Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
La ruta considera siete ejes

Pesentan carta de navegación energética 2018-2022

Se trata de un documento que guiará el trabajo del Ministerio de Energía durante los próximos años, y que busca hacer frente a los desafíos del sector.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Mayo 2018

TALCA.- El intendente regional, Pablo Milad, y la seremi de Energía, Anita Prizant, lanzaron ayer “Energética, liderando la modernización con sello ciudadano”, la carta de navegación de la cartera de Energía del Gobierno.
La ruta tiene considerado siete ejes: modernización energética, energía con sello social, desarrollo energético, energía baja en emisiones, transporte sustentable, eficiencia energética y educación, y capacitación energética.


Todos estos ejes se desarrollan bajo la lógica de una adecuada integración de los tres pilares del desarrollo sostenible, donde las temáticas ambientales y sociales permitan la correcta internalización de las externalidades del pilar económico, para así contribuir a un verdadero desarrollo sostenible del sector energético, como finalidad última de la presente ruta energética.
“La ruta energética es una necesidad de hoy en día. Primero porque tenemos que proteger el medio ambiente y también porque la energía renovable es el futuro, muy próximo que tenemos que trabajar y no solo de parte del Gobierno, sino que con todos los sectores, con fundaciones, con medioambientalistas, etc”, indicó el intendente Milad.
La seremi de Energía explicó que hace un mes aproximadamente, un centenar de personas fueron parte de este proceso participativo en Talca y expresaron su opinión sobre cuáles son sus expectativas y qué consideraron relevante como política energética de aquí al 2022.
“Este insumo se ha traducido en este libro, que es la ruta energética y que marca el trabajo que va a realizar el Ministerio de Energía en los próximos años. Esto comprende siete ejes y 10 compromisos, donde dentro de los compromisos más importantes en la Región del Maule es el de energía con sello social”, entre otras acciones, señaló Prizant.

 

ACERCAR LA ENERGÍA
Este proceso tuvo como objetivo elaborar de manera conjunta los compromisos que el Ministerio de Energía hará con el país. También avanzar en una agenda que ayude a acercar la energía a la ciudadanía y que tenga como foco mejorar la calidad de vida de las personas; generar redes de trabajo con los actores del sector, las regiones y las comunidades, y conseguir el mayor consenso posible.
La cartera sostiene que también se requiere dar un mayor impulso a la competencia, a la incorporación de innovaciones en el sector eléctrico, a la planificación del futuro fin de la generación con carbón, a los nuevos desafíos de la masificación de las energías renovables, a la regulación de la leña, al cambio climático y al medio ambiente, a la ley de eficiencia energética, la seguridad de la infraestructura y del mercado eléctrico, entre otros.

 

CÓMO SE GENERÓ
LA RUTA
Los principales temas que fueron planteados durante la ruta fueron eficiencia energética, leña y calefacción, ciencia tecnología e innovación, cambio climático, acceso y equidad energética y movilidad eléctrica. También se recogieron las inquietudes ciudadanas en temas como educación y cultura energética, gestión de proyectos y desarrollo, matriz energética renovable, integración energética, ordenamiento territorial y regulación para el futuro.
Por último, se plantearon importantes desafíos en materia de generación distribuida, equidad de género y energía, modernización del Estado, mercados energéticos eficientes, termoelectricidad sustentable y seguridad y calidad de suministro.

 

10 compromisos
Los 10 compromisos dicen relación con aumentar en 10 veces los vehículos eléctricos existentes en el país, cuadruplicar la generación distribuida renovable de pequeña escala, levantar el primer mapa de personas sin electricidad, modificar la Ley de Distribución, regular la leña y sus derivados, reducir en 25% los tiempos de tramitación ambiental de los proyectos energéticos, iniciar la descarbonización de la matriz energética, modernizar la institucionalidad y capacitar a 6 mil operarios técnicos y profesionales en el uso de la energía.

Karin Lillo

Volver

Comentarios