Sábado, 16 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Abordan la homofobia y la libertad de pensamiento

Las visiones de la ideología de género

El conferencista argentino Agustín Laje y el presidente regional del Movilh, doctor Hernando Durán, plantean sus opuestas posturas sobre la ideología de género, sus alcances y desafíos.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 09 de Julio 2017

Agustín Laje

“La izquierda se reacomodó a los tiempos con arreglo a nuevas luchas y máscaras. Una de ellas y una de las más importantes que estamos viendo en América Latina con toda su fuerza es la ideología de género”.

TALCA.- Durante su visita a Chile, el escritor y conferencista argentino Agustín Laje, da cuenta de su postura ante la ideología de género, planteada en su libro “El libro negro de la nueva izquierda”. Desde su visión, la ideología de género está al servicio de la izquierda para fines políticos, una situación que derivada en mayor control del Estado y coarta la libertad de quienes no están a favor de la diversidad.

No tiene que ver con una guerra de guerrillas estilo Che Guevara o con un golpe de palacio estilo Revolución Rusa. Tiene que ver con ir carcomiendo los fundamentos morales y culturales de una sociedad, para de esa manera poder empezar a generar cambios políticos. La idea de vamos a presentar una contradicción en la sociedad que sea politizable como fue en algún momento la cuestión de la clase obrera contra la clase burguesa”, señala.

 

De ser así, ¿cómo afecta a la sociedad?

“Básicamente te diría en la libertad. Se quiere empezar a regular la sexualidad a través de un falaz discurso de liberación, el cual nos hace cada vez más súbditos del poder estatal. Hoy en día, nuestros niños están sometidos a una visión completamente anticientífica de la sexualidad, producto de un rehén de la ideología de género que diagrama un programa de estudio para que se insertado en la cabeza de los niños. ¿Qué tiene que hacer la escuela inyectando ideología de género en la cabeza de los niños? En España un profesor que se niegue a enseñar ideología de género puede tener pena hasta de cárcel y hay ejemplos muchos más radicales, que tiene que ver con países donde la ideología de género opera desde hace décadas”.

 

Entonces, ¿cuál debiera ser la postura ante la diversidad?

“Conciencia, la sexualidad es una cuestión científica. En la medida que podemos conocer nuestro cuerpo humano en términos sexuales. Lo que la ideología de género nos propone justamente al politizar la sexualidad es a desconocer nuestro cuerpo natural. Cuando se habla del cambio de sexo es una frase completamente anticientífica nadie puede cambiar el sexo. Para cambiar el sexo tendrías que modificar la estructura cromosómica del cuerpo. El sexo no está vinculado simplemente con lo que uno tiene entre las piernas.  Yo no voy a pedir una ley que prohíba la homosexualidad, todo lo contrario yo creo que los homosexuales tienen que vivir su intimidad en el marco de la paz, la seguridad, el respeto, etc. Ahora bien, eso no es lo que estamos viviendo ahora el lobby LGTB, no está respondiendo a los intereses de la homosexualidad”.

 

¿Hay un límite entre no estar de acuerdo con la diversidad y la homofobia?

“Yo creo que hoy vivimos en una tiranía del pensamiento único. Uno tiene que hablar conforme a aquello que puede y debe ser dicho y tienen que silenciar opiniones. Yo estoy muy seguro que la mayoría de las personas en general no piensa muy distinto a mí. Porque ahora se supone que si uno no está de acuerdo con la ideología de género entonces es homofóbico. ¿Existe la homofobia? Por supuesto que no. No está catalogada por ningún manual de psiquiatría. Es un término político que patologiza a quien piensa distinto”.

Hernando Durán

“Yo no tengo una visión tan cerrada de pensar que el movimiento representa o está manejado por un ala de la política. Es muy abierto, en el sentido de que es inclusivo, incluye a las diferentes personas con sus propias ideologías”.

TALCA.-Conocido por su liderazgo en las luchas del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), el doctor Hernando Durán, presidente regional del movimiento, describe la ideología de género como inclusiva y lejana a ideales políticos.

“Yo soy de derecha y personas que participan conmigo también son de derecha y hay personas de izquierda, en realidad el movimiento no tiene por qué tener un partido político. La orientación sexual es independiente de la política. Yo creo que hay partidos que apoyan hay otros que no tiene esa cercanía. En realidad, yo creo que en Chile nosotros no nos creamos al alero de ningún partido político. Al contrario, nos creamos como personas que queríamos hacer algo importante para la ciudad y para la región”, dijo.

A su juicio, en los tiempos modernos cada día hay muchas más personas que se demuestran a favor de la ideología de género y aceptan a la diversidad sexual.

 

¿Enseñar ideología de género en las escuelas coarta la libertad

“Tenemos que pensar que la libertad es de todas las personas y los niños también tienen que tener dentro de todo el derecho de conocer los diferentes ámbitos de la vida. En el colegio en la televisión, en la comunidad se hablan a de estos temas, que mejor que los conozcan y lo conozcan desde muy pequeño, que sepan muy bien las cosas y así no van a tener problemas en el futuro.

Más que la libertad del papa decir, “no a mi hijo no quiero que le digan nada”. Yo creo que también hay que pensar en el derecho que tienen las personas del recibir la información que hoy día está disponible en el mundo.”

 

Desde la ciencia, ¿cómo es vista la diversidad?

“La diversidad ha sido muy estudiada durante muchos años. Se ha buscado desde la genética, se han hecho estudios entre hermanos que son gemelos y que uno es homosexual y el otro no.

Se ha estudiado demasiado a lo largo del tiempo, si es que uno nace se hace y uno de los elementos importantes es que salió de los libros de la medicina que la homosexualidad era una enfermedad”.

 

¿No estar de acuerdo con la diversidad es ser homofóbico?

“La diferencia está en que cuando hablamos de fobia, la homofobia, o la transfobia es generar un odio hacia las otras personas simplemente por tener una orientación sexual. Hay personas que odian la orientación sexual, pero también hay muchas personas que pueden no estar de acuerdo o no querer a las personas homosexuales pero no quiere decir que estén enfermos o que sean homofóbicos. Igual ellos al no estar de acuerdo, corresponden que respeten al resto de la gente. No todo el mundo que no quiera a un gay tiene que ser homofóbico, hay personas que a lo mejor no lo quieren y no hacen absolutamente nada. Muchas veces, los que son homofóbicos demuestran su homofobia a través de la ira, la rabia, las agresiones, el maltrato, los comentarios.

No es necesario que todos estén de acuerdo, lo único que necesitamos es que no nos tratemos mal, al contrario, que nos tratemos bien”.

 

Volver

Comentarios