Martes, 25 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Se trata de terapias millonarias, pero que reciben gratuitamente

Ley Ricarte Soto mejora la calidad de vida de 125 pacientes maulinos

Los beneficiarios son todas las personas que tienen previsión. Esto es cotizantes de Isapres, Fonasa, Fuerzas Armadas y de Orden.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Junio 2018

TALCA.- “Llevo 27 años pinchándome hasta 10 veces al día. Desde el año cuatro meses que fui diagnosticada con diabetes tipo 1. Este es un gran avance y es mejor calidad de vida, ya no correré riesgos de hipoglicemia. Ahora podré dormir mejor, porque era típico que en la madrugada estoy con hipoglicemia y eso igual es riesgoso y esta bomba me evitaría eso”, manifestó feliz Constanza Suárez Bernales de 28 años, quien ayer recibió de manos del equipo de salud del Hospital Regional de Talca (HRT), la bomba de insulina con sensor, beneficio que otorga la Ley 20.850, más conocida como Ley Ricarte Soto.
Para Constanza habría sido muy complejo adquirir por su cuenta el moderno aparato, ya que en el mercado fluctúa entre los 5 y los 10 millones de pesos.
“En vez de comprarme un auto, por ejemplo, tendría que haberme comprado la bomba y en muchas cuotas (ríe). Les digo que tengan mucha paciencia los pacientes que están postulando, porque esto ya está llegando”, comentó la joven, ya que es la primera paciente de esta patología que recibe la bomba de insulina con sensor.
Ahora Constanza ve con más optimismo su futuro y solo le resta encontrar trabajo de Nutricionista, título que obtuvo hace un mes.

COBERTURA
Según explicó el químico farmacéutico, Roberto Silva, quien es el encargado y referente de la ley en el HRT, de las 18 patologías poco frecuentes que cubre la Ley 20.850, en la región se brinda tratamiento y/o medicamentos para 12.
“El año 2015 se promulgó esta ley. A partir de eso, nosotros como somos hospital regional nos acreditamos, o sea, demostramos que podemos hacernos cargo de estos pacientes, es decir, desde los exámenes de laboratorio, los especialistas y otros requisitos más que nos va solicitando el Minsal”, explicó el profesional.
En la región existen 125 pacientes y el grueso de beneficiarios está en la patología de cáncer de mama y se le entrega terapia.
Silva sostuvo que el “médico especialista le informa al paciente de la sospecha de la patología poco frecuente, y de que es un potencial beneficiario porque no es que el médico lo postule y automáticamente recibe tratamiente, sino que hay que certificar ciertas condicionantes clínicas. Por ejemplo, Constanza es una paciente diabética tipo 1, pero nosotros tenemos muchos pacientes tipo 1, pero ella cumple con la característica de la inestabilidad en cuanto a su glicemia”.

APOYO QUE
CAMBIA VIDAS
Teresa Muñoz, como supervisora del Centro de Atención Ambulatoria, encargada del perfil de gestor de casos dentro del HRT y enfermera clínica para el registro de las prestaciones, ha sido testigo del gran cambio que se produce en las vidas de los pacientes con enfermedades poco frecuentes cuando resultan beneficiarios de la Ley Ricarte Soto.
“Esta ley nos ha permitido sensibilizar a la población, sobre todo a nuestros funcionarios porque la realidad de estos usuarios es muy distinta. Si hablamos del costo de los medicamentos, las terapias mínimo tienen un costo de 400 mil pesos que puede ser mensual o cada 15 días”, indicó la profesional.
Como se van incorporando cada cierto tiempo nuevas “enfermedades raras” a la ley y nuevos usuarios al centro de referencia, regional, la idea es acoger a los pacientes, orientarlos pero también educarlos, hasta abodarlos de manera integral.
“Desde que comenzamos acá, hemos tenido pacientes de isapres, derivados de las clínicas y la verdad es que los usuarios están muy contentos porque se cumple el objetivo de entregar sus terapias, de mantener sus tratamientos, de hacer un seguimiento a la enfermedad y uno ve que es muy beneficioso para ellos”, señaló la enfermera.

“EL CASO MÁS
GRAVE DEL PAÍS”
“Nosotros también atendemos a la paciente que tiene la enfermedad más grave del país. Es una menor de Romeral, que tiene un angioedema hereditario y aparte tiene un desorden en el proceso de coagulación de la sangre, entonces cuando hace crisis, aparte de inflamarse alguna parte de su cuerpo, sangra, tiene hemorragia. El caso de ella es bien impactante visualmente, pero ahora afortunadamente tiene solución”, explicó Roberto Silva.
Gracias a la ley, ella porta su terapia y si tiene una crisis, se puede dirigir a cualquier centro de salud, en cualquier parte de la región, y como urgencia, se le inyecta el inhibidor de la enzima que frena la coagulación. El HRT después le repone la terapia para actuar en otra crisis.
La madre de la menor, Valeria Rojas, indicó respecto a este beneficio que “este ha sido un proceso súper largo, hemos tenido que luchar harto, pero gracias a Dios hemos llegado a la meta porque la enfermedad de mi hija es muy compleja, tiene más bajos que altos. Nosotros vivíamos el minuto a minuto, es algo atroz que no se lo doy a nadie. Esto ahora es algo maravilloso”.
Karin Lillo

Volver

Comentarios