Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
$40 millones, como mínimo, puede costar el financiamiento de un candidato a diputado

Las ‘lucas’ para la campaña electoral, el desafío para los partidos nuevos

Basados en la Ley 19.884 sobre la Transparencia, Límite y Control del Gasto Electoral, el Servel establece un monto máximo para cada candidatura en la región.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 29 de Agosto 2017

TALCA.- Hacer llegar las ideas, los rostros y los nombres a la ciudadanía para conquistar un voto representa para los partidos políticos el reto para los próximos días. Un estimado mínimo de gasto electoral, supera los 10 millones de pesos para candidatos a consejeros regionales (core), 40 millones de pesos las campañas a diputados y sobre 100 millones de pesos los postulantes al Senado.

Los números pueden exceder esta estimación, dependiendo de los aportes personales y recaudaciones pero no podrán ser mayores de lo establecido en la Ley 19.884 sobre el Gasto Electoral.

Una publicación oficial del Servicio Electoral especifica las cifras topes de cada postulante en la región. Los core por Cauquenes no podrán superar los 23 millones 333 mil 916 pesos; por Linares el monto máximo es 69 millones 806 mil 783 pesos; 85 millones 969 mil 840 pesos para la provincia de Talca; y la cifra límite en Curicó es 68 millones 464 mil 468 pesos.

Para el caso de los aspirantes a diputados, los que postulan por el distrito 17 (Maule Norte) no deberán superar los 237 millones 804 mil 861 pesos. En tanto, los candidatos por el distrito 18 (Maule Sur), se tienen que limitar a 134 millones 476 mil 579 pesos. La cifra límite para los postulantes al Senado corresponde a 342 millones 61 mil 972 pesos.

 

RECURSOS LÍMITADOS

La realidad financiera en los partidos nuevos que apuestan sus fichas en la región es bastante austera. En el caso del Frente Amplio, la principal vía será el autofinanciamiento, acompañado de la campaña “Pesito a pesito”, que financia a su candidata presidencial, según lo informó Manuel Yánez, vocero provisional de la coalición en la región.

“Actualmente una candidatura a diputado sale en 60 millones de pesos. Eso es impensable para las candidaturas del Frente Amplio. Evidentemente asumimos que nuestra campaña va a ser austera”, detalló.

A estos mecanismos de financiamiento también se sumará el aporte de los partidos legalmente constituidos en la región, como el Partido Humanista y Revolución Democrática. Otro mecanismo a recurrir será el desarrollo de actividades de financiamiento como cenas y bingos.

A este último mecanismo se adhiere el Partido PAÍS. “Estamos apostando al financiamiento personal, lo que puedan aportar los colaboradores en la cuenta que abre el Servel y estamos pensando en hacer cenas, bingos para los mismos partidarios”, señaló Viviana Martínez, presidenta regional.

Otro partido nuevo que figura en la región es el Partido Ciudadanos, quienes apuestan a los montos que cada candidatura pueda levantar. Según lo explicado por Álvaro Arrieta, consejero nacional, el presupuesto para un candidato a diputado no debiera superar los 20 millones de pesos.

El apoyo del partido hacia las campañas radicará básicamente en logística, manejo de redes sociales y papelería. “Nosotros tenemos muy poco tiempo de vida y no hemos participado en ninguna elección anterior. Por lo tanto, no tenemos tampoco grandes caudales que nos llegue dese las arcas públicas como sí a los partidos tradicionales”, aseveró.

 

RESPALDO DE PARTIDOS

La apuesta de los partidos tradicionales para las campañas tiene dos bases fundamentales: el respaldo financiero de los partidos y el alto conocimiento de las fichas.

“Los aportes electorales van muy acompañados de los niveles de apoyo que tiene cada candidato. Cuando un candidato tiene mucho apoyo normalmente tiene muchos aportes, porque los que aportan al final son los electores que por algún motivo creen en la idea del candidato”, explicó Felipe Donoso, presidente regional de la UDI.

A ello, se suma el aporte desde los partidos a sus figuras, que, en el caso de la UDI, estará acompañado del adelanto fiscal y los fondos que reúne la bancada. 

La realidad financiera en la izquierda tradicional, al menos en el Partido Socialista, se basa tanto en el aporte de la colectividad, que podrá estar en 20% de lo que pueda costar la campaña, como el aporte personal del postulante.

“Lo que hace el partido es hacer un aporte como partido a cada candidato que tiene que ver con el nivel al que está aspirando. Son aportes no tan cuantiosos. Al final, los que terminan financiando sus campañas es el candidato en base a su aporte”, señala Salvador Concha, presidente regional del PS.

Wendy Lucena

 

Volver

Comentarios