Viernes, 21 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Test se efectúa en Cesfam Julio Contardo

Las mujeres entre 25 y 64 años no se están realizando el Papanicolau

Los controles generales debiesen ser anuales para las mujeres, con el fin de educar sobre estilos de vida saludable.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Noviembre 2017

TALCA.- El Centro de Salud Familiar Julio Contardo realizó un llamado a las mujeres entre 24 y 64 años para que acudan al establecimiento de atención primaria de salud, a realizarse el Papanicolau (PAP), un test que debieran hacerse anualmente o como mínimo cada tres años las mujeres, ya que detecta el cáncer cérvico-uterino, el que debe ser confirmado con una biopsia.

El tema es que eso es en teoría, ya que en la práctica las mujeres no se lo están realizando. La directora del Cesfam Julio Contardo, doctora Mirza Véliz, manifestó en este sentido que “como centro de salud estamos bien preocupados porque el cáncer cervico-uterino es la segunda causa de muerte en mujeres de 20 a 44 años. Como Salud Pública, desde la década de los 90, se instauró la estrategia de hacer pesquisa para prevenir un posible futuro cáncer y ese es el Papanicolau y es ahí donde queremos hacer el llamado porque no están viniendo”.

 

CAMPAÑA CONSTANTE

Este escaso interés se traduce en que de cada 100 mujeres, 80 deberían realizarse el PAP, pero solo 40 efectivamente lo cumplen. Lejos de bajar los brazos, en el Cesfam hacen puerta a puerta, convocan y educan a las mujeres. Pero, acota la profesional, hay ciertos mitos respecto a este tema. “Dicen que les da miedo, que les va a doler y no acuden al centro de salud. Como esto es para prevenir, simplemente no tienen síntomas y no consultan. Están abiertas las puertas, necesitamos que se vengan a hacer el PAP, porque si se pesquisa a tiempo la enfermedad, no hay dificultad”, sostuvo.

Para que efectivamente las mujeres vayan a tomarse el test, la directora del centro de salud indicó que las puertas están abiertas todo el día y el examen dura aproximadamente 15 minutos. “El PAP es indoloro, gratuito y las matronas están dispuestas a tomárselo en el horario que vengan las mujeres, no es necesario que reserven hora”, aclaró la directora.

 

MATRONA

Cecilia Cohello, matrona del centro de atención primaria, explicó que el PAP es una muestra que se toma desde el cuello uterino, específicamente es un barrido de células. Una vez tomada la muestra, esta se fija, sigue un proceso de trazabilidad en el centro de salud y es enviada al Laboratorio de Citopatología del Hospital Regional de Talca. La toma de muestra de PAP está enmarcada dentro de las patologías Auge, por lo que existen plazos y se debe cumplir ese periodo que está garantizado por ley. El plazo para enviar la muestra es de 10 días y la recepción del resultado debe ser en un máximo de 30 días.

La profesional señaló que en el caso de que algún PAP salga alterado, “la usuaria está protegida por el Auge y nosotros tenemos la obligación de hacer la referencia a la Unidad de Patología Cervical del Hospital Regional de Talca, en donde se le va a dar el diagnóstico definitivo y si el PAP está alterado y hay presencia de cáncer al cuello del útero, se le va hacer el tratamiento y el posterior seguimiento”.

 

OTROS EXÁMENES

La mamografía y ecografía mamaria es recomendable desde los 40 años en adelante, de forma anual o antes en caso de haber antecedentes de cáncer de mama en familiares de primer grado, es decir, madre o hermana.

También están las ecografías, estudios hormonales y densitometrías óseas. Existen exámenes complementarios que resultan muy importantes, una vez que un especialista los considera pertinentes.

La ecografía transvaginal, por ejemplo, es uno de ellos y se realiza cuando hay síntomas sospechosos de patología uterina u ovárica, tales como dolor pélvico, sangrado uterino anormal y/o hallazgos en el tacto ginecológico.

Por último, existen los estudios hormonales específicos, que permiten descartar patologías crecientes, como síndrome metabólico y ovario poliquístico, asociadas a factores de riesgo como sobrepeso u obesidad.

Finalmente, la densitometría ósea resulta clave para pacientes postmenopáusicas, incluyendo las menopausias tempranas o precoces, que presentan riesgo de osteoporosis.

 

responsabilidades

Constantemente las mujeres son elogiadas por tener muchísimas responsabilidades, pero hay algo que suelen posponer y no priorizar: sus controles ginecológicos. Es tal la importancia, por el hecho de que pueden evitar enfermedades oncológicas, que actualmente están en alza, tales como el cáncer cérvico-uterino, patología por la cual mueren dos mujeres al día en Chile, ya que es la más frecuente entre los 35 y 54 años de edad.

No obstante, se estima que en el futuro la frecuencia de este cáncer se reduzca significativamente en la población que se vacunó contra el Virus Papiloma Humano (VPH), lo que no significa que se excluyan los controles de rutina con el PAP.

Cabe señalar que para prevenir este tipo de cáncer, el Minsal a través de su Plan Nacional de Inmunizaciones, implementó  a partir del 2014, la vacunación contra VPH en las niñas de cuarto y quinto básico, de todos los establecimientos educacionales del país.

 

Karin Lillo

Volver

Comentarios