Miércoles, 26 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
La autocrítica sobre el egocéntrico rol de la Iglesia Católica de hoy

Pbro. César Carbullanca: “Si la Iglesia no es empática con la gente, va a estar acabada”

El sacerdote es teólogo y académico de la Universidad Católica del Maule. Manifestó que la llegada a la Diócesis de Talca del administrador apostólico, monseñor Galo Fernández, abre una nueva oportunidad para volver al centro del Evangelio

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 05 de Agosto 2018

TALCA.- “Esta crisis trasciende el tema de los abusos sexuales. Es una crisis que tiene que ver con el abuso de poder, con la falta de credibilidad de la Iglesia en su conjunto y que se aprecia en las encuestas que se han ido haciendo en los últimos años. Hay un descenso progresivo de feligresía, de confiabilidad de la institución y hay un descenso en las vocaciones también”, manifestó el sacerdote César Carbullanca.


A su juicio, la crisis que embarga a la institución chilena es de larga data y que se ha agudizado con las revelaciones de abusos sexuales a menores y de abuso de poder de parte de religiosos y religiosas.
“En el caso de la Pía Unión Sacerdotal de (Fernando) Karadima y su gente, se puede ver cómo se conjugan los tres niveles de poder que son propios de una iglesia de elite: el teológico, la espiritualidad y el psicológico. Ahora, se han vuelto transversales”, señaló el cura.

 

LOS PROBLEMAS
REALES DE LA GENTE
El estudioso de problemas sociales y religiosos indicó que la iglesia en Chile “se volvió hacia adentro”, situación que no permite enfocarse en los problemas reales de la comunidad.
“En la Región del Maule, en menos de 10 años va a existir un impacto medioambiental tremendo, debido a las minas y a las hidroeléctrica, pero uno ve que la iglesia sigue igual, abstraída, o sea, no dimensiona el impacto que ese cambio va a tener en la zona. Los incendios forestales por ejemplo, afectaron al medio ambiente, la calidad de vida y provocó sufrimiento en la gente, pero vimos una iglesia que no le ocurrió nada. Esa falta de adecuarse a los cambios que están produciéndose en la región, muestra una Iglesia que está vuelta hacia adentro, como que viviéramos en un mundo paralelo”, criticó el teólogo.
Añadió que “es como decir, aquí se acaba el mundo y no va a cambiar la iglesia. Eso demuestra lo que dice el Papa Francisco, que fue muy agudo en decir que la iglesia es una estructura egocéntrica, y eso es muy grave porque se supone que su fundador murió precisamente por dar su vida por los demás”.

 

DECLIVE
Su análisis indica que en la Región del Maule hay un millón 33 mil habitantes aproximadamente, sacerdotes en ejercicio diocesano 38 en total, “y si se observa la proporción es enorme, significa que esta institución va a tener que modernizarse o va en un declive peligrosísimo. Yo veo que es una institución que está en proceso de descomposición, así de grave”, reflexionó.


Para el sacerdote, la llegada de monseñor Galo Fernández es un “regalo de Dios”. Indicó que “en su primera homilía en la Catedral, él leyó el texto de las Bienaventuranzas y ese es un texto clave porque el Papa habla de que pareciera ser que a esta Iglesia de elite se le perdió el centro o cambió su corazón. Es que las Bienaventuranzas son el centro del Evangelio, éstas hablan de la utopía del reino, y las utopías son los sueños colectivos de los pueblos. Para recuperar el Evangelio es fundamental recuperar los sueños. Galo hizo una entrada acertadísima porque precisamente, para recuperar la ilusión, para instalar una iglesia profética, necesariamente hay que instalar el tema de la utopía”.
Por último recalcó que la iglesia tiene la misión de dar la vida, especialmente por los más pobres. “Dónde se juega su vocación, en ser capaz de iluminar las situaciones de dolor o de sufrimiento que vive la región”, emplazó Carbullanca.

 

Karin Lillo

Volver

Comentarios