Miércoles, 26 de Junio de 2019
Hoy se conmemora el Día Mundial del Donante de Sangre

¿Por qué ser donante voluntario de sangre?

La Región del Maule registra un 52% de aportes altruistas, muy por encima de la media nacional que es un 32%. En el marco de esta importante fecha, la Casa del Donante, junto a la Universidad Autónoma de Chile, sede Talca, desarrollaron durante dos días una colecta de sangre en dependencias de la casa de estudios superiores. Aquí los testimonios de tres donantes que explican por qué les nace hacerlo.

Periodista: Karin Lillo - Fecha de Edición: 14 de Junio 2019

Julia Suazo (21), cuarto año de Trabajo Social
“Siempre me llamó la atención el tema de donar sangre, yo me considero donante de órganos, entonces ahora que tengo la posibilidad, aproveché la oportunidad y doné. El año pasado ya había donado y ya habían pasado varios meses, que es el periodo que se necesita entre una donación y otra. Yo digo que se atrevan a donar sangre, siempre y cuando cumplan con los requisitos. Es algo que les toma pocos minutos y pueden ayudar a otras personas que lo puedan necesitar, así como después le puede pasar a uno en caso de un accidente o necesitar una transfusión de sangre. A mi familia no le parece que sea donante de órganos, pero yo pienso que le puede ayudar a otra persona que lo necesita. ¿Por qué no darle la oportunidad a otra persona de seguir viviendo más años?”.

 

Savka Ormeño (20), tercer año de Obstetricia y Puericultura
“Donar sangre es como una muestra de solidaridad porque hay gente que de verdad lo necesita y me gustaría que si algún familiar lo necesitara, esté la sangre disponible para que alguien la pudiera utilizar. Yo doné el año pasado y este año quise hacerlo de nuevo. Trato de que mi familia también lo haga porque encuentro que es una forma de devolver la mano muchas veces. Donar sangre no duele, la verdad es que no se siente nada especial, por lo menos yo me quedo muy tranquila, relajada, hasta que saquen la sangre suficiente. A mi familia en general no le gusta mucho que done sangre, pero aceptan el hecho de que lo haga, siempre y cuando no me sienta mal. Apoyan mi decisión y yo trato de convencerlos que lo hagan. También soy donante de órganos y le pedí a mi familia que respete mi decisión”.

 

Daniela Alarcón (22), tercer año de Kinesiología
“Es primera vez que dono sangre y siento que es necesario ser solidarios, como sociedad. Uno tiene que hacerlo de forma desinteresada porque uno nunca sabe, le puede hacer falta a un familiar, a uno, a cualquier persona y a veces no hay. Es primera vez que dono y estoy nerviosa, por el pinchazo, entonces son como nervios, pero a la vez estoy feliz porque sé que es algo bueno lo que estoy haciendo, sobre todo porque es para ayudar a los demás. Mi familia no sabe que estoy donando, pero aproveché la campaña acá en la universidad y porque un compañero (Nicolás Silva) que ha donado muchas veces, me dijo que es una bonita experiencia, por eso yo lo quise hacer. Yo creo que después seguiré donando sangre porque estudio Kinesiología y lo hago para ayudar a otros. Todos deberían ser más solidarios y donar sangre porque es algo que es necesario”.

Volver