Miércoles, 26 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Autoridad explicó que se trató de un error de cálculo presupuestario

Milad confirma déficit de más de 200 millones de pesos en Gobierno regional

Intendente detalló que la falta de los recursos en cuestión podría afectar la cancelación de sueldos de un porcentaje de funcionarios. Se buscan alternativas para conseguir los dineros e informó que se hará una auditoría al interior del organismo.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 31 de Marzo 2018

TALCA.- Eran sus últimos minutos en su oficina en las dependencias del edificio del Gobierno Regional antes de retirarse a su casa. Más distendido y relajado, el intendente Pablo Milad se dio el tiempo para conversar con Diario El Centro tras haber cumplido las primeras tres semanas al mando de la Región del Maule.
El trato afectuoso que demuestra en la conversación, no impide que fije de manera enérgica su postura ante la impronta que pretende establecer en su gestión encabezando la Intendencia del Maule. En primer término, señaló que ha venido haciendo el análisis de la gente con la cual se trabajará y cómo ha sido su funcionamiento a lo largo del tiempo y su comportamiento como funcionarios del Gobierno Regional. Es aquí donde enfatiza su primera definición.
“Si la gente que lleva años aquí, es buena y es de izquierda, va a seguir por años más. Y si es malo y es operador político, sea de cualquier partido, de derecha o de izquierda y que no le aporte al Gobierno Regional, tiene que salir. Esta es una política de funcionalidad y de profesionalidad”, señaló.

PROBIDAD
Milad, de inmediato, fijó otro elemento que le interesa dejar en claro en los funcionarios del Gobierno Regional, como es la probidad. “Todo lo que sea malas prácticas, sea desde una ampolleta a un edificio, para mi no corren. Y esas personas, para mí, van a tener que ser todas sumariadas. Estoy averiguando cada caso, pedí una auditoría de inmediato acá (Gobierno Regional) y en la Corporación (Regional de Desarrollo Productivo), porque es fundamental saber cómo recibo esto y qué gente ha trabajado aquí”, señaló.
En esta materia, Diario El Centro consultó por el estado de sumarios administrativos, considerando que, en el segundo semestre del año pasado, Contraloría Regional emitió un informe de auditoría sobre el proceso de implementación del edificio del Gobierno Regional, detectando una serie de anomalías en proceso de contratación de obras y servicios.
“Hay sumarios a los que no me puedo referir porque están en investigación, pero las personas tienen que pagar, quienes hayan cometido fraude al fisco o al gobierno, lo tienen que pagar. Sea del gobierno que sea, pero esas personas no pueden trabajar en la administración pública. Ahora hay puesto de confianza en que también uno tiene que supervisar, investigar, vigilar y ver qué es lo que uno firma, porque en el fondo también acá es responsable el intendente”, declaró, agregando que va a aplicar “las máximas sanciones a las personas que salgan culpables de una u otra cosa en esta investigación (sumaria) que está haciendo la Contraloría”.

DÉFICIT Y ERRORES DE CÁLCULO
Otro aspecto que el intendente Pablo Milad confirmó es que se detectó déficit financiero en algunos ítems del programa presupuestario que financia el funcionamiento interno del Gobierno Regional, lo que pondría en riesgo la cancelación de sueldos.
“Fue un problema de planificación de sueldos para el 2018. Fue un error contable, sin mala intención, sino que no fue bien hecho profesionalmente por el encargado de DAF (División de Administración y Finanzas) y ahora nosotros tenemos que ver la forma de pedir los recursos para terminar de pagar los sueldos de aquí a fin de año”, explicó la máxima autoridad maulina.
Si bien el problema afecta a una parte de la dotación de personal, se estima que el déficit supera los 200 millones de pesos, para lo cual se está haciendo adecuaciones administrativas, además de otras partidas que podrían ser solicitadas derechamente al Ministerio del Interior y al Consejo Regional.
“Aquí hay conciencia de que esto fue un error y no hubo mala intención. Pero en lo que sí hubo mala intención fue en no dejar presupuesto para el gabinete, ya que fue presupuestado solamente con recursos hasta el mes de marzo”, dijo Milad, quien explicó que eso significa que no puede contratar a su equipo de confianza y de asesores.
EJES PRIORITARIOS
Después de haber recorrido algunas zonas de la Región del Maule en estas semanas, Milad también establece algunas prioridades para el desarrollo de potenciales proyectos. En primera línea, señala que hay una necesidad en la salud, específicamente en infraestructura, recordando que hay en carpeta cuatro hospitales, “pero con financiamiento para dos y hay que buscar los recursos para los otros dos”.
No obstante, dijo que hay esfuerzos puestos para comenzar prontamente la construcción del Hospital de Linares, el que ayudaría a absorber mano de obra en una zona con cifras de desempleo superiores, respecto al resto de la región.
Junto con ello, mencionó que se aplicará un sistema de purificación de agua en zonas donde se cuenta con agua potable. De la mano a eso, mencionó como plan la destinación de máquinas perforadoras de pozos profundos para solucionar el problema de la falta del vital elemento en los sectores apartados donde actualmente se están abasteciendo con camiones aljibes.
La educación, por cierto, aparece como prioridad, en el sentido de ayudar a mejorar los niveles desde la infancia y preescolaridad, como parte de una estrategia más general del gobierno. De todas maneras, Milad acentuó también en el mejoramiento de la actividad física en los establecimientos educacionales.

Claudio Rojas

Volver

Comentarios