Sábado, 16 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Fue trasladado a hospital de menor complejidad

Madre cuestiona procedimiento con bebé que tiene grave malformación

Aaron Albornoz González tiene poco más de 40 días de vida y desde que nació ha estado internado ya que parte de su cerebro se desarrolló como una protuberancia atrás del cráneo

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Julio 2016

TALCA.- El encefalocele es un tipo de defecto del tubo neural (DTN) poco frecuente presente desde el nacimiento (congénito) y afecta el encéfalo (formado por el cerebro, el cerebelo y el tallo cerebral). Cuenta con un pronóstico de poco tiempo de sobrevivencia, pero para Bernarda González, eso no es tema y pide que su hijo Aaron Albornoz de 40 días de vida, sea nuevamente trasladado al Hospital Regional de Talca donde sí puede recibir todos los cuidados que corresponden a la condición del menor.

La mujer, angustiada por la salud de su pequeño que nació con esta malformación, reclamó que el pasado lunes 18 de julio “la doctora Vanessa Uzcategui del Hospital Regional de Talca me dijo en un tono discriminatorio que mi bebé sería trasladado al Hospital de San Javier porque necesitaban un cupo para un niño prematuro. Pero yo vivo en el campo, tengo que caminar cuatro kilómetros para tomar locomoción y llegar a Talca, y llegan y trasladan, sin estar yo de acuerdo, a mi guagua a San Javier, donde sé que no tienen las condiciones clínicas, ni las máquinas para mantenerlo con vida como corresponde. Es más, allá mismo en San Javier me dijeron que el bebé no podía quedarse porque no tienen los recursos para su estado”.

Agregó la mujer que “con qué criterio el Hospital Regional de Talca se desliga de mi hijo, si yo sé que él tiene pocas probabilidades de que vida, pero respira, se alimenta. Como que siento que lo abandonaron a su suerte y tengo entendido que en los Derechos del Niño, ellos tienen derecho a recibir una atención médica como corresponde”.

Apuntó que “de un rato para otro me avisaron que lo trasladarían y cuando llamaba al Hospital de San Javier me dijeron que no se podía quedar allá y que lo habían devuelto a Talca. Llamaba a Talca y me decían que igual se iba a San Javier. Eso no es trato. Quiero sentar un precedente con esto, que los niños que no tienen viabilidad son dejados a su suerte al final, siendo que necesitan de máquinas para respirar, para regular su temperatura”.

Bernarda explicó finalmente que durante esta jornada, habría una solución para su hijo, quien está internado en el recinto de San Javier.

 

  Hospital

Consultado por este caso, el Hospital Regional de Talca indicó que se referirá al procedimiento durante la presente jornada.

 

Volver

Comentarios