Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Se exceptúan vehículos de cabina simple y transporte público

Ley para sillas de retención inicia con firmeza

Desde la Tenencia de Carabineros “La Florida”, el capitán Carlos Sepúlveda y Patricia Miranda, seremi de Transporte y Telecomunicaciones, invitaron al cumplimiento de la ley, que tiene importantes sanciones

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 18 de Marzo 2017

TALCA.- Entre algunas críticas y apoyos de la comunidad este viernes finalmente entró en vigencia la Ley 20.904 que rige el sistema de retención infantil en los vehículos particulares. Una norma que busca resguardar la integridad de los infantes, quienes según explican las autoridades tienen un mayor grado de exposición en los accidentes de tránsito.

Una silla de retención deberá ser usada ahora para niños y niñas menores de nueve años, y tendrá que ser sujetada en el asiento trasero del vehículo. Superada esta edad los infantes podrán ocupar el asiento de atrás sólo con cinturón de seguridad.

Contrario a otros casos, esta vez la aplicación de la norma no tendrá un periodo de marcha blanca antes del curso de infracciones. En caso de faltas, las multas serán implementadas de inmediato.

Las sanciones oscilan entre 1,5 a 3 UTM, es decir, entre 66 mil a 132 mil pesos, o la suspensión de licencia entre 5 a 45 días dependiendo de la gravedad. Así lo aseguró, Patricia Miranda, seremi de Transporte y Telecomunicaciones.

Para la elección de la silla, las autoridades recomiendan adquirir aquellas que estén certificadas con un sello amarillo, por cumplir con la norma Europea y Norteamericana de seguridad. Sin embargo, está permitido el uso y comercialización de sillas no certificadas.

 

BUSCAR ALTERNATIVAS

El número de niños menores de nueve años en una familia ha causado interrogantes, al entenderse que los autos particulares tienen capacidad máxima para dos sillas, una variable que pareciera no haber sido considerada del todo.

Al ser consultada, la representante ministerial en la región recomienda a las familias buscar una alternativa que se adapte a ellos y así poder cumplir la normativa. “La idea es que tomen conciencia y proteger a nuestros niños para que no sufran un accidente. En mi caso tengo tres niñas y tuve que cambiar mi auto por uno más antiguo, pero con tres plazas”, detalla.

 

¿UN GASTO O

UNA INVERSIÓN?

Una silla para autos oscila entre 50 mil pesos hasta 200 mil pesos, depende el modelo y calidad, un costo que podría duplicarse o triplicarse en algunos casos de familias grandes.

Un monto que representa un porcentaje considerable de un ingreso familiar, al menos en las regiones, y en las familias de estratos inferiores.

Sin embargo, al consultarse a algunos conductores, coinciden en que esta adquisición pasa de un gasto a ser una inversión, si se piensa en el bienestar de los infantes y el valor de sus vidas. “Evalúen que cuesta más la silla o la vida de sus hijos, yo compre una por 94 ‘lucas\' hace unos dos años atrás”, explica Mauricio Bravo, uno de los consultados.

 

EXCEPCIONES DE LA LEY

El capitán Carlos Sepúlveda Vivanco, jefe de la SIAT Talca, explica que los vehículos de cabina simple y transporte público quedan exceptuados de esta ley.  Esta consideración es tomada dado que el 70% de las muertes por accidentes de tránsito ocurren en autos particulares.

“Según estudios que se hicieron para el Ministerio de Transporte, se cuantificó que los niños se exponen más en la parte delantera, es un tema que ha sido comprobado en países europeos”, detalla el funcionario.

 

Wendy Lucena

 

Milton Flores

“Estoy de acuerdo con esta ley, porque hay que resguardar a los niños, quienes en caso de accidente salen como una bala.  Yo tengo un niño de año y medio y ya le tenía silla comprada”.

 

 

Francisca Bustamante

“Hay que privilegiar a los niños y comprarles su silla, es por su seguridad.  Yo me fijé por la ley y según la edad de mi hija me correspondía comprar una silla”.

Volver

Comentarios