Martes, 16 de Octubre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
La activista por los derechos de la mujer llega al mundo político

María Eugenia Lorenzini busca brindar “poder colectivo” a la región en su eventual gestión

Sus perspectivas regionales abordan la dignificación del trabajo rural y urbano, la creación de cooperativas y mejoras en el acceso a la salud.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 27 de Septiembre 2017

TALCA.- Su activismo por los derechos de la mujer, de la mano de su trabajo fotográfico, ha popularizado su rostro en el país. Aunque es mejor conocida por su seudónimo Kena Lorenzini, su nuevo desafío en el mundo político la ha obligado a volver a su nombre de pila: María Eugenia Lorenzini, pues así será encontrada en la lista parlamentaria de la región en las elecciones de noviembre próximo.

Sus recuerdos de una región pujante en los tiempos de su infancia son para María Eugenia una de las razones para volver a estas tierras y apostar por un cupo en el Senado, respaldada por el partido Revolución Democrática del bloque Frente Amplio.

“Cuando yo era chica, el Maule era una región super importante, por sus tierras, por su mar, por su trabajo agrícola. Pasaron los años y el Maule perdió y fue quedando cada vez más abajo. Hoy día cualquier región nos pasa por encima”, enfatiza Lorenzini.

 

“PODER COLECTIVO”

Previo a la descripción de sus propuestas la aspirante senatorial define su método de trabajo para el desarrollo y equidad en la región. Su apuesta se enfoca en un proyecto de “poder colectivo” que potencie la participación de la ciudadanía.

“Mi proyecto es tener poder en el Senado para tener un poder colectivo, trabajar directamente con la gente de acá y en función de esas necesidades nosotros vamos a trabajar (…) A darle poder colectivo a la región. Ellos me van a plantear y me van a decir ‘senadora queremos que usted lleve esto al Senado\'”, dice.

Así su trabajo pretende ir enfocado hacia las personas que tienen menos recursos, “o sea, si vamos a hablar, por ejemplo, de exportaciones, no nos vamos a preocupar tanto de que se exporte más. Sino de que se exporte más, pero en función de que a los pequeños productores se les pague por lo que corresponde a su producto. No que al productor le paguen 10 cuando su trabajo vale 50 y el exportador gane 2 millones”, señala.

 

FOCO REGIONAL

Sobre las prioridades legislativas, en tanto, Lorenzini, destaca la salud y la dignificación del trabajo. Sobre este último aspecto, señala tres ejes que abordan el trabajo rural, el sindicalismo y la creación de cooperativas.

“Hay lugares donde pagan por la cantidad de cajas que tú embalas. Tú trabajas contra el tiempo, lo cual significa que si tú quieres hacer pipí pierdes dinero para alimentar a tus hijos y alimentarte. Ahí hay un proyecto potente que tenemos que trabajar con las dirigentes de las temporeras”, asegura.

A propósito de las cooperativas, para la candidata estas se muestran como una opción diferente de emprendimiento, que permite la ganancia de todos. “Yo no creo en los emprendedores, en el sentido del emprendedor que va le compra la mora a una señora a tres pesos y después lo vende, se hace él rico y los demás quedan igual”, indica.

En el área salud, en tanto, muestra su preocupación por la migración de pacientes de las comunas hacia la capital maulina, ejemplificando el caso de Cauquenes. “Si bien hay 50 mil habitantes (en Cauquenes) todos terminan viniéndose a Talca y no quieren irse los especialistas a otros lados. Porque tenemos que ofrecer otras alternativas (a los médicos) cursos, capacitaciones, más posibilidades y también enseñar a la gente cuándo ir a la atención preventiva. La gente va al hospital por cualquier cosa”, señala.

 

“AGENDA VALÓRICA”

Dado su respaldo a los denominados temas de agenda valórica, que se vinculan al feminismo, la diversidad y el aborto, la candidata considera posible encontrar un punto medio entre estos temas y las visiones de los grupos conservadores.

“La gracia de toda esta ley que nosotros proponemos antidiscriminación, matrimonio igualitario incluso el aborto, no obligan a nadie, ni a casarse ni a abortar, ni a nada. En cambio, las leyes que proponen los conservadores son siempre prohibitivas”, asegura.

A su juicio, estas propuestas permiten “abrir una posibilidad, quien quiera la toma y quien quiere no. El punto medio es -no la tolerancia- es el respeto”, señaló.

 

Wendy Lucena

Volver

Comentarios