Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Dice que lleva 10 años sufriendo

Mujer con dolor crónico tras una deficiente operación clama por ayuda

Carmen Sepúlveda de 53 años, debería estar con medicamentos que le ayuden a calmar las molestias, sin embargo, hasta hoy no le han confirmado hora con el especialista que le receta la decena de cajas de remedios que consume al mes. También requiere apoyo de un abogado, pues a todas luces reclama que lo que le ocurrió fue una negligencia

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 26 de Septiembre 2016

TALCA.- “Lo único que quiero es que me revisen cómo está mi interior porque tiene que haber algo que me causa este dolor. Doctores me han dicho que es un resto de malla que no me sacaron en la segunda operación y que es como un verdadero cuchillo que me está dañando la carne viva”.

Así se refiere Carmen Sepúlveda Muñoz a los intensos dolores que sufre cada minuto de su vida y que los atribuye a operaciones  que se realizó en el Hospital Regional de Talca (el 2006 y el 2013).

Según relató la mujer, quien no logra permanecer quieta por más de 15 segundos debido a que debe acomodarse para que los dolores tipo “parto” la dejen hablar, y tal como aparece en el Certificado Término de Mediación del Consejo de Defensa del Estado –CDE- (con fecha 17 de junio del 2013), reclamó por intensos dolores en el abdomen, adormecimiento de ambas piernas y dolor de cabeza. “Fui atendida por otro doctor del hospital, que diagnosticó que producto de una operación de prolapso (descenso de un órgano interno) realizada el 2006, me dañaron un nervio. Después me derivaron al Hospital Clínico de la Universidad de Chile donde me diagnosticaron dolor pélvico por cinta TOT, un trozo que me dejaron adentro y el que me provoca dolores insoportables que no me dejan caminar”, indicó.

En dicha oportunidad (2013) el CDE informó que los médicos diagnosticaron que debía ser operada a la brevedad para que se le retire la cinta y luego de dos meses volver a operar su matriz.   

“El 2013 un médico en el Hospital Italiano me volvió a operar para retirar la cinta, pero yo sentí toda la operación, sentía como me jalaba y después de eso quedé peor porque no sacó un trozo que quedó incrustado y que es el que no me deja vivir. Yo perdí mi vida y sólo tengo 53 años. No duermo, no puedo sentarme, no puedo caminar, porque tal como me dijo esa vez el doctor, que a mí me jodieron la vida el 2006, ese trozo quedó y hasta ahora nadie me ha dado respuesta a mi problema. ¿Tengo que vivir con esto?”, preguntó.

“Esto fue un error y necesito que me ayuden por favor a ver qué tengo adentro, que un psiquiatra me vea porque estoy mal con esto, un especialista me recete mis calmantes que me tienen toda volada pero sin esos dolores tan grandes”, señaló llorando Carmen.

 

“RECUPERAR

A NUESTRA MAMÁ”

Andrea, es una de sus cinco hijos.  Afligida contó la joven que cuando entró a trabajar, colocó como carga en su Isapre a su madre para que tuviera más acceso a especialistas. “Esto es una verdadera pesadilla. Queremos recuperar a nuestra mamá, como era antes, ahora siempre está llorando. No sabemos qué más hacer. El mes pasado fuimos a Santiago, con todo lo que eso cuesta por sus dolores, donde la vieron, le recetaron medicamentos que la han ayudado, pero no nos han dado hora nuevamente y ya se le están acabando los calmantes que son carísimos. Ahora está con una bacteria que se llama helicobacter pilory y con una gastritis aguda. Necesitamos ayuda, tenemos un correo natacosep@gmail.com y el celular 961983387”.

 

 

Hospital

A través de un comunicado, la Dirección del Hospital Regional de Talca informa respecto al caso de Carmen Sepúlveda Muñoz, “que efectivamente fue paciente de nuestro hospital y que se encuentra con problemas de salud crónicos que no son atribuibles a este establecimiento. Por años, este centro asistencial le otorgó tratamiento para manejar el dolor crónico que padecía. No obstante, tal como ella señala, actualmente su previsión está dada por una Isapre, razón por lo cual no se le puede continuar otorgando prestaciones al no estar afiliada a Fonasa”.

Volver

Comentarios