Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
A pesar de la calurosa jornada

Niños abrieron sus regalos y disfrutaron Navidad en familia

Infantes de todas las edades aprovecharon el día para divertirse con los obsequios

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 26 de Diciembre 2017

TALCA.- Los más pequeños de la casa no desaprovecharon la oportunidad para salir a las calles a probar los regalos entregados por el “Viejito Pascuero”. Verdaderos momentos de emoción e inocencia vivieron quienes aún sienten la magia de la Navidad. Fue un lunes caluroso, sin embargo, no hubo impedimento para que los chicos disfrutaran -junto a sus padres- de los entretenidos juguetes.
Muñecas, bicicletas, pelotas, drones, autos eléctricos y equipos tecnológicos, fueron los artículos más solicitados. Quien veía a los pequeños, se contagiaba de alegría, sobre todo, cuando abrían sus regalos.
Matilda, una pequeña de cinco años, exhibió su anhelado obsequio: una casa de muñecas y Barbies. “El sábado por la noche llegó el ‘viejito pascuero´ y dejó mi regalo en el árbol. Yo no lo vi, pero sé que vino a mi casa”, comentó.

 

HABLAN LOS NIÑOS
Branco Krinfokai, de 11 años, se levantó temprano para salir a jugar con sus regalos. Él recibió una “Haverboard”, popularmente conocidas como patineta eléctrica. “Los juguetes me gustaron mucho (…) Creo que voy a salir a jugar todos los días”, contó.
Alexis Peña, de 10 años, también quiso posar para la cámara. Él confesó que esperaba con ansias una bicicleta, pero además recibió “una pelota y ropa” (…) El “viejito pascuero se pasó con sus regalos; me gustaron mucho”.
Joaquín Reyes, de 10, recibió un celular. Aseguró que su Nochebuena estuvo llena de música y regalos. “Cenamos, cantamos villancicos y abrimos los obsequios (…) El mío me gustó muchísimo”.
Navidad no es solo una celebración para recibir regalos. Es necesario que, durante estas fechas, los niños aprendan a agradecer y valorar lo obtenido. Es una época esencial para sembrar esperanza, bienestar familiar y construir buenos recuerdos.

María Paz Yáñez

Volver

Comentarios