Jueves, 23 de Mayo de 2019
Eso sí, se sienten dolidos por el daño moral que ha provocado

Pastores maulinos separan aguas de la crisis que está viviendo la Catedral Jotabeche

Hasta en los matinales se ha hablado en los últimos días de la vida de lujos que estaría llevando el cuestionado obispo Eduardo Durán.

Periodista: Karin Lillo - Fecha de Edición: 24 de Abril 2019

El polémico obispo Eduardo Durán (76) ha enfrentado los cuestionamientos luego de que anunciara que se casará con otra mujer. Dicha información fue la gota que rebalsó el vaso, ya que a eso se le suman las constantes críticas por su vida de lujos y que durante estos últimos días ha sido expuesta a la opinión pública.

 

En vista de esto, los diversos estamentos de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, también conocida como la Jotabeche, han exigido su renuncia.

 

Acá en la región, Ulises Muñoz, obispo de la Iglesia Pentecostal de Chile con sede en Curicó, es el líder de 220 pastores desde Arica a Coyhaique y el presidente del Consejo de Pastores en Talca, Iván Araya, se encargaron de aclarar que la crisis de la cual se habla hoy no es de la Iglesia Evangélica, sino más bien un conflicto que pertenece a la congregación Pentecostal de Chile Jotabeche, que es popularmente conocida porque ahí se desarrolla el Tedeum Evangélico.

 

“Cuesta entender el mundo evangélico porque hay más de 2 mil personalidades jurídicas en Chile, a eso se le suma una cantidad de grupos sin personalidad jurídica, al final hay un mínimo de 3 mil grupos evangélicos en Chile, con distintos nombres, énfasis en la fe. Cada iglesia constitucionalmente bien organizada tiene un gobierno distinto, no como la Iglesia Católica que tiene una jerarquía. Sí, todos promovemos la fe cristiana, los mismos valores”, indicó Ulises Muñoz.

 

Añadió que “separamos aguas de lo que se está viviendo en Santiago con el obispo Durán. Para una persona que no entiende cómo funcionan las Iglesias Evangélicas, es muy fácil que le brinde a la Jotabeche la representación, pero no es así”.

 

IMPACTO

El obispo Muñoz explicó que estos últimos días han sido muy difíciles, tal cual ocurrió cuando explotó la crisis de la Iglesia Católica por los abusos a menores. “Para nosotros ha sido doloroso el tema de la moralidad, más que el tema de las platas, que a mi juicio existe un problema de administración. Para nosotros es tema la doble vida del pastor, en la cultura evangélica no es aceptado, no es que estemos en contra de las personas que fracasan en su matrimonio, pero en el caso de un obispo es distinto”, señaló.

 

Incluso está establecido en los estatutos de la iglesia que para ser obispo debe llevar una vida que cumpla algunos requisitos como estar casado con una sola mujer, impensado es tener una amante, aclaró Muñoz.

 

Similar opinión presentó Iván Araya, quien, a su juicio, es lo que más ha dolido en la iglesia. “Hemos comentado esta situación y creemos que el obispo debe dar un paso al costado hace rato y así se habría evitado todo esto. Aquí más que el tema económico, es el tema moral. El obispo está llamado a tener una estatura por sobre los demás. Si el obispo puede hacer esto de tener una amante, entonces qué le queda a los demás”, cuestionó el presidente del Consejo de Pastores de Talca.

Volver