Martes, 17 de Julio de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Ex jefa del DAEM sale al paso por millonaria indemnización

“No sé qué más voluntad pueden ellos alegar”

Si bien reconoció una conversación desde el ámbito informal de cara a establecer una forma de pago, Irene Cortés descartó que en algún momento hubiese existido algún acuerdo, pero de carácter formal

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 13 de Marzo 2017

CURICÓ.- El no pago de la millonaria indemnización (casi 570 millones de pesos) por parte del municipio curicano a la ex jefa del Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM) de Curicó, Irene Cortés, fue uno de los hechos que no pasó desapercibido durante la semana recién pasada. Más aún cuando desde el Juzgado de Cobranza Laboral y Previsional de Curicó, se emitió una orden de arresto contra el alcalde, Javier Muñoz, por no pago de dicha deuda, quien tras ello recurrió a la Corte de Apelaciones de Talca, a fin de impedir su ejecución.

La presente semana será clave de cara a la cancelación de la aludida suma, tema que mañana será discutido en un Concejo Municipal de carácter extraordinario. A fin de conocer su postura en diversas aristas del citado proceso, que derivó de su despido el 2013 y que fue zanjado por un dictamen emanado desde la Corte Suprema, Cortés accedió a ser entrevistada por Diario El Centro.

 

¿Cómo han sido para usted estos meses tras el veredicto que entregó la Corte Suprema y que fue conocido de manera pública?

“Como todo veredicto, esperando que se dé cumplimento dentro de los plazos prudentes y que el mismo magistrado establece. Esperando con mucha tranquilidad y atenta a lo que va ocurriendo”.

 

Respecto a la forma de pago de la indemnización ligada a su despido ¿Hubo o no acuerdo en ello con el municipio?

“Por lo menos a mí no me ha llamado nadie. Ni el alcalde, ni abogados, ya sean del DAEM o del municipio. Ahora, puede que hayan llamado a mi abogado (José Luis Cisterna). Un día -por lo menos- él me llamó para preguntarme si estaba de acuerdo que se pagara en dos cuotas.

Yo le dije que lo viéramos, que me dejara pensarlo y que me llamara más tarde. Y ocurre que ese llamado nunca llegó a él, porque en paralelo, ellos (municipio) presentaron algunos recursos en tribunales, con el propósito de seguir aplazando el pago. Esa fue una mera conversación informal y que, obviamente, no llegó a ningún acuerdo, porque el tema no se cerró”.

 

¿Tampoco de manera formal?

“No, porque lo formal tiene que ser autorizado por el magistrado, establecerlo ahí. De ninguna manera fue formal, fue una mera conversación que se tuvo con mi abogado”.

 

VOLUNTAD

Respecto a ese punto, desde la contraparte se ha señalado que no habría existido la voluntad para llegar a un acuerdo.

“La opinión pública tiene que hacerse su propia concepción de los hechos. Hay que recordar que esto fue informado en octubre, entonces pasó noviembre, diciembre, enero, febrero y marzo, y todavía no pagan.

No sé qué más voluntad pueden ellos alegar. No lo entiendo, ellos tendrán sus razones, que yo no las comparto. Qué voluntad, si ellos tampoco han hecho alguna propuesta oficial y que se concrete y que sea formal”.

 

El alcalde, Javier Muñoz, en diferentes oportunidades ha manifestado distintas razones a la hora de justificar el que fue finalmente su despido. ¿Usted las descarta todas?

“Efectivamente, ha planteado varios motivos, pero aquí hay una sola cosa que es la válida, se trató de un cargo ganado por concurso de Alta Dirección Pública, no había ninguna situación irregular, ya sea financiera, técnica o pedagógica.

Motivos no existían, y eso fue lo que se comprobó tanto en el juicio por acoso laboral como también por el juicio de despido injustificado. Las razones que pueda dar siempre van a ser para justificar su mal actual. El no haber considerado hasta donde él como autoridad puede llegar”. 

 

CONFIANZA POLÍTICA

Respecto a esas razones esgrimidas por el alcalde ¿Le llamó más la atención alguna de ellas?

“La verdad es que él partió diciendo que era por falta de confianza política, lo dijo en una conferencia de prensa en el año 2013, cuando hizo el despido a través de la conferencia, porque a mí nunca me llamó tampoco. Ha dado distintas razones, incluso da razones de que yo era un impedimento para que la educación avanzara.

La verdad es que son cosas que por decir lo menos me dan risa, porque no hay ninguna que tenga un respaldo real y que sea efectivo. Entiendo que él tiene que justificar su mal actuar, su mal proceder, a lo mejor también, el mal asesoramiento que ha tenido”.

 

Respecto a la cancelación de la deuda, el propio alcalde señaló que sería a más tardar de aquí al miércoles ¿Usted cree que se irá a concretar?

“Si le resultan las modificaciones presupuestarias que tiene organizadas para el próximo concejo, es probable. Hay que esperar”.

 

¿A futuro, espera volver a trabajar en el ámbito público?

“Yo nunca he estado sin trabajar, de hecho estoy trabajando, pero la vida tiene muchas vueltas. Las oportunidades se dan, a veces sí, a veces no. Hay que ver, no me cierro a nada”.

 

Carlos Arias

 

Volver

Comentarios