Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Desde varios flancos

Los temores que se abren en la familia de Emmelyn

Dicen tener miedo a las represalias de la familia de José Navarro, y de la influencia que éste pudo haber ejercido en la niña. La solicitud de su tuición de parte del padre y la posibilidad de intervención del Sename completan un panorama que se les aparece gris.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 12 de Febrero 2018

LICANTÉN.- A un día de la aparición en buenas condiciones generales de Emmelyn Canales, su familia dice estar más tranquila, pero también porque a excepción de su madre y hermano que están en Curicó donde a la niña se la mantiene internada en la unidad de Pediatría del Hospital de esa ciudad, el resto de su extensa familia vuelven a estar solos en la aislada casa de rincón de Quelmen, Licantén, a la que se llega tras varias vueltas por callejones de tierra.
Sin personal de búsqueda, sin efectivos de la policía, sin prensa; se mantienen al margen cuando llega al lugar diario El Centro. Solo se acercan la abuela materna de la menor, Norma Herrera; Marcos Vidal, el tío que mantuvo mayormente el enlace con los medios en días anteriores; y el abuelo de la niña, a quien éste conmina a retirarse cuando comienza a hablar del presunto captor, recordándole el acuerdo de que él hablará por todos.

 

TEMORES
Sin embargo, según señala la abuela, tampoco esperan una situación igual a la que existía previo a la odisea que han vivido como familia. Le preocupa, dice, una posible “venganza” de la familia de José Navarro.
“Con todo lo que pasó, tenemos ‘julepe\' de que nos vayan a mandar a la familia acá”, dice.
Para Norma este hombre representa lo peor. “Incluso creo que lo vieron en las copas de los árboles buscando alimento. Es como un animal”, dice.
En cambio para el tío de la menor, Marcos Vidal, la preocupación va por otro lado: el curso que tomen las acciones judiciales que involucran a Navarro, donde aún no está claro si la figura que puede configurarse es sustracción de menores o secuestro.
Entre las cosas que plantea Vidal es que le parece extraño que Navarro se haya mostrado interesado en que la niña declare en el juicio. “Porque la tiene engañada”, dice.
De esta forma se van abriendo paso temores sobre el futuro, temores que también toman otras aristas desde que el padre de la niña manifestó el sábado que tenía la intención de pedir su tuición. Mientras que por otro lado desde el Servicio Nacional de Menores (Sename) se evaluará que la niña sea ingresada a un centro de protección (ver recuadro).

 

“ME DESPERTABA DESCONFIANZA”
La abuela de Emmelyn asegura que José Navarro se había acercado antes a la niña, haciendo gala de sus supuestos poderes sobrenaturales.
“Siempre con la mentira, con el engaño, diciendo que la niña tenía ‘un don\', por la familia Canales, por su padre, y no, la niña no tenía nada”.
Todo ello, dice, le despertaba desconfianza, más aún porque había escuchado cosas de él.
“Sabía cosas que le hacía a su familia también. Amenazas, violaciones de las hermanas, pero siempre lo negaba. Pero ahora se descubrió todo”, dice.
Por todo ello también teme la influencia que podría haber ejercido sobre la niña. “Yo creo que le tienen dicho que no diga lo que le pasó”, comenta.

Daniela Bueno

Volver

Comentarios