Viernes, 17 de Agosto de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
En exclusiva, Horacio Valenzuela, obispo de Talca:

“Nunca tuve idea de que se cometieran abusos”

Monseñor insiste en desmarcarse de las acusaciones que desde hace un tiempo han venido recayendo sobre su persona, en torno al eventual encubrimiento de abusos sexuales.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 25 de Mayo 2018

TALCA.- No cabe duda que la citación de los obispos chilenos a Roma trajo coletazos en la Iglesia Católica chilena. Una señal potente fue que todo el episcopado pusiera su cargo a disposición del Papa Francisco, quien deberá resolver el destino de cada uno de los sacerdotes.
Entre los más cuestionados están los jefes de las Diócesis de Talca y Linares, quienes en la jornada de ayer sacaron la voz para responder interrogantes. En especial, Horacio Valenzuela, obispo de Talca, duramente cuestionado por el párroco de Villa Prat (Sagrada Familia), Sergio Díaz, quien en un cónclave realizado a puertas cerradas en Curicó el pasado miércoles, derechamente le pidió que diera un paso al costado. Las declaraciones que hizo Díaz a la salida del encuentro, remecieron a la institución religiosa.
En este contexto que Horacio Valenzuela aceptó entregar su versión, aunque con condiciones. Aceptó responder un cuestionario de preguntas, instancia que deja de lado cualquier contrapregunta o contraargumentación. Es en este parámetro que se dieron las declaraciones del hasta ahora obispo de Talca.


El padre Sergio Díaz hizo acusaciones graves a la salida de un cónclave realizado en Curicó, incluso que lo emplazó para que se fuera. ¿Se siente en condiciones de tomar decisiones determinantes para el momento que vive la Iglesia Católica hoy en Chile?
“Seré obispo de Talca hasta que Dios manifieste su voluntad a través del Papa Francisco. No vine a Talca hace más de veinte años por elección propia; el Papa me pidió asumir este servicio y el Papa me dirá cuando sea mejor cambiar. En cuanto a las decisiones, es natural que siga siendo obispo de Talca con todas las responsabilidades que esto implica. Como usted sabe, he puesto mi servicio como obispo a disposición del Papa para facilitarle la toma de las decisiones y medidas que él considere necesarias. He sido feliz en esta tierra que está llena de gente buena y sencilla, que ama mucho a Dios y a su Iglesia.

 

¿Cómo se siente al recibir emplazamientos desde su propia Diócesis?
“No estoy acostumbrado a las expresiones violentas y ciertamente duelen… pero la Iglesia es diversa y rica en sensibilidades y puntos de vista. Hay gente que quiere y gente que no quiere al obispo; eso no es posible evitarlo. Creo que no es justo decir que lo que se publica es la opinión de los sacerdotes... hay diversidad y todos tenemos un lugar”.

 

SU VÍNCULO CON KARADIMA
¿Siente usted que ha encubierto acciones de abusos sexuales, como las que se denunciaron en contra del padre Fernando Karadima?
“Si hubiera encubierto algún abuso, no estaría conversando con Ud. Estamos en un país civilizado y acusaciones tan graves no se pueden echar sin fundamento objetivo”.



¿Se siente parte del llamado círculo de hierro de Karadima?
“No soy parte, y espero nunca serlo, de ningún círculo de hierro. Me formé en la Parroquia del Sagrado Corazón, aprecié todo lo bueno que allí había, pero nunca tuve idea de que se cometieran abusos”.



ENCUENTRO
CON EL PAPA
En la carta que emitió el Papa una vez que concluyó el encuentro con los obispos chilenos en Roma hizo emplazamientos que pudieran ser muy fuertes para quienes integran la Iglesia Católica. En síntesis, habla que la iglesia se había ensimismado, llegando hablar de hechos delictivos, ¿qué ponderación le da a estos conceptos?
“En un clima de mucha seriedad, respeto y auténtica escucha, el Papa nos dijo algo muy doloroso para un pastor. Por un lado nos recordó la forma insuficiente e ineficaz con que hemos afrontado el hondo drama de los abusos y asumido la reparación y sanación de sus consecuencias en muchas víctimas; hay una herida abierta que no hemos sabido curar. Y nos habló también de la pérdida de fuerza de la inspiración profética que nos debe mover como pastores. Varias veces el Papa nos había dicho que el encierro enferma a la Iglesia… que debemos ser una Iglesia en salida, que la iglesia no debe ser el centro sino Cristo y los pobres, pero ahora nos lo dijo a nosotros, personalmente, y tenemos que asumirlo y reaccionar vigorosamente… debemos hacer como iglesia y especialmente los pastores, un camino de conversión que no puede esperar.


Usted dijo hace un tiempo que la solución a la crisis que atraviesa la Iglesia no pasaba por la salida de los obispos. ¿Sigue sosteniendo esa afirmación después de haber tenido que poner su cargo en manos del Papa?
“Creo que lo que dije, y lo que pienso, concuerda con lo que el Santo Padre nos ha dicho. Tal vez me faltó subrayar que la solución no pasa sólo por la salida de obispos. Es una posibilidad cierta, a la que estoy disponible, pero nos dijo claramente que la solución de nuestra crisis no se puede reducir a sólo casos concretos y a la remoción de personas… hay algo en el cuerpo eclesial que anda mal y hay que ir más hondo”.

 

DENUNCIAS
¿Cuántas denuncias ha recibido el Obispado de Talca y qué procedimientos se han adoptado?
“Todas las denuncias que se han recibido se han canalizado de acuerdo a los protocolos que son claros y estrictos. Varios procedimientos están en trámite y algún otro esperando la sentencia del Tribunal”.



¿Ha entregado oportunamente información de hechos que constituyen delitos a las instancias que corresponden o ha preferido guardar silencio, como es lo que se le acusa?
“En los casos que me ha correspondido he actuado de acuerdo a lo que exige el protocolo establecido por Iglesia y por la justicia ordinaria. He entregado todos los antecedentes a las instancias correspondientes”.

 

¿Qué pasó con la denuncia contra el padre Rafael Villena?
“El juicio ha seguido su curso y se espera ahora la sentencia del Tribunal Eclesiástico”.


Karin Lillo/
Claudio Rojas

 

Volver

Comentarios