Viernes, 21 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Para abrigar a los necesitados

Plan de Invierno comenzó una semana antes de lo previsto

Las bajas temperaturas que se han mostrado en constante descenso desde el pasado fin de semana, provocaron que se pusieran en marcha esta estrategia, en pos de salvaguardar a los necesitados que se encuentran vulnerables al reciencomenzado invierno.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 05 de Junio 2018

TALCA.- Como parte de las acciones preventivas para no tener que lamentar pérdidas de vidas humanas a raíz de las bajas temperaturas que anuncian el recrudecimiento el presente invierno, a nivel regional se ha puesto en marcha el “Plan Invierno”, estrategia que dota con alimento, cobija y asistencia médica a aquellos, que por determinadas razones, se encuentren expuestos al impacto al severo clima.
Además del apoyo y acompañamiento a tan vulnerable grupo social, dicha iniciativa está orientada a proteger a aquellos individuos que se encuentren en situación de calle, la cual comprenden casi 600 personas en la región.
Y es que la anticipación en este tipo de casos es una de las visiones proporcionadas por Juan Eduardo Prieto, seremi de Desarrollo Social, al declarar que debido a las bajas temperaturas que están afectando a la región, diversas instituciones han trabajado intensamente para habilitar albergues y rutas calles en el Maule.
La estrategia se puso en marcha una semana antes a lo presupuestado, teniendo en cuenta que la iniciativa en el Maule tiene una cobertura de 135 días, programa que cuenta con un respaldo económico de unos 175 millones de pesos.
En tal sentido, en el Maule se aplica en las comunas de Talca con 40 cupos, 80 capacidades en Curicó y una decena en Linares, registrando en su totalidad una cobertura de 130 camas repartidas en unas cuatro instalaciones presentes en las principales capitales provinciales de la región.
A esto se suma la Ruta Calle, destinado a auxiliar a las personas que por decisión propia prefieren seguir a la intemperie. Este particular comprende de unos 55 cupos, distribuidos en Talca con unas 25 capacidades y el resto para Curicó.
En palabras del seremi de Desarrollo Social, “hoy podemos decir que todo está operativo. Solo falta habilitar el albergue de Talca, pero momentáneamente las personas en situación de calle están siendo derivadas al Hogar de Cristo a través de un sobrecupo que financiamos”.

ALIANZA
Es por ello que también se han creado alianzas con fundaciones como el Hogar de Cristo, la cual también ha protagonizado acciones en esta dirección como lo son las hospederías, con cuatro instalaciones de este tipo en la región, segmentadas con 50 camas ubicadas en Curicó, 35 capacidades en Talca, a lo que se suman las dependencias de Linares y Cauquenes, sumando en su totalidad unos 136 cupos.
Nicanor Huentemilla, director ejecutivo del Hogar de Cristo para la región del Maule, resaltó que “también tenemos la posibilidad de más o menos sumar 20 camas más cuando llega la temporada de invierno”.
A esto se suma un sobrecupo de otras 40 camas más entre las dependencias de esta fundación en Curicó y Linares “y el Ministerio de Desarrollo Social nos pidió que nos hiciéramos cargo del albergue que licitaron para Talca, el cual esperamos abrirlo esta semana, pues lo estamos habilitando”, detalló el director ejecutivo de la fundación.
En total, esta alianza se traduce en unos 270 cupos para salvaguardar a tan vulnerable grupo de personas, es por ello que “duplicamos la cantidad de camas, lo cual representa un volumen mayor de lo que nosotros pudiéramos hacer por sí mismos”, según criterio de Nicanor Huentemilla, quién aseguró contar con la logística necesaria para asumir esta misión social.
Otros de los convenios materializados en este sentido son los acordados con AIEP en Talca y Curicó, que aportaran diagnósticos preventivos de salud, reparaciones menores en la infraestructura de los albergues de ser necesario, la recolección de ropa de invierno y otras iniciativas dirigidas al acompañamiento.
A esto se suma la coordinación de una nueva edición de la campaña “Si el frío no para, el Maule tampoco”, iniciativa que recoge frazadas y kits de aseo para entregar a las personas en situación de calle, además de hacer visible a la sociedad la realidad de las personas en situación de calle, trabajo que es posible gracias a la alianza con Desafío Levantemos Chile en Talca, Hogar de Cristo, ONG Alta Tierra y AIEP en Curicó-Talca, entre otras institucones.

Michel Hechavarria

Volver

Comentarios