Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Último fin de semana antes del inicio de clases

Paciencia y resignación marcaron la tónica en compras escolares

Con el fin de comprar listas escolares, por parte o en su totalidad, o bien para buscar las últimas prendas para lucir un uniforme impecable, muchos padre e hijos llegaron ayer, a última hora, hasta céntricos locales talquinos

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 26 de Febrero 2017

TALCA.- Resignados. Así estaban ayer muchos padres que, al mediodía, colmaban las principales tiendas del centro de esta ciudad, en búsqueda de la última prenda que les faltaba para completar el uniforme, o bien comprar las muchas veces interminables listas de útiles escolares, en el último fin de semana previo al inicio de las clases.

A sabiendas que en estas fechas algunos locales suelen llenarse de ávidos padres y alumnos, no quedaba otra que armarse de paciencia, y esperar el turno de ser atendidos, en una jornada en la cual imperaban el calor y humedad.

En busca de útiles escolares, Carolina Lefián y Eduardo González esperaban cerca del mesón, junto a sus dos pequeños hijos Francisco, estudiante de segundo básico del colegio Juan Ignacio Molina y Felipe, alumno de pre-kinder de la escuela de lenguaje Abejita Maya.

Carolina señaló que eran muchas las cosas a comprar, por tratarse de dos estudiantes. Contó que “le paso la lista a la niña y ella me busca todas las cosas. Así que me las llevo en un rato y no es tan complicado”.

La madre añadió que el costo de las compras dependerá de qué tantas cosas pida el establecimiento escolar, pero agregó que “lo más caro es el uniforme”. Y entre risas dijo que “hay que resignarse, no queda otra alternativa”.

Eduardo, sonriendo, recalcó que “el papá todavía está joven y puede trabajar para comprar lo que sus hijos necesitan”.

Comprando algunos útiles que les faltaban, también andaba la familia que integran María Cruz y Ulises Hormazábal, con sus hijos Valentina y Jonathan, ambos alumnos de séptimo año del colegio Adventista de esta ciudad, que comienza las clases este lunes 27 de febrero.

La madre explicó que acababan de comprar las poleras y también les faltaba comprar los chalecos, y consignó que “todos los años piden más o menos lo mismo, pero cuando son más chicos gastan más materiales”.

Enfrentados a los cuadernos, dijo que le daba lo mismo la marca pero sí buscaba modelos más femeninos, mientras que su hermano, quería que tuvieran motos o autos en la portada.

Con  el trámite ya terminado, Carla Zagal se retiraba de la librería, en la cual había comprado para su hijo José Ramos, quien cursa quinto básico en el colegio Juan Piamarta “lo principal, como estuches, lápices y cuadernos, porque nunca le piden de una vez todo”. Contó que, como ya es grande, “a él le van pidiendo los materiales en las distintas asignaturas, y ahí los compramos”.

 

UNIFORMES

Muy relajada, en cambio, andaba Yennifer Morales comprando varias prendas para el uniforme de sus hijos Denise y Yerko Candia, estudiantes del primero y segundo medio del Liceo Marta Donoso de Talca.

Comentó que “pensé que iba a haber más gente, pero lo bueno es que hay un buen surtido  y variedad de modelos. Es increíble, pero quedan tallas, a diferencia de lo que ha ocurrido en años anteriores. El precio, está casi igual que en otros años”, destacó la madre.

Otro de los artículos fundamentales de un uniforme son los zapatos. En esta sección estaba Claudio Arancibia, junto a su hija Antonia, alumna del colegio San Ignacio.

El padre destacó que, además de la calidad, lo que más le preocupa es “que sea cómodo para ella”. Y contó que era lo último que le faltaba comprar y con un suspiro agregó que “ropa, zapatos y útiles salen bastante caros”, por lo que entre risas dijo que “es la única, menos mal”.

El modelo que Antonia se estaba probando, conocido como modelo Mafalda o Reina,  era, precisamente, el más vendido entre las más pequeñas, según indicaron vendedoras de Almacenes Paris. Añadieron que los mayores, adolescentes hombres y mujeres optan por zapatillas con caña, principalmente.

Volver

Comentarios