Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Gerente de Asuntos Públicos de Arauco lamentó la situación

Paro de camioneros afecta actividad productiva de Constitución

Esto ha derivado en un problema de abastecimiento a las plantas de la zona, generando problemas en los servicios asociados

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 18 de Noviembre 2017

TALCA.- Desde el lunes 13, la Asoducam está llevando adelante una paralización de actividades, donde argumentan un supuesto incumplimiento de acuerdo por parte de Arauco en cuanto a la distribución de carga con respecto al transporte licitado que también opera en esta zona.
Esto ha derivado en un problema de abastecimiento a las plantas en Constitución y también en actos de violencia en contra de los transportistas que sí desean seguir trabajando, lo que está llevando a Arauco a tomar la drástica decisión de tener que paralizar sus operaciones industriales en Constitución, generando una serie de problemas en la cadena de servicios agrupados.
Ante la falta de abastecimiento, el aserradero Viñales debió detener su funcionamiento y a mediados de la próxima semana, se haría lo mismo en las plantas de Celulosa Constitución y Licancel, en Licantén.
Además, estas plantas tampoco han podido enviar a puerto sus productos de celulosa, porque no hay garantías para el transporte de carga, sin ir más allá la planta Celulosa Constitución tiene en estos momentos 14 mil toneladas de celulosa sin poder enviar a puerto, lo que afecta directamente la actividad productiva.

ARAUCO
El gerente de Asuntos Corporativos y Comerciales de Arauco, Charles Kimber, señaló que “estas personas están exigiendo que no se realicen licitaciones, quieren tomar el trabajo que hoy tienen otros”.
De igual manera, asegura que lo que los camioneros pretenden tomar “es el trabajo que otros se han ganado de forma transparente a través de libre competencia. Ellos buscan asignaciones, atribuciones y cargas con tarifas a favor de ellos lo que claramente no es posible”, explicó el gerente.

CONSECUENCIAS
Obviamente el paro de camioneros ha traído más de una consecuencia, tanto a nivel local como internacional, debido a la producción de celulosa que se encuentra detenida, así lo asegura Charles Kimber. “Esto afecta directamente a nuestra producción, ingresos (…) Vamos a tener que ver por cuantos días se extiende esto. Si es necesario tendríamos que dar vacaciones colectivas a los trabajadores”, afirmó.
Asimismo, Kimber aseguró que desde Arauco están abiertos al diálogo. “Desde nuestra empresa estamos dispuestos a iniciar las conversaciones (…) Sin embargo, es conveniente que se empiecen a despejar los caminos, que circulen los autos y dejar de lado las amenazas a los empresarios de transporte, choferes que no pueden realizar el trabajo para nosotros”, señaló.

PARO PORTUARIO
Los trabajadores portuarios del sur y norte del país siguen movilizados y en paro, pese a la propuesta entregada por el Gobierno respecto de las pensiones de gracia que exigen los estibadores para el sector.
La movilización, ha generado pérdidas estimadas que van entre los 210 y 270 millones de dólares, solo por concepto de carga no transferida.
Sobre esta situación Charles Kimber explicó que la Región del Maule se ve directamente perjudicada, debido a la cancelación de despachos a los puertos.
“Esto está afectando, no solo la imagen de la empresas y a Chile, también el ámbito forestal, de la agricultura y una serie de otros productos. Los trabajadores portuarios son los que se ven más perjudicados debido a que no están recibiendo su renta (…) Son los pequeños, medianos empresarios y sus trabajadores quienes se ven estancados. Esperamos que se regularice esta situación e iniciar con normalidad las operaciones”, sentenció.
Distintos actores del comercio exterior han planteado la urgencia de encontrar una solución al conflicto, junto con retomar el debate sobre la definición de los puertos como empresa estratégica y evitar que la actividad vuelva a ser rehén, poniendo en serio riesgo la economía y el empleo.
“No podemos permitir que un grupo minoritario detenga los procedimientos de una parte importante del país (...) Ya son once días, es mucho tiempo y es una mala señal”, concluyó Charles Kimber.

María Paz Yáñez

Volver

Comentarios