Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
La administración informó que aún no ha iniciado el plan de marketing

Los logros y desafíos del Crece a un mes de su puesta en marcha

Los ambulantes muestran su satisfacción por las comodidades de sus locales en comparación con la calle. Sin embargo, algunos se han visto afectados por la caída de las ventas.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 02 de Marzo 2018

TALCA.- Hace un mes, luego de una tensa jornada de apertura marcada por la resistencia de un grupo de ambulantes, el Centro Regional de Comerciantes y Emprendedores (Crece) finalmente abrió sus puertas acogiendo a los vendedores informales del centro talquino.
Ayer jueves, en un recorrido por las instalaciones del también conocido “mall de los ambulantes”, las versiones de los comerciantes muestran una coincidencia en la satisfacción por las comodidades que significó para ellos dejar las calles e instalarse en un local, aunque en muchos también coinciden la preocupación por la caída de las ventas.

 

TESTIMONIOS
“Yo lo menos que vendía eran 30 mil pesos, pero aquí me gano dos mil pesos, no tengo ni para comer en el día”, aseguró María Alarcón, una comerciante de 79 años. Para ella, la comodidad de trabajar en un local es gratificante, pero la caída de sus ventas opaca este beneficio. “Aquí está todo bien, pero en ganancia no hay nada, el problema es las ventas”, enfatizó.
Para Rodolfo Meza, presidente del sindicato “El despertar”, en tanto, ha habido un paulatino repunte de las ventas, pero reconoció que hay una importante debilidad en estrategias de publicidad para el centro.
“Hay mucha gente todavía que no sabe que estamos acá. Hasta el momento cero publicidad aparte de las palomas que han puesto, que son pocas. Se nos prometió una publicidad para que la gente acuda acá y hasta el momento no se ha visto nada”, dijo.
Desde su pequeña oficina, al fondo de su local, la comerciante María Loyola, reconoce que el nivel de ventas no es igual que en la calle, pero confía que el panorama mejorará. “Yo creo que con el tiempo nos puede ir bien, porque esta bonito y llama la atención”, dijo.
A su juicio, el establecimiento se merece “un siete”. “Uno viene levanta la cortina y punto, estoy muy agradecida”, dijo.
Otro comerciante que también mostró su satisfacción por el traslado al Crece fue Alberto Núñez, quien destacó el servicio de atención brindada a su esposa por la oficina de paramédico del establecimiento. “Mi señora se enfermó el otro día y la atendieron muy bien”, dijo.
Las caídas de las ventas también les han afectado, según explicó, sin embargo, para él destaca haber dejado la calle.
“Hay que tener una mirada más futurista, a uno la edad no lo va a acompañar mucho con el tiempo y eso también es bueno tener una comodidad”, aseguró.

 

ADMINISTRACIÓN DEL MALL
Transcurrido un primer mes, para la administración del mall el balance es positivo, según explicó el administrador Leonardo González. La primera tarea de este período ha estado enfocada en la capacitación de los comerciantes, por ejemplo, en el ámbito tributario.
Consultado sobre el plan de marketing y publicidad para el establecimiento, el administrador aseguró que este aún no está en marcha.
“Una vez que estén todos los locales funcionando, una vez que se inaugure, se empieza a realizar el plan de marketing”, indicó.

 

ALCALDE
Sobre la operatividad de los locales, se refirió el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, quien aseguró que 70 de 155 locales están funcionando. “Creemos que se debe a que mucha gente está de vacaciones o esta trabajando en otros lugares, eso ocurría con el comercio informal cuando estaba en las calles y ya en marzo retomaban sus funciones”, explicó.
Asimismo, aseguró que para que los comerciantes mitiguen esta primera etapa de funcionamiento a algunos se las ha permitido instalarse algunos días en la plaza Cienfuegos y a los fruteros se les permite trabajar en ferias itinerantes.
Más allá, de la realidad en el mall, el edil también dio cuenta de la recuperación de los espacios públicos, específicamente las veredas, un proyecto que ha tomado forma posterior al traslado de los ambulantes.


Wendy Lucena
/Karin Lillo

Volver

Comentarios