Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia moderada
En el día de la Asunción de la Virgen

Monseñor Galo Fernández: “Estamos muy conscientes de nuestras heridas”

Más de cinco mil creyentes se dieron cita en la misa. Administrador Apostólico talquino espera que este sea el resurgir del vigor en la fe y la comunión de la Iglesia.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 16 de Agosto 2018

TALCA. – Miles de feligreses se dieron cita en el Gimnasio Regional en el día de la Asunción de la Virgen para formar parte de la Eucaristía que representaba el punto culminante del Encuentro Diocesano.
Monseñor Galo Fernández, Administrador Apostólico de la Diócesis de Talca, quién presidio la Eucaristía durante esta jornada, declaró a inicios de la misa “estamos muy conscientes de nuestras heridas”, haciendo alusión al momento de crisis por la que atraviesa la Iglesia Católica Chilena.
El religioso continuó la misa declarando “nos reunimos muy conscientes que somos una Iglesia que necesita de la misericordia del Señor”, pidiéndole a los presentes un momento de reflexión en silencio, prosiguiendo su frase al decir “debemos pedir perdón”.


Durante su oratoria Monseñor Galo Fernández aludió a la necesidad de “presentarnos ante el señor con toda la fragilidad, y haciendo nuestras las fragilidades de los hermanos de nuestra Iglesia”.
Ante la interrogante de si la masiva participación de creyentes representaría una reconciliación de los feligreses con la Iglesia Católica, el Administrador Apostólico de la Diócesis de Talca declaró que no tenía antiguas referencias al ser esta su primera vez en este tipo de acto religioso.
Monseñor Galo Fernández prosiguió diciendo que “esperemos esta celebración que nos ayude a fortalecer el ánimo, el vigor de la fe y la comunión de la Iglesia”.
Para monseñor Galo Fernández la Asunción de la Virgen es nuestro futuro, pues la Madre de Jesús invita a participar de la gloria de su hijo en ella.


Durante su predicación en esta Eucaristía, el Administrador Apostólico de la Diócesis de Talca, intentó transmitirle mediante sus palabras la doctrina del Santo Padre acerca de la fortaleza que representa Jesús para la Iglesia Católica.


“El Papa nos ha invitado a tener a Jesús en el centro; y de algún modo renovarnos y fortalecernos. La Iglesia no esta sostenida en la virtud de sus Ministros y miembros, sino en la fuerza del amor de Dios que se muestra allí”, destacó el obispo talquino.
Por su parte Luis Alarcón, Vicario episcopal de Talca Ciudad y uno de los organizadores del multitudinario evento aseveró que desde 1992 la Iglesia Diocesana de Talca se declaró en estado de misión, por lo que cada año celebran este día de la Virgen, para poder renovar el espíritu misionero.
El creyente y líder religiosos acentuó que en la actualidad es necesario concentrarse en los actos de buena fe de la iglesia, ayudando al prójimo y al desvalido, como la doctrina que todo creyente debe profesar.


“Queremos trabajar con la pastoral de movilidad humana, con los migrantes que son personas que hemos integrando a esta vida de pastorada” resaltó el feligrés aludiendo a los alcances de la fe religiosa en el contexto social actual.
“Nosotros creemos que pudieron llegar cerca de cinco mil personas, con representación de Boyecura, que es el punto más al norte de la región hasta Maule en el sur; y desde la cordillera al mar, con representación de todas las comunidades de nuestra diócesis”, resaltó Alarcón.
El júbilo generalizado entre los feligreses presentes en esta Asunción de la Virgen María, estuvo matizado por la oración, la reflexión, la danza, la música y la representación de todos los sectores sociales, como muestra fiel del alcance de la fe cristiana, a pesar de los momentos actuales por los que atraviesa la Iglesia Católica Chilena.

 

Michel Hechavarria

Volver

Comentarios