Miércoles, 26 de Junio de 2019
Entrará en funcionamiento en la primera quincena de junio

Plan Invierno viene con novedades para personas en situación de calle

Por primera vez se implementará una ruta médica, además de la activación del “código azul” cuando se registren temperaturas extremas y excesivas precipitaciones, y la habilitación de un albergue para Linares.

Periodista: Anaís Duque - Fecha de Edición: 28 de Mayo 2019

Las bajas temperaturas que se registraron la semana pasada obligaron a que partiera la marcha blanca del Plan Invierno y así evitar que las personas en situación de calle sufrieran las consecuencias del inclemente frío, propio de la Región del Maule en época invernal.


Sin embargo, de manera oficial, el Plan Invierno partirá la primera quincena de junio. Mientras tanto, las autoridades sostuvieron una reunión que denominaron “mesa calle” y así articular los esfuerzos intersectoriales y, también, con organizaciones para definir cuál será el accionar para este 2019.

 

Las novedades en primera instancia serán tres. Primero, la activación del “código azul”, cuya alerta es una estrategia para salvaguardar a las personas en situación de calle y se activa en las grandes ciudades cuando las temperaturas son menores a los 0° C o cuando bajan de los 5° C junto a probabilidad de lluvia mayor al 50%.


La segunda particularidad para este año será la habilitación de un albergue para la comuna de Linares, con capacidad de 30 cupos, acción que busca facilitar el acceso a los servicios para quienes no tienen un hogar y pernoctan a la intemperie.


“Es un trabajo coordinado con distintos servicios como son Carabineros, seguridad pública, Senda, Servicio de Salud, las gobernaciones, los municipios y hoy día buscamos hacernos cargo de una realidad aumentando los distintos dispositivos”, refirió el seremi de Desarrollo Social y Familia, Juan Eduardo Prieto.


RUTA MÉDICA
La tercera innovación en el plan será la ruta médica, que buscará brindar atención de salud básica a aquellos que viven en las calles, específicamente en el lugar donde pernoctan, para ser derivados a centros asistenciales de necesitarlo.

 

Sobre lo anterior, Osvaldo Acevedo, director del Servicio Salud Maule, explicó que “implica hacer una ronda de salud para ir a acompañar a las personas en situación de calle. Sabemos que muchas personas no siempre se acercan a nuestros centros de urgencia, ellos tienen una forma particular y nosotros queremos acercarnos, ya que ellos a veces no se acercan a los centros de salud”.

 

Así entonces, en Curicó, Linares y Talca, estará desplegado un equipo interdisciplinario conformado por un médico, una enfermera/o, un conductor que los traslade y un asistente social para verificar el estado de salud de las personas, ya que durante climas extremos suelen ser más vulnerables.


“Lo fundamental acá es que a veces tenemos que entender que estas personas tienen una cultura de vida de calle, significa que son personas que muchas veces no tienen red de apoyo familiar con situaciones conflictivas, entonces, esas situaciones sociales muchas veces, más las situaciones del invierno, propiamente del tiempo, hacen que se afecte mucho más los cuadros respiratorios”, refirió Acevedo.


El director del SSM especificó que “nosotros queremos que antes de encontrarnos la situación de que a un paciente, una persona en situación de calle, le ocurra algo complicado, llegar hacia ellos para lograr detectar y desde ahí poder promocionar una atención trasladándolos a un centro de salud y detectar, pero en sitio”.

 

PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE
En la Región del Maule, según el reporte del Registro Social Calle 2018, hay 597 personas en situación de calle. La mayor cantidad se concentran en Curicó (220), Talca (147) y Linares (167), cuyas edades oscilan entre 18 y 60 años.


La realidad es que muchas veces aquellos que eligieron como hogar las calles, se rehúsan a ingresar a albergues o sobrecupos dispuestos por el Ministerio de Desarrollo Social u otras organizaciones. De allí en más, el reto gubernamental es disminuir sus niveles de vulnerabilidad y prevenir deterioros graves a su salud.


El intendente del Maule, Pablo Milad, indicó también que se está trabajando en un macro centro para la desintoxicación de drogas para quienes por este motivo pernocten en las calles.

 

“Estamos trabajando en conjunto para mejorar la calidad de vida. Sé que falta mucho por trabajar, pero estamos avanzando paso a paso en una solución. Queremos como objetivo que estas personas se puedan reinsertar otra vez a la sociedad, muchos de ellos tienen la intención profunda y nosotros estamos tratando de buscarles trabajos para que se puedan incorporar otra vez y de forma definitiva a la sociedad”, comentó Milad.

Volver