Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
350 regantes afectados

Más de mil 700 hectáreas quedaron sin riego en la comuna de Retiro

Durante la temporada, en dos ocasiones se produjeron derrumbes en los canales que abastecen de agua los terrenos de la comuna

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 11 de Febrero 2017

RETIRO.- Los canales Molino y Nogales, en la comuna de Retiro, fueron afectados durante esta temporada por dos derrumbes que se generaron al interior del acueducto, ocasionando un tapón de tierra y piedras que impidió la circulación del agua para mil 720 hectáreas, las que quedaron sin riego durante dos días, afectando a 350 regantes.

Ante tal emergencia, la Junta de Vigilancia del Río Longaví (JVRL), junto a la directiva de los canales involucrados, solicitó a la Secretaría Regional Ministerial de Agricultura apoyo en cuanto a la búsqueda de soluciones para que hechos como estos no vuelvan a presentarse. Por tal razón, se elaborará un proyecto subordinado a la Ley de Riego de cara al  convenio entre el Gobierno Regional (Gore) y la Comisión Nacional de Riego (CNR).

“Se está buscando la unificación de los canales de riego, pero será mejor hacerlo por etapas por cuestiones de costos. Se evaluará una solución abriendo la mina, una vez que se entreguen estudios y cifra estimativa se hará una evaluación para buscar solución a la obra (…) Hasta el momento, no hay presupuesto, pero sí sabemos que por un tema de costos, debería repararse a tajo abierto”, expresó el coordinador regional de Riego, Leonardo Sandoval.

Asimismo, aseguró que están trabajando para mejorar el sistema antes de comenzar la próxima temporada de riego. Es decir, en septiembre.

En tanto, el director de la Junta de Vigilancia del Río Longaví, Máximo Correa, aseguró que el problema suscitado no se debe a una mala mantención de los túneles que salen del río. “Esto fue un hecho fortuito y no sabemos por qué pasó (…) Los túneles son muy antiguos y creemos que con el terremoto del 27F quedaron medio sentidos”.

Preciso destacar que la Junta de Vigilancia del Río Longaví atiende a cuatro mil agricultores de Parral, Retiro y Longaví. Por tal razón, desde hace unos meses comenzaron las obras que buscan asegurar las cuotas de agua correspondiente para el sector agrario  y sus distintos cultivos.

Volver

Comentarios