Martes, 17 de Julio de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Detalló los 35 minutos de agresión sufrida

Las revelaciones del carabinero golpeado por banda de narcotraficantes

El juicio tendrá las declaraciones de los últimos testigos durante la presente jornada y mañana se podría entregar el veredicto

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Enero 2017

TALCA.- Una hora estuvo declarando el cabo primero de Carabineros de la Tercera Comisaría de Talca, Guillermo López, entregando los detalles de las tensas horas cuando estuvo en poder de una banda de narcotraficantes donde fue golpeado reiteradamente por, supuestamente, tener una relación con la esposa del líder del grupo delictual.

Entre los principales agresores el funcionario policial  nombró a José Díaz y a Benjamín Díaz, esposo e hijo respectivamente de Karina Viñals.

En su declaración, el cabo precisó que “a principios del mes de marzo en circunstancias que  me encontraba trabajando en el segundo turno  de acompañante del sargento Farías, al llegar a la Alameda con 4 Norte sorprendimos un vehículo que venía a alta velocidad, el cual interceptamos en la Avenida Cancha Rayada donde procedimos a la fiscalización de un joven, el cual era acompañado por otro. Le solicitamos su licencia, cédula de identidad y la documentación del vehículo donde él manifestó que  no lo tenía. Ante eso, le manifestamos que procederíamos a retirarle el vehículo y a cursar la infracción. Él procedió a efectuar un llamado a una persona. Llegó su madre, la cual posteriormente efectuó un llamado telefónico contactándose con el capitán de Carabineros Carlos Fernández, el cual me manifestó si era posible darle las facilidades debido a que conocía a la señora (Karina Viñals) y a su hijo (Benjamín Díaz), ante tal petición le dimos las facilidades del caso”.

Fue en esa oportunidad donde según la declaración del el cabo López, Viñals le entregó su número telefónico manifestándole que se lo daba ante cualquier cosa que pudiera ocurrir. “Pasado una hora le envié un mensaje -a Viñals- para saber si había llegado bien  y se terminó la comunicación esa jornada. Días después, procedimos a conversar  nuevamente en donde ella me manifestó que su marido era celoso y agresivo, lo cual le dije que disculpara y cortamos la comunicación nuevamente”. Conversaciones que siempre se mantenían vía Whatsapp.

En su declaración el funcionario policial señaló que “el día 27 de marzo volvimos a conversar, por Whatsapp; ella me hace la invitación a su casa donde concurrí terminado mi servicio. Al llegar, me estacioné fuera de su inmueble, le mandé un mensaje que había llegado. Al ingresar al domicilio ella se encontraba en la puerta del inmueble; al ingresar un metro me cierra la puerta y me manifiesta que está su cónyuge. Ante tal situación, su marido me propinó un golpe en la nariz y caí sentado en un sillón, y posteriormente salieron cuatro individuos más  donde  me propinaron más golpes”.

El cabo primero comentó que cada vez que le pegaban le ponían su propia polera en el rostro y que subían el volumen de la radio para que no pudiera pedir ayuda.

 

“ME HICIERON GRABAR UN VIDEO”

El cabo López en su declaración detalló que “me hicieron grabar un video, diciendo que yo era un asqueroso, que me había metido con su señora -la esposa de José Díaz, el líder de la banda- que me habían pillado acostado con ella. Después del video me llamó mi señora la cual sintió unos ruidos y sintió que estaba en complicaciones y procedió a cortar. Luego el hijo de la señora me quitó el teléfono llamó a mi señora y le dijo que yo era un chancho de mierda que estaba acostado con su mamá en la cama”.

El funcionario policial explicó que después de eso “me volvieron a pegar en diferentes partes del cuerpo, después me hicieron lavarme la cara en la cocina, me sentaron en el sillón y me dijeron que si yo decía algo me iban a matar y que le iban a hacer algo a mi familia. Luego me pegaron patadas en diferentes partes del cuerpo y me sacaron del inmueble”.

Las agresiones al interior del domicilio se extendieron por alrededor de 35 minutos, recibiendo golpes de puños y pies. Agresiones que constató luego de irse de ese domicilio.

 

DEFENSA DE LOS IMPUTADOS

Roberto Díaz, abogado defensor de los imputados José Díaz, Karina Viñals, Benjamín Díaz y Sebastián Moreno, comentó que “nosotros lo que venimos solicitando en primer lugar  es la absolución respecto de los delitos de asociación ilícita y secuestro.  Mis representados, salvo Karina Viñals, han reconocido el tráfico de droga y, por lo tanto, lo que vamos a solicitar es  que se apliquen las penas mínimas  respecto al delito de tráfico”.

El abogado explicó que “el tema del secuestro lo descartamos porque creemos que no hay pruebas  suficientes aportadas por el Ministerio Público para demostrarlo así. Por lo menos,  lo que hay hasta este momento del avance del juicio son declaraciones en las cuales no queda en evidencia  de que hubo algún tipo de retención  al interior del hogar y, al no haber retención, no se cumplen los requisitos establecidos  en la ley por secuestro. Por lo tanto, no hay secuestro”.

 

Juan Carlos Arenas

 

Volver

Comentarios