Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Movilización en Talca y Curicó

No hubo paro pero si gran congestión por movilización de colectivos

De acuerdo a los dirigentes de los transportistas, en Talca más de 700 vehículos adhirieron a la caravana que recorrió las calles céntricas, mientras que los curicanos aseguraron haber conseguido un 95% de adhesión

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 13 de Mayo 2016

TALCA.- Al mediodía y por más de una hora, los taxis colectivos alteraron el libre tránsito por la ciudad. De esta forma, se adhirieron al paro nacional pero también levantaron demandas que afectan al gremio a nivel local.

En la capital maulina, a las 11 de la mañana, cerca de 100 colectivos se reunieron en calle 11 Oriente con Avenida 2 Sur, intersección desde donde la fila con vehículos estacionados se extendió hasta la calle 8 Sur. Posteriormente, salieron en caravana por la 2 Sur hasta la 6 Oriente de Talca, para tomar la calle 2 Norte y doblar por 1 Oriente hasta la Intendencia. En la sede del Gobierno a nivel regional, los dirigentes de la Federación Gremial de Taxis Colectivos (Fegtacol) de Maule se reunieron con el jefe de gabinete, Alonso Soto.

El llamado a paro nacional fue convocado por la Confederación Nacional de Taxis Colectivos de Chile en rechazo a las aplicaciones Uber y Cabify y a la idea parlamentaria de regular estos nuevos servicios de transporte que funcionan en la Región Metropolitana.

A nivel local no hubo paralización completa de la actividad, pero entre las 11.00 y las 13.00 horas hubo menos servicio ya que la caravana se tomó las calles céntricas. “Paralizamos cerca de 700 colectivos dentro de todas las marchas que se hicieron, se suspendió el servicio solo desde las 12.00 hasta pasado la 13.00 horas y el resto del día los colegas quedaron en libertad de acción. No estaba el intendente, pero fuimos recibidos y dentro de nuestras preocupaciones mencionamos los asaltos diarios que sufrimos, hicimos notar el exceso de burocracia para dar el beneficio de renovación de los vehículos. Le pedimos que nos apoyen para que no se cambien las leyes del congelamiento del parque porque hay cuatro parlamentarios que enviaron un proyecto de ley para abrir el parque y quedamos de volver a juntarnos”, afirmó Justo Valenzuela, presidente de la Federación Gremial de Taxis Colectivos (Fegtacol).

Por su parte, Héctor Castro, presidente línea 21, vocero de los vehículos no federados, agregó que “nos adherimos porque hay vehículos particulares con licencia clase B que están prestando servicio, en el cual nosotros llevamos más de 30 años y la autoridad ha hecho caso omiso de las denuncias y reclamos que hemos realizado en la comuna de Talca, con respecto a los piratas. Se entregaron patentes y no se ha hecho nada, fiscalizan y multan a los colectivos, pero a los ilegales no les hacen nada”.

 

RURALES PRESENTE

Aunque la movilización se desencadenó por las nuevas aplicaciones que permiten un servicio particular, que mayoritariamente perjudica a los taxis, este tipo de transportistas no se vieron en la caravana.

Si estaban los colectivos amarillos que circulan hacia los sectores rurales. “Los servicios de todos los sectores de Talca adherimos el cien por ciento al paro, a la caravana se presentaron diez vehículos y los demás se quedaron en los terminales y no hubo servicio de 11.00 a 15.00 horas”, explicó Fernando Gacitúa, secretario asociación gremial de taxis colectivos rurales, que agrupa a 122 vehículos.

 

CURICÓ

Respecto a lo que aconteció en la ciudad de Curicó, solo una línea de colectivos no se plegó al citado paro de connotación nacional, alcanzando, según los dirigentes, un 95% de apoyo. En dicho contexto, no fueron pocos los vecinos que debieron optar por otras alternativas a fin de trasladarse a sus respectivos destinos.

De manera pacífica, minutos antes de las 11 horas, cientos de vehículos arribaron hasta la Plaza de Armas, punto de encuentro donde manifestaron a la comunidad su molestia por el proyecto de ley, que está en la Cámara de Diputados, que pretende regularizar la operación del servicio conocido como Uber.

El presidente en Curicó del consejo regional de taxis colectivos, Francisco Cordero, expresó su conformidad por la respuesta a nivel local de sus pares, justificando el desarrollo de la manifestación.

“Se ha hablado de que el servicio podría ser instalado en 300 comunas del país, por lo que hay que ser muy ilusos para creer que van a dejar afuera a Curicó, cuando se trata de un nicho muy atractivo. Lo que nos queda a los trabajadores de Chile es salir a manifestarnos”, dijo.

Cordero, discrepó de manera pública respecto a la cifra de adhesión alcanzada en Curicó, que fue dada a conocer por la seremi de Transportes, Patricia Miranda, asegurando que, en términos generales, en la ciudad cabecera norte del Maule, más de 500 taxis y colectivos se plegaron.

“De ser necesario nos vamos a movilizar una y mil veces, porque no vamos a aceptar que llegue una transnacional y nos deje en la casa, más aún cuando se trata de un trabajo que hemos realizado por más de 30 años”, acotó.

Si bien en Curicó dicha paralización se levantó de manera oficial a las 14.00 horas, la frecuencia de los respectivos recorridos se normalizó durante el transcurso de la tarde. 

 

Desmarque y autocrítica

En los medios nacionales circuló una dura crítica a la manifestación que realizaron los conductores y empresarios agrupados en la Confederación Nacional de Taxistas de Chile (Confenatach), la cual vino desde el mismo sector más específicamente de la Confederación de taxis Colectivos y Transporte Menor de Chile (Conttramen), quienes se desmarcaron de la protesta. “Nosotros estamos en desacuerdo con la operación de las aplicaciones, pero no de Uber y Cabify. Uno tiene que asumir las deficiencias del servicio que uno ofrece”, señaló Eduardo Castillo, presidente de la asociación que agruparía a 40 mil asociados.

Volver

Comentarios