Miércoles, 20 de Marzo de 2019
El proceso estará abierto hasta el 28 de diciembre

Masiva asistencia en primer día de matrícula del SAE

Detalles como la nómina estructurada sin orden alfabético influyó para que el trámite demorara más que el mecanismo tradicional.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 20 de Diciembre 2018

TALCA.- Con una concurrencia numerosa de apoderados transcurrió la primera jornada de matrícula presencial del nuevo implementado Sistema de Admisión Escolar (SAE) en dos de las instituciones públicas de mayor prestigio académico de Talca.


El establecimiento más congestionado, por lo menos durante la mañana, fue el Liceo Abate Molina (LAM), donde se deben matricular 180 estudiantes para el curso de séptimo básico y 385 para primero medio, es decir, el 80% de la nómina total.
Allí, hasta el mediodía, completaron la inscripción un centenar de apoderados, dinámica que, según cálculos del inspector general del LAM, Lorenzo Sepúlveda, aumentaría a 300 al término del primer día de inscripciones.


Con menos asistencia que el LAM -pero igual de importante- transcurrió la primera jornada de matrícula en el Liceo Marta Donoso, donde fueron habilitadas seis mesas para recibir a los apoderados.
De las 315 plazas asignadas por el SAE en este plantel para primero medio, un 50% cumplió este miércoles con la formalización de la inscripción; mientras que de los 45 cupos dispuestos para séptimo básico, un 25% hizo el trámite durante la mañana, de acuerdo a los datos suministrados por el inspector general, Juan Patricio Herrera.
En todo caso, la etapa de matrícula estará abierta hasta el 28 de diciembre, con horario de atención de 09.00 a las 12.30 horas; y de 15.00 a 18.00 horas en la tarde.
El próximo y último eslabón del nuevo sistema de admisión es el periodo de regularización, el cual está fijado para el 3 de enero.


PROCESO LENTO
Antes de la implementación del SAE, que recién comenzó a funcionar este año en la Región del Maule, cada institución tenía su propio mecanismo de ingreso y registro de los estudiantes, lo cual incluía la rendición de pruebas de admisión, como en el LAM. Ahora, con el esquema impuesto por el SAE, la modalidad de registro de los nuevos ingresos cambió.
En la nueva estructura, el personal de la institución debe -primero- buscar al alumno en la nómina impresa otorgada por el SAE y, además, llenar una ficha con los datos personales de los apoderados.
El primer paso resultó “engorroso” para el equipo logístico del LAM y retrasó el proceso, según lo observó el inspector.


Ocurre que las listas de los alumnos estaban estructuradas sin orden alfabético, detalle que requirió más tiempo de atención. En algunos casos no coincidía el RUT del estudiante con el dato en la nómina. Por lo menos ocho minutos, según el monitoreo realizado en el LAM, tardaba cada apoderado en el trámite.
Entre los requisitos, el LAM exigió el certificado de nacimiento y el de promoción del estudiante. Este último documento -para esta fecha- aún no ha sido emitido en algunos planteles, tal como lo expuso el encargado de la matrícula. Por ello, decidieron prescindir de ese requerimiento para formalizar la inscripción y permitir a los apoderados consignarlo posteriormente.

 

reacciones
Haber acudido masivamente a realizar la inscripción el primer día del proceso puede interpretarse, por como lo vio el inspector del Marta Donoso, como una reacción preventiva ante la confusión que se generó con la falla del SAE en la digitación de datos en la fase de postulación.
Dicha observación la confirmó la apoderada, Alicia López, quien reconoció haber acudido “preocupada” de que surgiera otra eventualidad. Sin embargo, dijo que el proceso fluyó sin contratiempos. Igual de satisfecha salió Marjori Urra después de matricular a su hija en el Marta Donoso. “Fue ordenado y expedito”, expresando alivio por haber evitado el peregrinaje entre distintos colegios para encontrar un cupo.

Marlyn Silva

Volver