Martes, 25 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Rector nacional de la U. Santo Tomás:

“Las instituciones tienen que invertir en mejorar su calidad, porque si no se van quedando fuera del sistema”

Jaime Vatter dijo que el hecho de que Chile sea el segundo país en la OCDE con aranceles más altos en educación superior debe verse en su contexto. Argumentó, desestimando lo que dijo la subsecretaria de Educación, que las universidades sí han invertido en beneficio de sus estudiantes

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 15 de Septiembre 2017

TALCA.- De visita en la región para inaugurar la tercera etapa del campus CAR de la sede Talca de la Universidad Santo Tomás, el rector nacional de esta casa de estudios superiores, Jaime Vatter –quien también es presidente de la Corporación de Universidades Privadas (CUP)- se refirió al dato que arrojó un reciente estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que establece que Chile es uno de los países pertenecientes a esta organización con aranceles más altos en el sistema de educación superior.

Indicó que, pese a no haber tenido tiempo de revisar el informe en detalle, su primer análisis a priori es que “los aranceles en Chile pueden ser más caros porque una buena parte de la educación -no solamente la educación de pregrado, sino también el posgrado- se financia a través de los aranceles que pagan los alumnos, a diferencia de otros países en que hay aportes también directos para las otras funciones, especialmente, esto para las instituciones privadas como la nuestra que no tenemos aportes estatales. Por lo tanto, creo que tenemos que mirar con cuidado esos datos para poder hacer la comparación adecuada”.

Pese a ello reconoció que “es un dato que sí sabemos y conocemos desde antes, que en Chile la educación sí es relativamente cara. Ahora, hay que ver bien qué tipo de carreras son, el mix de carreras influye. Hay muchas cosas que analizar”.

 

POSIBLES

EXPLICACIONES

El día miércoles en tanto, la subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, se refirió también a este estudio, y como consigna el sitio Emol, su interpretación se basa en dos factores. El primero –dijo- una desregulación del sistema educativo, a partir de lo cual estas casas de estudio “fueron decidiendo libremente el crecimiento de esos aranceles de la misma forma en que se fueron incrementando los recursos públicos”.

“Por lo tanto, no necesariamente la inyección de becas se tradujo en un 100% en beneficio estudiantil, (sino que) ha empujado a que los aranceles vayan creciendo”, concluyó.

Al respecto, Jaime Vatter coincidió también en que a partir de la falta de regulación que ha existido por mucho tiempo, “uno pudiera decir que eso es un elemento que juega a favor de estos mayores aranceles”.

“Pero también lo que ocurre acá es que muchas universidades financian sus actividades a través de los aranceles, lo cual también puede ser algo injusto”, precisó.

Finalmente, sobre la última parte de lo dicho por la subsecretaria opinó que “es bastante discutible”. Y tomando como ejemplo la inversión que ayer le correspondió inaugurar planteó que “las instituciones tienen que invertir en mejorar su calidad, porque si no se van quedando fuera del sistema, van perdiendo su calidad, van perdiendo su aceptación por parte de los alumnos, o pueden perder acreditación”.

“Entonces –continuó- la verdad es que hoy día hay muchos incentivos y mucha regulación también que obliga a las instituciones a invertir bastante fuerte. Las mismas exigencias de la acreditación, que son regulaciones obviamente, apuntan en esa dirección”.

 

 

Tercera etapa del campus CAR

Lo que se inauguró el día de ayer en el campus CAR es su tercera etapa. Se trata de un edificio de 220 metros cuadrados que alberga salas de clases, biblioteca, sala de estudio, laboratorios de computación, de fonoaudiología y oficinas para los académicos. A ello se sumó un nuevo casino.

El campus CAR comenzó su construcción en el 2009. Actualmente la infraestructura alberga a 1600 estudiantes de ocho carreras. Seis de la universidad y dos del Centro de Formación Técnica.

 

Daniela Bueno

Volver

Comentarios