Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Pro aborto y pro vida

Las dos visiones tras la luz verde otorgada por el TC a la despenalización del aborto

Tras el rechazo del Tribunal Constitucional a los requerimientos presentados en contra de la ley que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, la iniciativa que ya fue aprobada en el Congreso está en condiciones de promulgarse como ley.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 22 de Agosto 2017

TALCA.- Ayer se recibió el fallo del Tribunal Constitucional que rechazó los requerimientos de inconstitucionalidad presentados respecto de normas del proyecto de ley que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en casos de riesgo vital de la madre; en que el embrión o feto padezca alteraciones estructurales congénitas o genéticas incompatibles con la vida extrauterina; y cuando sea producto de una violación, con el cual la iniciativa presentada por el Gobierno queda en condiciones de promulgarse como ley.

Ante este escenario, Cristina Valenzuela, a nombre de la Red Colaborativa Matria Fecunda de la Región del Maule, “nosotras tenemos una posición favorable a este proyecto desde sus inicios, por toda la trayectoria que ha seguido de tener que pasar tantas barreras en el trámite legislativo y que fundamentalmente defiende la dignidad de las mujeres como un rasgo inviolable. Sobre todo el respeto que debe tener la sociedad a la mujer y el Estado a sus derechos humanos”.

Agregó que “si bien este proyecto es un logro, es un mínimo ético respecto a que las mujeres tenemos autonomía reproductiva para poder decidir sobre todo en estos tres casos que regula el proyecto y que son bien extremos. En general, en el mundo de las organizaciones feministas había confianza en el proyecto, sobre todo porque contaba con el apoyo de la opinión pública, había pasado la barrera del poder legislativo, etc.”.

Para la dirigente, este es el restablecimiento de un derecho que tenían las mujeres en muchas décadas, “donde el aborto reguló muchas barreras sanitarias por la mortalidad materna que era muy elevada en esos años”.

 

PRO VIDA

Patricia Gonnelle, abogada de la Coordinación Legislativa de Chile es Vida, agrupación que contempla la mayoría de las ONG pro vida del país, por su lado señaló que “es un día muy triste para la mujer. “La despenalización del aborto no es ley mientras no se firme por la Presidenta y esa ley no se puede aplicar mientras no exista un ordenamiento del Ministerio de Salud. Es un día muy triste también para los niños por nacer porque hoy día se interpretó la Constitución de tal manera que se le otorga a la madre un derecho sobre el niño que está por nacer para poder terminar con su vida y ese niño no está siendo considerado como sujeto de derecho o como objeto de protección por lo tanto es terrible y se ha dado un fallo sorprendente y las organizaciones pro vida seguiremos haciendo la pega que siempre se ha hecho”, indicó la profesional.

Añadió que reforzarán sus gestiones desinteresadas hacia la mujer y la protección del niño que está por nacer, haciendo un reforzamiento importante en el acompañamiento de la persona, porque asegura “no todas quieren abortar y con esto se está forzando la situación”.

 

SENADOR

En cuanto se dio a conocer la noticia de que el Tribunal Constitucional había rechazado los dos requerimientos presentados por Chile Vamos con el que buscaban frenar la promulgación del proyecto que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales: riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación, las reacciones no se hicieron esperar. Quien fue enérgico en dar a conocer su postura fue el senador por la región, Juan Antonio Coloma, quien manifestó que “hoy era un día triste para Chile”.

El parlamentario enfatizó que “permitir que el derecho a la vida se relativice, que hoy día valga menos, que hoy día se pueda derogar  en tres causales específicas, que el aborto pase a ser legal no puede ser un motivo de alegría. Creo que es un día de desilusión, con el fallo 6 a 4 en contra del Tribunal Constitucional, desde mi perspectiva las presiones políticas y de gobierno fueron muy mala influencia. Seguiré luchando por la vida, por el derecho del que está por nacer, que no nos silencien las voces de reclamo y yo creo que hoy es de esos días que se recordarán negativamente, por uno, por sus hijos, por la familia y por todos los que vienen”, finalizó.

 

IGLESIA

La Conferencia Episcopal afirmó en tanto, que la sociedad entera es la que pierde al legalizarse el aborto en Chile. Al mismo tiempo, los obispos anuncian que la Iglesia redoblará esfuerzos para seguir acompañando a las mujeres que viven situaciones límite en su embarazo, a las que deciden continuar con él y a las que piensan que el aborto es una solución.

El Dr. Jorge Becker, ginecólogo obstetra fue uno de los encargados de representar a los opositores a esta iniciativa del Gobierno, dando como argumento su experiencia como médico especialista en la materia.

“No va resolver nada y creará problemas de salud física y mental, además de los costos económicos tremendos que tiene, quedando otras patologías de lado por enfrentar esta ley. Qué se puede hacer, la respuesta es simple, la primera causal está regulada por el Ministerio de Salud, y frente a la segunda y tercera causal, lo mejor que se le puede ofrecer a una persona cuando tiene un problema en la vida, es acompañarla y no decirle usted decida y alguien va a acatar lo que diga, sobre todo cuando esa decisión implica la muerte de un hijo”, concluyó.

 

Karin Lillo

Volver

Comentarios