Miércoles, 20 de Marzo de 2019
Alerta Temprana por incendios forestales

Nueva ola de calor estará presente hasta el viernes en la zona

El Ministerio de Salud y la sanitaria Nuevosur entregaron recomendaciones para enfrentar estas altas temperaturas

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 17 de Enero 2017

TALCA.- La Dirección Meteorológica de Chile emitió una alerta donde informó que, desde hoy y hasta el viernes 20 de enero, se registrarán temperaturas máximas por sobre el umbral mensual, evento asociado a una ola de calor que afectará entre las regiones de Valparaíso y el Maule.

Mientras en la Quinta Región los termómetros llegarán hasta los 37°C a la sombra, al interior de la  Región del Maule la temperatura máxima alcanzará los 34 a 35°C.

En este contexto, y en consideración a estos antecedentes meteorológicos, Onemi Maule actualizó la Alerta Temprana Preventiva Regional por incendios forestales, que se encuentra vigente desde el lunes 9 de enero.

Según informó el organismo de emergencia, la actualización de esta alerta se constituye como un estado de reforzamiento de la vigilancia, mediante el monitoreo preciso y riguroso de las condiciones de riesgo y las respectivas vulnerabilidades asociadas a la amenaza, coordinando y activando al Sistema de Protección Civil, con el fin de actuar oportunamente frente a eventuales situaciones de emergencia.

Cabe señalar que la región mantiene Alerta Roja en la comuna de Vichuquén por incendio forestal.

 

MEDIDAS

El Ministerio de Salud llama a la población a prevenir problemas de salud asociados a esta situación.

El calor extremo contribuye directamente a las defunciones por enfermedades cardiovasculares y respiratorias, sobre todo en las personas de edad avanzada. Además, puede causar sarpullido, insolación, hipertermia, calambres, síncope y edema. Aún más grave, la deshidratación severa contribuye a la trombogénesis (formación de trombos o coágulos sanguíneos), pudiendo generar, por ejemplo, ataques cerebro-vasculares.

Asimismo, las altas temperaturas provocan un aumento de los niveles de ozono y de otros contaminantes del aire, que agravan aún más las enfermedades previamente mencionadas. Los niveles de polen y otros alérgenos también son mayores en caso de calor extremo, pudiendo provocar asma y descompensación de patologías respiratorias crónicas.

Para prevenir problemas a la salud, el Minsal recomendó mantenerse hidratado a lo largo del día, aunque no se tenga sed, bebiendo líquidos, especialmente agua. Procurar utilizar ropa y calzado ligeros y sueltos, que permitan la transpiración, optando por colores claros o neutros. Evitar hacer ejercicio o actividades extenuantes en las horas centrales del día (12.00 y las 17.00 horas). Preparar comidas ligeras (ensaladas, verduras, frutas o jugos) que ayuden a reponer el líquido y las sales perdidas por el exceso de sudoración. Evitar el exceso de alcohol, las bebidas con mucha cafeína y las comidas abundantes y calientes ya que deshidratan. Mantener la casa y lugar de trabajo fresco es especialmente importante cuando existen niños, niñas, adultos mayores, personas con enfermedades crónicas o que no pueden movilizarse.

 

Karin Lillo

 

Volver