Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia moderada
Iansa condiciona su funcionamiento de planta a la siembra de 5 mil hectáreas de remolacha

Parlamentarios preocupados por compleja situación que viven remolacheros de Linares

La empresa señala que la Ley de Etiquetado de Alimentos, la caída en los precios internacionales del azúcar y la fuerte caída que ha tenido el tipo de cambio, son algunos de los gatillantes de la crisis.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 01 de Abril 2018

TALCA.- Gremios, trabajadores, autoridades locales y regionales, han comprometido sus gestiones y una fuerte campaña para que la planta Iansa de Linares siga operando en Maule Sur y no se pierda así una importante fuente laboral en la zona.
Es en este contexto que el senador por la región, Juan Antonio Coloma sostuvo una reunión con el ministro de Agricultura, Antonio Walker, para tratar el difícil momento por el que atraviesan los remolacheros de Linares y buscar en conjunto una solución al tema.
Al respecto el parlamentario indicó que “efectivamente me he reunido con el ministro de Agricultura para analizar y plantear la situación difícil que están viviendo cientos de remolacheros, transportistas y trabajadores de la Provincia de Linares con el anuncio de Iansa que, eventualmente, el próximo año no estaría contratando remolacha -en función- por el número de hectáreas disponibles y con un precio que baja de 50 a 47 dólares la tonelada”.
“Básicamente al ministro le expliqué que aquí hay temas que, obviamente, son de mercados donde los gobiernos no pueden hacer mucho como el precio internacional de la azúcar, pero hay otros temas que sí se pueden abordar de alguna forma”, indicó el parlamentario.
Entre los pasos a abordar manifestó que “primero, si efectivamente hay damping en la importación de azúcar, ver exactamente si es real eso y ver cuáles son las medidas que pueden darse para compensar esos subsidios que productores extranjeros pueden estar pagando. Segundo, hay un problema en la agroindustria en general muy complejo, respecto de los llamados impuestos por emisión, recordemos que esto fue diseñado originalmente para evitar la contaminación en las grandes ciudades y está básicamente pensada en las generadoras, pero lamentablemente esto está teniendo un efecto en industrias regionales, particularmente agrícola que por tener una capacidad determinada de más de 50 megas, están pagando un impuesto que está dejando a muchas fuera de mercado”.
En tercer lugar, para el senador Coloma, hay normas de la Ley de Etiquetado que “están generando problemas adicionales respecto de productos tan importantes para la Región del Maule, como la producción de remolacha y por tanto, el azúcar”.
Por último enfatizó que “así que creo que fue una reunión importante, quedamos la próxima semana de seguir con esta ronda, de hacer distintos estudios para ver si podemos entre todos tratar de resolver el problema que no es fácil, sabemos que estamos en momentos difíciles, pero estamos recurriendo a todas las autoridades que sean necesarias. También me reuní con el director nacional de Indap y la próxima semana podremos conversar con los remolacheros, sindicatos y transportistas, ver con qué otras medidas podemos hacer un frente común en esta materia”.

REUNIÓN CON LA EMPRESA
Paralelamente, una reunión clave se desarrolló el jueves recién pasado y que contó con la participación del gerente general de Iansa, José Luis Irarrázaval; el intendente regional, Pablo Milad; el senador de la región, Rodrigo Galilea y el alcalde de Linares, Mario Meza.
En la cita se analizó la preocupante situación que vive la planta a raíz de la situación económica actual alrededor del negocio del azúcar.
El precio internacional de la remolacha ha bajado considerablemente en los últimos años, además de los gravámenes asociados a la Ley de Etiquetado que tiene una serie de consecuencias para la industria que hoy es parte importante del desarrollo del Maule Sur.
Ante esto, el senador Galilea, luego de la reunión, manifestó que junto al intendente Milad se encuentra interesados en lograr una solución positiva para la población maulina. Explicó que es necesario que, por lo menos, existan 5 mil hectáreas plantadas de remolacha sólo en la Provincia de Linares para que la planta pueda funcionar.
“Hacemos un llamado a la empresa Iansa y a las agrupaciones de remolacheros para generar las condiciones objetivas que permitan sembrar ese mínimo de 5 mil hectáreas en la provincia”, afirmó el senador.
Cabe señalar que se estima un gran impacto para la zona el posible cierre de la planta, afectando a cerca de dos mil familias. Por eso, el senador Galilea, junto al intendente Milad, se encuentra trabajando en la misma línea para que los agricultores y la empresa encuentren una solución equilibrada y definitiva.
Karin Lillo

Volver

Comentarios