Viernes, 21 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos cubiertos con lluvia debil
Frente a su domicilio en Alemania

Manifestación de familiares de desaparecidos contra Harmut Hopp

Medio centenar de personas llegó hasta residencia del médico y le entregaron carta en la que le exigen “un gesto de humanidad”.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 18 de Junio 2018

BERLIN.- Familiares de los desaparecidos en Colonia Dignidad, centro de operaciones de una secta dirigida por Paul Schäfer, han viajado a Alemania para reclamar justicia y exigir el esclarecimiento de los crímenes cometidos en ese asentamiento alemán en Chile
En Krefeld, en el oeste de Alemania, medio centenar de personas se manifestaron frente a la vivienda del médico de Colonia Dignidad Hartmut Hopp, prófugo de la justicia chilena, y le instaron a que rompa su silencio para poder “recuperar la identidad” de todos los desaparecidos en ese enclave.
En una carta dirigida a Hopp, la coordinadora de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de la Región del Maule durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), Myrna Troncoso, le pidió un “gesto de humanidad” para poder hacer el duelo que como familiares tienen “pendiente hace 45 años”.
“Sabemos que usted, como mano derecha de Paul Schäfer -responsable del enclave- y uno de los principales líderes de la Colonia Dignidad, cuenta con información clave para esclarecer los atroces crímenes cometidos contra nuestros amados familiares”, apeló Troncoso a Hopp en su misiva, depositada en su buzón al fracasar el intento de entregársela en mano.
Entre 1961 y 2005, en Colonia Dignidad unas 300 personas que siguieron a Schäfer de Alemania a Chile fueron sometidos a trabajos forzados, castigos y manipulación mental, a lo que se suman los abusos sexuales cometidos contra menores.
Colonia Dignidad sirvió además de centro de torturas de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía secreta de Pinochet, y se estima que más de cien opositores al régimen fueron asesinados en el recinto y constan todavía hoy como desaparecidos.
En declaraciones telefónicas a Efe, Troncoso afirmó que “es parte de la justicia conocer la verdad de lo que pasó”.
“Y si bien es cierto que ya nada se puede reparar a estas alturas de la vida”, sí que puede “traer tranquilidad” a los familiares y permitirles “hacer el proceso de duelo” que no han hecho, algo en lo que nadie repara y que les ha creado “un problema psicológico muy grave”, argumentó.
Entre los participantes en la “funa” (protesta) estaban, además de Troncoso y otra familiar de un detenido desaparecido, un ex colono del asentamiento alemán, que en un discurso ante los presentes pidió perdón por los crímenes y asesinatos cometidos en Colonia Dignidad, explicó a Efe Jan Stehle, politólogo del Centro de Investigación y Documentación Chile-América Latina de Berlín.
“Fue bastante emotivo”, dijo del discurso, al tiempo que señaló que este ex colono, encerrado durante años en el hospital y drogado con psicofármacos, es también “una de las grandes víctimas de Colonia Dignidad”.
Troncoso se encuentra también en Alemania para informarse de primera mano sobre los avances del programa de ayudas económicas a las víctimas de Colonia Dignidad que el Gobierno alemán se comprometió el año pasado a presentar a finales de este mes.
En declaraciones a Efe, habló de una “buena recepción” en sus recientes conversaciones con diputados del Bundestag, la cámara baja del Parlamento alemán, y de su convencimiento de que el compromiso por parte de Alemania “va a seguir adelante”.
Asimismo, exigió al Gobierno alemán “que acelere y profundice en la investigación contra el criminal Harmut Hopp y otros presuntos criminales que también viven hoy en Alemania como si nada hubiese pasado y nada hubiesen hecho ellos en Chile”.
Acelerar todo este proceso es necesario también “porque pasa el tiempo, los familiares se están muriendo, los violadores de los derechos humanos también” y se corre el peligro de que los crímenes cometidos en Colonia Dignidad queden impunes.
Asimismo consideró de gran importancia la creación previamente de una “comisión de la verdad” para poder esclarecer “quiénes son victimarios y quiénes son las víctimas” y dar la posibilidad a los que vivieron en Colonia Dignidad de contar “lo que a ellos les pasó” y “las cosas que saben al respecto de violaciones a los derechos humanos”.
El Gobierno alemán, por su parte, subrayó esta misma semana su “gran interés en un esclarecimiento del pasado de Colonia Dignidad”.
La portavoz de Exteriores, Maria Adebahr, confirmó la voluntad del Ejecutivo de presentar una propuesta para finales de este mes y señaló que se está cooperando con Chile para determinar cómo puede Alemania “prestar asistencia de la mejor manera y dónde tiene más sentido actuar”. EFE

Volver

Comentarios