el obispo de Linares.

VÍCTIMAS OLVIDADAS
En tal sentido, Miguel Benavides, del movimiento de encuentros matrimoniales, aseguró que ninguno de los presentes cree en las palabras del Nuncio Apostólico, quién niega tener conocimientos de la denuncia del Párroco de Villa Prats, al mismo tiempo que mostraron su apoyo incondicional al padre Díaz.
Los manifestantes, a las puertas de la catedral talquina, también oraron por las víctimas, tal y como lo expresó Ignacio Dueñas, ministro de la iglesia, quien pidió al señor por ellos.
“En realidad son las victimas más olvidadas, porque al final todo gira alrededor de los obispos y las victimas parece que no existen. Es terrible lo que sufre una persona que fue abusada en su niñez y eso, sin embargo, queda impune. ¿Quién paga por eso?”, afirmó.

Michel Echavarría

Volver

Comentarios