Miércoles, 26 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Fuego arrasó con poblado completo

Noche de infierno dio paso a la desolación en Santa Olga

Afectados comenzaron la triste tarea de remover los escombros, en medio de una densa capa de humo y de las múltiples muestras de solidaridad de personas que han llegado a dejar ayuda

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 27 de Enero 2017

CONSTITUCIÓN.- Aún no amanecía del todo y las noticias eran catastróficas. El alcalde de Constitución, Carlos Valenzuela, confirmaba a los medios de comunicación que el poblado de Santa Olga, distante a unos 20 kilómetros de la ciudad balneario, había sido arrasado por completo por acción de las llamas sin control.

Cerca de mil viviendas resultaron quemadas, a lo que se suman otro importante número de inmuebles siniestrados en el sector Las Corrientes, también en la ruta que conduce hacia Constitución pero cerca del cruce a Nirivilo.

A medida que pasaron las horas en la mañana, el panorama se tornó desolador, con rostros tristes y cabizbajos, mirando incrédulos lo que el fuego había hecho en sus viviendas, en las que muchos de sus habitantes llevaban cerca de 30 años allí.

 

DRAMA DE DAMNIFICADOS

“Vamos a esperar a ver si nos cooperan con alguna carpita porque si evacuamos para otro lado no va a llegar la ayuda aquí. Vamos a alojar en lo poco que quedó de la casa. Mis familiares están en Constitución pero yo tengo que estar aquí no más. Hay que ser fuerte y salir adelante no más”, fueron las palabras de Marcos Zurita, uno de los cientos de damnificados de Santa Olga.

Fue uno de los que dio la pelea hasta el final por tratar de salvar su casa, quedándose hasta pasada la medianoche pero de manera infructuosa, teniendo que evacuar a alguna zona segura.

Nerva González también perdió su casa, la misma que, según contó, luchó tanto para obtenerla. Junto con su vivienda también perdió su fuente de trabajo, ya que tenía un invernadero y vendía ropa de segunda mano, entre otras cosas. “Mi marido me fue a dejar a una parte segura y después volvió a defender la casa pero no pudo”, narró.

Esta misma persona era vecina de un adulto mayor, por sobre los 70 años, que fue encontrado calcinado entre los escombros. Personal de la Policía de Investigaciones (PDI) realizó las pericias en el lugar para luego levantar el cadáver de la víctima que, según sus vecinos, vivía solo hace mucho tiempo.

 

DE MILAGRO

De manera increíble, alrededor de cuatro viviendas resultaron sin daño alguno, pese a que a su alrededor todo fue destrucción. Una de esas casas es la de Elisabeth Navarrete, quien dejó su hogar cerrado, algunas cosas preparadas y encomendadas a su suerte. Cuando volvió por la mañana, se encontró con la sorpresa de ver su morada intacta.

“Estoy feliz porque nosotros somos siete familias en este sitio grande y decíamos que con una casa que quede parada, así empezamos todo. Estamos devastados igual porque vemos las casas de nuestros vecinos, que son años de esfuerzo. Al ver mi casa parada, le agradezco ‘al de arriba\' y quizás la dejó así para poder ayudar a los demás vecinos”, dijo entre lágrimas de emoción.

 

AYUDA

Inmediatamente y de forma espontánea, familias de San Javier, Empedrado, Talca y otras zonas más cercanas, comenzaron a llegar con camionetas con víveres para repartir entre los damnificados. Así también, se repartió agua y alimentos a quienes estaban trabajando en el lugar.

Un grupo de jóvenes de Vitacura llegaron por sus propios medios a la zona y empezaron a efectuar labores de remoción de escombros.

En el Liceo Rural Enrique Mac Iver del propio sector de Santa Olga, que quedó con unas salas sin daño, se dispuso como centro de acopio y entrega de alimentos y ayuda para los damnificados, todo ello con resguardo militar.

Hugo Olivares es el director del recinto y habilitó con ayuda del Ejército las dependencias útiles para, incluso, ser ocupadas como albergue para quienes deseen pernoctar allí, situación que estaba en evaluación por las autoridades.

Hasta ese lugar, durante el día, comenzaron a acercarse los damnificados a recibir alimentos y agua.

Volver

Comentarios