Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
La eucaristía oficial de bienvenida a la Diócesis es el sábado 7 de julio

Mons. Fernández presidió misa en la Catedral e instó a los fieles talquinos a levantar la iglesia

El administrador apostólico, Galo Fernández, fue literalmente vitoreado por los asistentes a la misa de San Pedro y San Pablo. Feligreses escucharon con optimismo su mensaje que invita a recomponer las confianzas y sanar las heridas

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 02 de Julio 2018

TALCA.- En el domingo en que la Iglesia Católica celebró el pontificado de Pedro, el domingo más cercano a la fiesta de San Pedro y San Pablo, monseñor Galo Fernández, en su rol de administrador apostólico de la Diócesis de Talca, presidió su primera misa en la Catedral de estaciudad, instancia donde invitó a los fieles a levantar la iglesia.
“Talca levántate. Tómate de la mano de tu Señor. Tómate de la mano de Jesucristo, Señor y salvador. Y que florezca la belleza, la vida, la alegría que hay en el cuerpo de esta iglesia maravillosa”, afirmó Fernández, haciendo alusión a la desconfianza que reina hoy en el mundo católico, debido a las diversas denuncias en contra de miembros del clero acusados de abuso sexual a menores.
De hecho, es en ese contexto que el Papa Francisco destinó a Talca al obispo auxiliar de Santiago, Galo Fernández, reemplazando así al ex obispo, Horacio Valenzuela, quien hoy figura como obispo emérito y a quien las víctimas de Fernando Karadima apuntan como encubridor.

ESPERANZA
La eucaristía comenzó a las 12.15 horas, pero Galo Fernández llegó minutos antes a la Catedral. Se dio el tiempo de conversar amenamente con algunos fieles que lo estaban esperando e incluso le solicitaron sacarse fotografías, a lo que él accedía sin ningún problema.
“Agradezco el cariño con el que me acogen e interpreto también la esperanza que hay que esta iglesia de Talca, tan hermosa. Ojalá pueda hacer florecer toda la belleza y la riquesa que hay en ella”, dijo en su mensaje a la comunidad.
Añadió que “cuando en nuestro cuerpo tenemos una herida, pareciera que todo está mal. Nos centramos en la herida, nos centramos en nuestro dolor y quedamos enconrvados. Jesús quiere venir a sanar nuestras heridas para que descubramos que el cuerpo entero es mucho más grande. Llevo apenas unas horas en esta iglesia de Talca y he escuchado del dolor pero al mismo tiempo, he percibido la esperanza, el deseo de esperanza”.
El nuevo líder de la diócesis que comprende a Talca y Curicó, desde que se instaló en la región ha manifestado que llegó con humildad a cumplir con la misión encomendada por el Papa, esto es, recomponer las heridas, pero escuchando a las víctimas de delitos que han sido cometidos por religiosos y regligiosas.
“Algunos me dicen que ponen esperanza en mí y yo les digo: no se equivoquen, somos vasijas de barro. Nuestro tesoro es Jesucristo y ese es mi lema episcopal. Nuestra esperanza está puesta en Jesús, que sana nuestras heridas. Esto no es mágico, no es automático. Viviremos procesos de reencuentro, de darnos la mano, de pedirnos disculpas, de mirarnos con esperanza”.

RENOVACIÓN
DE LA FE
“Iglesia de Talca yo te lo ordeno: levántate. Tómate de la mano de tu Señor, sanada de tus heridas, misericordiada de tus tropiezos y errores, vuelve a ser iglesia, que sale al encuentro de los hermanos y que toma a los heridos en el camino, a los pobres, a los enfermos, los inmigrantes, los que han cometido errores y que están en la cárcel. A todos los que sufren”, señaló el obispo.
Mientras se desarrollaba la eucaristía, Fernández invitó a la comunidad a escuchar el mensaje de despedida que dejó Horacio Valenzuela, carta que solicitó sea leída en todas las parroquias.
También indicó que más adelante espera celebrar una misa de acción de gracia con el ex obispo.

“TALCA TIENE
MUCHA RIQUEZA”
Si bien Galo Fernández se declaró santiaguino, su vínculo con Talca es muy fuerte, puesto que su padre fue muy cercano a monseñor, Carlos González Cruchaga.
“Talca tiene mucha riqueza y grandes dones y que a veces -claro- centrados en un dolor, quedamos encorvados. El cariño que se me ha transmitido es inmenso. Es un cariño que se mezcla con el deseo de que florezca la vida, el amor y tantas cosas buenas que, estando presentes, de algún modo en esta situación ha costado que puedan crecer y manifestarse”, indicó.

DENUNCIAS VIGENTES
Respecto a las denuncias vigentes que existen en esta diócesis y Linares, en contra de religiosos que habrían abusado de menores, Galo Fernández fue enfático en señalar que “obviamente quienes han sido afectados gravemente y han sido víctimas, necesitan nuestra petición de perdón, pero también que podamos contribuir a reparar el dolor que han vivido”.
Por último, sostuvo que de todo lo que le ha tocado escuchar de parte de la comunidad maulina, lo que más le ha llamado la atención es “el deseo que hay de que pueda florecer la vida, el amor, la confianza entre todos”.
“Me dicen que tienen mucha esperanza en mí, de que se sanen las heridas y podamos caminar haciendo presente lo bellísimo que tiene esta iglesia. Una iglesia volcada al servicio del mundo campesino y con tantos espacios en la educación, que ha cuidado de acoger a los estudiantes que viene de localidades más lejanas para que puedan estudiar”, dijo.
“Es una diócesis que tiene hospederías, que tiene una preocupación pastoral para los migrantes, en fin. Estoy llegando y no dejo de sorprenderme de todas las cosas sanas y buenas que no han dejado de estar presentes”, agregó.
“ESTA IGLESIA
ESTÁ HERIDA”
El sacerdot,e Sergio Cerecera, párroco de la Parroquia El Sagrario, indicó que con la llegada de monseñor Fernández “hay mucha esperanza de mucha gente. Es un signo muy bonito que Dios nos ha regalado, en esta iglesia que como bien él decía, está herida por los propios pecados también de la iglesia. Es un momento muy esperanzador”, sostuvo.

EUCARISTÍA OFICIAL
El próximo sábado 7 de julio, a las 16.00 horas, se llevará a cabo la eucaristía oficial de bienvenida a Galo Fernández. El propio obispo interino invitó a la comunidad a participar de este encuentro.

Karin Lillo

Volver

Comentarios