Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Las lecciones que deja la Ley de Cuotas en la región

Poca competitividad truncó conquista de escaños a mujeres

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 29 de Noviembre 2017

TALCA.- Cerca de cuarenta candidatas mujeres se postularon por la región del Maule para optar por un cupo en el Parlamento en los pasados sufragios. La representatividad femenina en las papeletas aumentó, pero conocidos los resultados solo una de estas conquistó un escaño.
Contrario a la realidad local, la suma del alcance a nivel nacional arroja una cifra más representativa. Un total de 35 mujeres fueron electas, lo que se traduce en un incremento de 6%, respecto a la última elección parlamentaria.


Este contraste entre nación y región era esperable para Mauricio Morales, director del Centro de Análisis Político de la Universidad de Talca.
A su juicio, el volumen de mujeres electas en la región se relaciona directamente a dos factores: el voto rural y la poca competitividad de las aspirantes.
“La conducta electoral de los votantes en zonas rurales tiende a ser más masculina que femenina. Lo otro es que la oferta de candidaturas femeninas, si bien alcanzó el 40%, muy pocas de ellas, salvo una, fue competitiva”, señala.
De hecho, para el académico, la única figura femenina electa, no corresponde necesariamente al sexo.
“Quizá el caso más paradigmático es el de Ximena Rincón, electa como senadora por la Región del Maule, pero eso se explica más que por el sexo de la candidata, a las bases que ella cultivó cuando fue senadora por la región”, indicó.

 

ROL DE LOS PARTIDOS
Si bien, cumplir con el porcentaje de candidatas por ley es una obligación para los partidos, si se pretende materializar las postulaciones en un escaño, será preciso el rol de estos en presentar figuras competitivas y generar liderazgos fuertes, según explica Morales.
“Si es que los partidos sienten que sus mejores cartas son hombres, van a utilizar las mujeres como relleno de las listas y, por lo tanto, no van a tener muchas razones para impulsar candidaturas femeninas, salvo el bono de 500 UF que se le entrega a cada partido por cada mujer electa. Más allá de ese incentivo no hay. Lo otro es sanción si no completas el 40% de la cuota”, asegura.

 

APORTE DESDE
LAS BASES
Desde una evaluación social, el académico Fernando de la Cuadra, sociólogo e investigador del Centro de Estudios Urbano Territoriales de la Universidad Católica del Maule, considera que “la sociedad todavía tiene que ir asimilando que las mujeres tienen capacidad para gobernar, para administrar, para legislar (...) En muchas provincias todavía falta bastante que avanzar en esta noción que las mujeres pueden tener las mismas capacidades que los hombres, estamos marcados por una matriz patriarcal que viene desde la época de la colonia”.
A su juicio, además del rol del Estado y las políticas públicas para generar transformaciones, es necesaria la discusión desde las bases de la sociedad. “La propia sociedad tiene que ir renovando estas ideas, discutiendo estas ideas, y para eso están las instituciones, las universidades, los movimientos sociales, las juntas de vecinos, los grupos de jóvenes”, dijo. Estimar en este tiempo, los alcances de estas transformaciones sociales son impredecibles, según explica el sociólogo. Sin embargo, se arriesga a apostar por la generación que actualmente tiene entre 18 a 20 años. “Yo creo que en una generación más, estoy viendo que los jóvenes de ahora, están cambiando, las niñas son mucho más seguras de sus derechos, participan más, en la misma universidad son mucho más empoderadas”, indicó.

Wendy Lucena

Volver

Comentarios