Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
En el espacio de Avenida Lircay con 14 Norte

Municipalidad de Talca objeta funcionamiento de circo Águilas Humanas

En respuesta a reclamos de los vecinos, la empresa dice que “no queremos molestar a nadie, nuestras funciones cierran a las 11.30 de la noche”. Agregan que presentarán sus descargos donde corresponda, pero por de pronto no tienen contemplado dejar el lugar

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 24 de Marzo 2016

TALCA.- “Escogimos Talca para venir en Semana Santa porque aquí siempre habíamos sido bienvenidos”, dice el encargado de Relaciones Públicas del circo Águilas Humanas, Gustavo Caprario, el que desde la semana pasada se han estado instalando en el espacio de Avenida Lircay, al lado de un supermercado.
Sin embargo, esta visita de uno de los circos más importantes de Chile a la capital regional ha tenido elementos muy distintos a los de otras oportunidades. Es que la Municipalidad de Talca les notificó que no tienen permiso para desarrollar su espectáculo en este terreno, de propiedad privada. Ello en virtud de un decreto edilicio del año 2005, que dispone que en este espacio del sector norte de la ciudad no pueden funcionar “circos, parques u otros similares”.
“La razón es que ese es un sector residencial, en que también hay mucho adulto mayor y, justamente, se dictó este decreto viendo la cantidad de personas mayores que necesitan tener tranquilidad”, explicó el secretario municipal, Yamil Alllende, a lo que agregó que “nuestra obligación es darle tranquilidad a los vecinos”.
La inquietud en este sentido también había sido manifestada previamente por el presidente de la Junta de Vecinos del sector, Sergio Sepúlveda, quien junto con el tema de los ruidos planteó que cuando se instalan este tipo de espectáculos “hay más delincuencia” en el sector. “No quiero ser discriminador, pero es cosa de ver. Con el circo llega todo tipo de gente”, alega.

“NO TENEMOS DÓNDE IR”
Desde el circo, el encargado de Relaciones Públicas señala que antes de instalarse en Avenida Lircay, consultaron por el recinto ex Fital y por un terreno al lado del Gimnasio Regional. Sin embargo, en ambas partes se encontraron con dificultades. “Como sabíamos que antes se habían instalado circos aquí, llegamos finalmente a este lugar”, dice Gustavo Caprario.
En efecto, el invierno pasado otro circo estuvo por varias semanas en el lugar. Al respecto el secretario municipal dice que en esa ocasión el permiso otorgado fue fruto de un “error humano” en el municipio.
En Águilas Humanas también señalan que recién el martes pasado fueron notificados de la prohibición de funcionamiento, cuando el circo ya estaba completamente instalado, y que en esa situación a ellos les es muy costoso buscar otro lugar y mudarse.
En cambio, en la Municipalidad de Talca la versión es distinta, pues señalan que ese aviso les fue dado cuando llegó el primer camión al espacio.
De cualquier forma, dicen en el circo, por de pronto no están buscando otro espacio, sólo están a la espera de que eventualmente se les curse una multa. “En ese caso vamos a ir al Juzgado de Policía Local a hacer nuestros descargos”, señalan. Hasta el momento, aseguran, se quedarán los 10 días que tenían planificado desde el comienzo “porque no hay dónde ir tampoco” y recalcan que su intención “no es molestar a nadie”.
“A las 11.30 de la noche la gente ya estaría afuera del circo. Porque este es un espectáculo para niños (…) Simplemente queremos presentar nuestro espectáculo que tiene 200 años de vida en Chile. En este momento en el Congreso se está discutiendo la Ley 22.216, que es la ley del circo, firmada por la señora Bachelet. Porque también al circo hay que favorecerlo”, argumentan.

Volver

Comentarios