Miércoles, 26 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Activistas reflejan preocupación por condiciones sociales

Muerte de joven haitiana reveló precariedad en la población migrante

Vecinos de la villa Don Enrique, en el barrio norte de Talca, gestionaron los trámites y recursos para sepultar a la mujer

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Agosto 2017

TALCA.- El repentino fallecimiento de una mujer inmigrante haitiana, con domicilio en la villa Don Enrique, en el barrio norte de Talca, dejó expuestas las precarias condiciones de vida de esta población extranjera, así como su limitado acceso a la atención de salud y servicios funerarios.

Genise Joseph, de 34 años, protagonizó esta sensible realidad. Luego de su muerte, activistas que trabajan en terreno junto a los migrantes haitianos, insistieron en su llamado a las autoridades a priorizar en la agenda a esta creciente población.

 

DIFÍCIL SEMANA

Dolor de estómago y diarrea marcaron lo que vivió Genise el día martes 8 de agosto pasado. Tras su jornada de trabajo, la mujer llegó a su casa, pero entrada la noche el dolor se agudizó y le impidió conciliar el sueño, según relata Duristin Previlier, su actual pareja, también haitiano.

A las 4.00 horas del día siguiente, el joven acompañó a Genise al Hospital Regional de Talca, dónde sería atendida cerca de las 10 de la mañana. “La inyectaron y después llegó a la casa. Sintió dolor y no podía moverse”, recuerda Previlier.

VIAJE A SANTIAGO

Sin recursos para poder optar por atención privada, el jueves en la mañana,  la mujer regresó al hospital, donde habría esperado hasta las cinco de la tarde sin ser atendida, según cuenta Previlier. Sus síntomas se habían agudizado y ahora vomitaba constantemente.

“En todo el día no la atendían. Me llamó por el celular y me dijo ‘no puedo aguantar más, estoy acostada en los bancos y me siento peor, me voy a la casa\'”, indicó Previlier.

Al día siguiente, Genise partió a Santiago en búsqueda de respuestas y apoyo de un primo, que es su único familiar en el país.  Allí su cuadro de salud habría agudizado y fue operada de urgencia de peritonitis. Sin embargo, el domingo sufrió un shock séptico y falleció.

 

SERVICIOS

 FUNERARIOS

Tras su muerte, la tarea de traer el cuerpo a Talca y sepultarlo representaba otro inconveniente, a falta de familiares y recursos para adquirir un lugar en el cementerio. Para el proceso legal, la intervención de quienes fueron sus vecinos fue clave.

Paola Orellana, presidenta de la junta de vecinos villa Don Enrique, aseguró que fue necesario el contacto con la embajada de Haití para retirar el cuerpo.

“La jefa de ella nos dio el traslado a Talca y lo demás ha sido gestionado todo entre los vecinos y amigos”, dijo. El nicho fue tramitado por otra vecina por intermedio de la municipalidad.

 

 

“Mal procedimiento”

 

A propósito del caso y la situación de los migrantes haitianos, Lorenzo Herrera, coordinador de vinculación del centro de estudios migratorios de la Universidad Católica del Maule (UCM), aseguró que “esperamos se puedan comprobar las distintas irregularidades o mal procedimiento que se están llevando a cabo con la población migrante en los distintos ámbitos. Lamentablemente, en esta ocasión, al parecer la irregularidad del proceso conllevó a la pérdida de una joven haitiana”.

Herrera también da cuenta de una dificultad en los procesos de retiro de cuerpos de inmigrantes. “Existe un grupo de migrantes que han fallecido por diversas razones sin poder retirar los cuerpos. Debido a la falta de documentación, aquellos que no cuenta con registro de identidad llevan más de un mes en el Servicio Médico Legal”, dijo.

 

Wendy Lucena

 

Volver

Comentarios