Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Hecho acaecido en población Los Aromos

Padre e hija hacen justicia “por sus manos”

Con el fin de robar alguna especie, sujeto ingresó a un domicilio atacando al dueño de casa, sin contar que en su defensa saldría la hija, quien lo golpeó con un fierro hasta quitarle la vida. Antecedentes del caso calzan con la figura de la “legítima defensa”

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 07 de Julio 2016

CURICÓ.- “Me atacaron en plena casa. Nosotros tuvimos que defendernos. Eso es lo que pasó. Me defendió mi hija, si no habría muerto”. Así inició su relato, Rigoberto Hernández, de 75 años, tras regresar a su domicilio del pasaje Los Tulipanes en la población Los Aromos, lugar donde la madrugada de ayer y por segundo día consecutivo ingresó el mismo sujeto con el ánimo de robar alguna especie de valor.

Según relata el propio dueño de casa, la jornada anterior el mismo individuo había conseguido robarse una bicicleta, además de agredir a su hija, quien padece de esquizofrenia, hecho que fue constatado en el retén de Carabineros correspondiente al sector. Lo que no estaba en sus planes, fue lo que acaeció la madrugada de ayer, pasadas las 04.00 horas.

Ya nuevamente en el interior de la aludida casa, esta vez el intruso golpeó al dueño de casa “con un elemento contundente”, lo que fue advertido por su hija, Marisol Hernández, de 51 años, quien en su desesperación tomó un fierro de un antiguo catre, violentando al sujeto en varias oportunidades. Tras un forcejeo, que incluyó nuevas agresiones hacia el adulto mayor, su hija una vez más salió en su defensa, concentrado los golpes en la cabeza del individuo, quien ya en el suelo, producto de los fierrazos, no tuvo mayor reacción, falleciendo en dicho lugar. El propio padre con su hija fueron los encargados de dar cuenta de lo sucedido a la Policía de Investigaciones (PDI) de Curicó, siendo trasladados hasta el cuartel de calle Rodríguez.   

 

SUMIDO EN LA DROGA

La fiscal de turno, Lucy Bustamante, dispuso el arribo al lugar de peritos de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI curicana, quienes examinaron el cuerpo ya sin vida de la persona que ingresó al domicilio. Al cabo de algunas horas, se logró establecer que se trataba de Manuel Jesús Lecaros Albornoz, alias “El Monito”, de 35 años, domiciliado en otro pasaje del mismo sector, quien según reconoció su propio hermano, Francisco Lecaros, el cual llegó con otros familiares a la casa donde falleció, era asiduo consumidor de diversos estupefacientes, por ejemplo, cocaína base.  “Lo más doloroso para nosotros es que era nuestro hermano menor y que estaba metido en la droga durante bastante tiempo. Hicimos lo posible por sacarlo de esa maldita droga, que es la coca, la pasta, todo ese tipo de cosas, para nosotros era difícil luchar contra eso. Siempre estábamos preocupados que podría tener este destino”, indicó con evidente dolor y resignación.

 

EN LIBERTAD

Si bien tanto el papá como su hija llegaron en calidad de imputados al cuartel de la PDI de Curicó, por disposición de la propia fiscal de turno, entendiendo que los antecedentes recopilados encajaban en la figura de la “legítima defensa”, ambos recuperaron su libertad, quedando a la espera de la respectiva citación.

Volver

Comentarios