Martes, 25 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Madre de la niña agradeció el apoyo espiritual

Monjitas organizan Primera Comunión para Paula Díaz

Las hermanas del Hogar Madre del Buen Consejo cuestionan la práctica de la eutanasia y aseguraron que brindarán apoyo espiritual a la joven y a su familia.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 25 de Febrero 2018

TALCA. - “Ella estuvo llena de alegría, olvidó sus dolores por mucho rato. Hacía tanto tiempo que ella no se sentía así, vi su carita radiante”.
Con esas palabras María Cecilia Ahumada, describió la experiencia de la Primera Comunión de su hija Paula Díaz Ahumada, la joven talquina que presenta una enfermedad sin diagnóstico concreto y quien por los fuertes dolores que padece ha solicitado la práctica de la eutanasia.
Por medio de una visita de las Hermanas del Hogar Madre del Buen Consejo de Fundación Las Rosas, se había gestado la idea de que Paula celebrara el sacramento.
“Una amiga muy cercana le dijo que ella podría hacer su primera comunión y le gustó la idea y habló con las hermanitas y se comprometió a hacer la primera comunión, así que ellas vinieron, la prepararon y se dio todo”, cuenta la madre de la niña.


La íntima ceremonia estuvo presidida por el sacerdote Carlos Campos en la casa de la joven, con la presencia de las hermanas, familiares y allegados de Paula.
La visita de las hermanas, fue agradecida por María Cecilia, quien aseguró que, “ver la alegría de Paula para mí es gratificante. Las hermanitas cantaron, compartieron con ella, toda esa dulzura y ese encanto fue mágico para Paula”.



APOYO ESPIRITUAL
La preparación de Paula para su primera comunión será solo el punto de partida para las hermanitas, quienes están dispuestas a continuar entregando su apoyo espiritual a la familia.
“Lo principal a ella es darle a entender que la vida no la tomamos nosotros, ni nosotros nos la quitamos, porque la eutanasia queramos o no, es un suicidio de diferente manera expresada. El poder colaborar con ella y también darle un enfoque a su sufrimiento, a lo que ella está llevando”, explicó la hermana Ana López García, directora del hogar.
A juicio de la religiosa, “todas las personas llevamos una cruz, llevamos nuestro sufrimiento de diferente manera, lo importante es hacia dónde lo enfoco, hacia dónde lo quiero llevar y también ver algo trascendental”.



ESPERANZA
Con la visita de las hermanas y las mejoras que ha tenido Paula a raíz de un tratamiento paliativo, para María Cecilia las esperanzas aumentan y se preparan para un nuevo proceso de revisión de los médicos que trabajan en determinar un diagnóstico.
“Yo confío en que mientras el dolor vaya desapareciendo, esa idea (la eutanasia) de su mente y de su corazón también va a ir desapareciendo”, dijo la madre.
Asimismo, hizo un llamado público respecto a la consideración de la eutanasia en el caso de su hija, “uno ve comentarios maliciosos y eso hace daño, eso lastima porque nadie sabe lo difícil que es, que tu hija está pidiendo algo tan terrible y estar en la incertidumbre de si apoyarla o no apoyarla sea lo correcto”.

Wendy Lucena

Volver

Comentarios