Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Ha pasado una semana del asesinato de un joven en la placilla

Población Manso de Velasco volvió a la tranquilidad tras el asesinato del “burrito”

Hoy se cumple una semana del hecho donde dieron muerte a un joven de la población, por presuntas rencillas entre hinchas. Los vecinos retomaron sus rutinas, pero siguen sorprendidos.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 14 de Octubre 2018

TALCA.- En décadas, por los menos en las cinco últimas, ningún vecino recuerda un crimen cometido entre las calles de la población Manso de Velasco de Talca. Eso cambió el domingo 7 de octubre, cuando el cuerpo Rubén Barros Núñez amaneció tendido con un disparo en la cabeza en la placilla ubicada entre las calles 19 Oriente y 6 Sur. Hoy cuando se cumple una semana del hecho, los habitantes han retomado con normalidad sus rutinas, aunque siguen sorprendidos, en un entorno convertido ahora en un lienzo blanco y negro en memoria del joven asesinado.
El estupor y la zozobra que consumía a los habitantes del sector la pasada jornada dominical se redujo conforme avanzó la semana. Aunque se mantiene uno que otro rumor de posibles acciones vengativas contra el menor de edad y el de 24 años implicados en el caso (el primero como autor confeso del homicidio y el otro señalado como coimplicado), quienes estaban domiciliados en el mismo sector.
Al mismo tiempo, desde que los implicados en el caso ya no están en la población retornó la tranquilidad, según observaron algunos vecinos quienes pidieron omitir su identidad por seguridad.
En Manso de Velasco, las peleas entre hinchas del fútbol no son parte de la cotidianidad, según coincidieron varios residentes del lugar. En la zona existen dos equipos, el Unión Pacífico y el Bernardo O\'Higgins y la rivalidad no se transforma en violencia fuera de la cacha.
Lo mismo pasa entre los fanáticos de los equipos del fútbol nacional. Por eso, dicen haberse sorprendido con el crimen y con el hecho de que una de las presuntas causas haya sido las rencillas entre hinchas del Colo Colo y Rangers.
Apenas recuerdan algún conflicto entre las barras sucedido hace años cuando quitaron un banderín de uno de los equipos, lo que causó molestias entre los hinchas, pero no transcendió más allá.
La población, defendieron sus habitantes, es incomparable con sectores de otras regiones, donde sí existe una rivalidad deportiva violenta.

RECUERDOS DE EL BURRITO
A Rubén Barros Núñez lo conocían como El Burrito en la población donde vivió con su padre y hermano hasta el día de su muerte. “No molestaba a nadie”, “Nunca fue un niño loco”, fueron algunas de las frases usadas por los vecinos para describirlo.
Era ayudante de chef y estaba esperando un llamado para ir a trabajar en el sur. Recientemente, se había inscrito en un curso de soldadura. Era hincha del Colo Colo y, como tal, viajaba constantemente a Santiago con las barras capitalinas. Aquí, era uno de los “Talcacike”.
Antes de su muerte, solo en el pasaje 2 de Manso de Velasco había un mural dedicado al equipo “albo”. Ahora, las paredes en la placilla y cercanías son todas del cacique, huella marcada por los compañeros de barra de Núñez que vinieron de Santiago al sepelio. Y a un lado del pasto donde quedó tendido su cuerpo improvisaron una animita, donde van los vecinos a dejar flores y velas, los amigos un par de cervezas y un padre que acude a diario a visitarlo.

Marlyn Silva

Volver

Comentarios